por falta de quórum

El efecto del 8-M llega al Parlamento Vasco: por primera vez una huelga paraliza un pleno

La ausencia de todas las parlamentarias, a excepción de las del PP, y la 'baja' de algunos de los hombres obliga a suspender la sesión de control al Gobierno al ocuparse solo 31 de los 75 escaños

Foto: El Parlamento Vasco suspende este viernes la sesión de control al Gobierno por falta de quórum debido a la huelga. (EFE)
El Parlamento Vasco suspende este viernes la sesión de control al Gobierno por falta de quórum debido a la huelga. (EFE)

El 8-M ha logrado lo que ninguna otra huelga había conseguido en el Parlamento Vasco: paralizar la actividad plenaria. La Cámara de Vitoria se ha visto forzada esta mañana a suspender el pleno de control por falta de quórum ante la ausencia de las parlamentarias de todos los grupos, a excepción de las del PP, y la baja de algunos de los hombres con representación en el hemiciclo. Estas ausencias han motivado que no existiera el quórum suficiente para celebrar la sesión de control al Gobierno, ya que el reglamento exige que estén presentes “la mitad más uno” de los miembros de la Cámara, esto es, 38 de los 75 parlamentarios.

“Se procede a cancelar la sesión”, ha proclamado pasadas las 9.30 horas el vicepresidente segundo, el socialista Txarli Prieto, que ha tenido que ejercer las funciones de presidente del pleno ante las ausencias de la responsable de la Cámara, Bakartxo Tejeria (PNV) y de la ‘número 2’ Eva Blanco (EH Bildu), que han decidido sumarse a la huelga al igual que sus compañeras de grupo y las representantes del PSE y Podemos.

Se trata de una situación inédita en la Cámara: El pasado año no se paralizó la actividad porque las parlamentarias del PNV no se sumaron a la huelga

Se trata de una situación inédita en la Cámara vasca. El 8 de marzo de 2019 ha conseguido lo que no consiguió el pasado año la primera huelga feminista de España con motivo del Día Internacional de la Mujer. El por qué de este nuevo escenario se debe a que, este año, las representantes del PNV en el hemiciclo sí se han sumado a la huelga. En todo caso, ha sido necesaria la ‘ayuda’ de algunos parlamentarios para que se diera la falta de quórum necesaria para paralizar la actividad.

Las mujeres ocupan 40 de los 75 escaños del Parlamento Vasco, pero la decisión de las cuatro representantes del PP de no secundar la huelga desactivaba la mayoría necesaria para suspender la sesión. Así, la falta de quórum se ha producido por la ausencia de algunos parlamentarios de Podemos por solidaridad o por motivos de conciliación familiar, para facilitar que sus parejas hagan huelga, además de otras bajas motivadas por permiso de paternidad (el ‘jeltzale’ Kerman Orbegozo) o cuestión de agenda (Pello Urizar, de EH Bildu, se encuentra de viaje oficial en Bruselas). En total, se han ocupado 31 de los 75 escaños de la Cámara, un número insuficiente para celebrar la sesión de control al Gobierno.

La decisión de secundar la huelga no tendrá consecuencias económicas para las implicadas, ya que los parlamentarios no tienen derecho a la huelga al no estar sujetos a la legislación laboral ordinaria, de modo que no se les descontará dinero de la nómina. No obstante, las mujeres que no han acudido a la sesión se han comprometido a destinar la cantidad correspondiente a esta jornada a diferentes causas. A este respecto, las representantes del PNV, PSE y Podemos han anunciado que donarán el dinero a asociaciones en defensa de los derechos de las mujeres, mientras que las de EH Bildu lo distribuirán entre las trabajadoras de la formación que secunden el paro y sí se les aplique la merma económica en el salario a modo de compensación para que pierdan el menor dinero posible.

La parlamentaria del PP Laura Garrido ha defendido la postura de las representantes del partido en el hemiciclo de acudir a la sesión como un día normal porque "la mejor manera de reivindicar con mayúsculas" las demandas del 8-M es "estar presentes en el pleno" y "cumplir con el trabajo y las obligaciones". Según ha afirmado, la causa de la mujer es "una lucha diaria", por lo que "la mejor forma de reivindicar el papel y las cosas que quedan por conseguir para la igualdad efectiva es venir hoy al pleno y trabajar". A este respecto, ha enmarcado el cambio de criterio de las parlamentarias del PNV con respecto al pasado año en la cercanía de las elecciones generales del 28 de abril y de los comicios autonómicos (en el País Vasco son forales) y municipales del 26 de mayo. "Es innegable que estamos ante varios procesos electorales y hay mujeres de algunos partidos que han cambiado su posición", ha señalado.

Se trata de la primera vez que una huelga obliga a cancelar un pleno por falta de asistencia, aunque existen precedentes de sesiones que se tuvieron que suspender en 2001 por el boicot de los parlamentarios de la oposición, que se ausentaron en varios plenos en protesta por la forma elegida para votar las enmiendas a la totalidad presentadas a los presupuestos del entonces lehendakari Juan José Ibarretxe.

No solo el Parlamento se está viendo afectado por el 8 de marzo, que está teniendo su repercusión en las principales instituciones del País Vasco. Las tres diputaciones forales y los ayuntamientos, en términos generales, no van a celebrar ningún acto público. La Junta de Gobierno local del Consistorio de Vitoria no se ha celebrado ante la ausencia de las ediles del PNV y el PSE, como tampoco la posterior comparecencia del alcalde, Gorka Urtarán, para dar cuenta de los acuerdos alcanzados. En el seno del Gobierno vasco, las consejeras han cancelado todos sus compromisos salvo la titular de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, que se encuentra de viaje oficial en Estados Unidos, si bien ha anunciado que llevará a cabo algún gesto de apoyo al 8-M.

Urkullu abandona el hemiciclo tras suspenderse este viernes la sesión de control. (EFE)
Urkullu abandona el hemiciclo tras suspenderse este viernes la sesión de control. (EFE)

Ante la celebración de esta jornada, El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha querido mostrar su apoyo a la causa feminista y a su "compromiso" con la lucha en favor de la igualdad entre hombres y mujeres. Tras la suspensión del pleno de control en la Cámara de Vitoria, el presidente vasco ha manifestado que la de hoy es también una jornada de "concienciación" para los hombres con el fin de que trabajen para lograr la "legítima reivindicación" de acabar con la discriminación por razón de sexo. "Tenemos que ser conscientes de que es un día de reivindicación por parte de la mujer y un día también de concienciación para los hombres en la necesidad de trabajar día a día por la igualdad de la mujer", ha subrayado.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios