abre una consulta pública previa al decreto

¿Vivienda con un mínimo de sol? País Vasco busca fijar condiciones de habitabilidad

Interpela a la ciudadanía de cara a regular criterios mínimos y normas de diseño: "¿Habría que potenciar zonas de lavado o tendido de ropa?", pregunta entre otras cuestiones

Foto: Visitantes a un salón inmobiliario de vivienda observan la maqueta de un edificio. (EFE)
Visitantes a un salón inmobiliario de vivienda observan la maqueta de un edificio. (EFE)

¿Cree que las viviendas deberían tener un mínimo de soleamiento al día? ¿Habría que potenciar zonas de lavado o de tendido de ropa en los edificios? ¿Se debería ofrecer viviendas con núcleos de servicio y huecos de fachada, y que después cada uno se distribuya la vivienda como quiera? Estas son algunas de las cuestiones que el Gobierno Vasco ha planteado a la ciudadanía para conocer su opinión de cara a fijar por decreto las condiciones mínimas de habitabilidad y las normas de diseño que deben cumplir las viviendas y los alojamientos dotacionales de la comunidad autónoma.

El Ejecutivo de Iñigo Urkullu tiene previsto regular las condiciones mínimas de habitabilidad y las normas de diseño, tanto en el caso de la obra nueva como en el caso de las viviendas existentes, con el objetivo de unificar los criterios mínimos de habitabilidad e incorporar pautas de sostenibilidad, accesibilidad, de género, equipamiento, salubridad, funcionales y espaciales en el diseño. Para ello, ha abierto una consulta pública para recabar la opinión de los ciudadanos y de las organizaciones potencialmente afectadas por el futuro decreto que reglará esta cuestión.

"¿Se debería ofrecer viviendas con núcleos de servicio y huecos de fachada, y que después cada uno se distribuya la vivienda como quiera?", plantea

La futura norma tiene por finalidad "establecer las condiciones de emplazamiento de forma que la vivienda resultante sea digna y en armonía con el entorno y en medio ambiente, y permita su utilización, mantenimiento y disfrute en unas condiciones económicas proporcionadas", según refleja el Ejecutivo vasco en el documento explicativo de la consulta pública.

Entre las cuestiones que plantea para recabar la opinión ciudadana de forma previa a la elaboración de la norma, el Gobierno Vasco pregunta a la población si considera que las viviendas deberían contar con un tiempo mínimo de soleamiento al día o si permitiría que su casa solo tuviera orientación norte. "¿Considera importante la doble orientación de la vivienda?", interpela en relación al emplazamiento. En cuestión de equipamiento, plantea a los vascos si consideran que se debería potenciar en los edificios de vivienda los espacios comunitarios, las zonas de lavado o de tendido de ropa, entre otras dotaciones. También interpela por si "creen que se debería ofrecer viviendas con núcleos de servicio, y huecos de fachada y que después cada uno se distribuya la vivienda como quiera". Asimismo, en este ámbito, pregunta si se considera "imprescindible tener garaje y trastero con la vivienda" o si se cree que "los espacios de tendedero se pueden sustituir por máquinas secadoras".

El Gobierno pregunta si se ve "imprescindible tener garaje y trastero" o si se cree que "los espacios de tendedero se pueden sustituir por secadoras"

La consulta pública también aborda cuestiones relativas al diseño de las viviendas. "¿Considera que la cocina debería incorporar el espacio para comer o prefiere que este se incorpore al salón?", plantea el Ejecutivo de Vitoria, que igualmente interpela sobre "la distribución actual de la vivienda (salón-comedor, cocina, baños, dormitorio)" y "las otras distribuciones" alternativas que se llevarían a cabo, así como los equipamientos que se incorporarían a título personal.

Estas son las cuestiones específicas por las que se interesa el Gobierno vasco con vistas a la futura regulación en esta materia. Dentro de los aspectos "generales", la consulta pública pregunta por "lo primero" que se "cambiaría o incorporaría" a la vivienda o por si se "debería establecer una cédula de habitabilidad". Otras preguntas aluden a si la vivienda "debe ser flexible para acomodarse al cambio de las circunstancias de sus ocupantes o las personas deberían cambiar de vivienda", o a si se considera que "las viviendas actuales son fáciles y económicas de mantener por su configuración, diseño y materiales". "¿Cuál sería para usted la relación idónea de número de personas por vivienda y superficie?", interpela entre otras cuestiones.

Son numerosas las cuestiones que plantea el Gobierno vasco, que deja constancia que este proceso abierto para recabar las opiniones y sugerencias ciudadanas sobre las condiciones mínimas de habitabilidad y las normas de diseño que deben reunir las viviendas se realiza "sin perjuicio de las medidas adicionales de participación a desarrollar en los sucesivos trámites, preceptivos o no, de la tramitación del proyecto normativo propuesto". La consulta estará habilitada hasta el próximo 5 de diciembre a través de Irekia, el portal web institucional de la Administración General del País Vasco.

El Gobierno de Vitoria pretende tener encauzado en el plazo de tres años el desarrollo de la Ley de Vivienda, aprobada en 2015, para asentar las bases para una política de vivienda sostenible a partir de "un modelo de gestión eficiente y efectivo". La actual normativa tiene por objeto "la regulación del derecho al disfrute de una vivienda digna y adecuada" en la comunidad y, a este respecto, uno de los aspectos que quedan sometidos a su desarrollo reglamentario es el de la regulación de las condiciones mínimas de habitabilidad.

Las condiciones mínimas de habitabilidad serán de cumplimiento obligatorio para los instrumentos de planeamiento que aprueben otras administraciones

La Ley 3/2015 de 18 de junio considera infravivienda toda edificación o parte de ella destinada a vivienda que no cumpla con las mínimas condiciones de habitabilidad en los términos establecidos en la normativa de aplicación y, a tales efectos, contempla que el ayuntamiento pueda formular una declaración de inhabitabilidad cuando dichas condiciones no se cumplan. Asimismo, la normativa determina que es competencia del País Vasco regular las condiciones mínimas de habitabilidad, que serán de "cumplimiento obligatorio" para los instrumentos de planeamiento que aprueben otras administraciones públicas.

A día de hoy existe un vacío al respecto, ya que no existe en el País Vasco una norma de ámbito autonómico que regule de forma exclusiva las condiciones mínimas de habitabilidad, aunque sí se han ido recogiendo algunas condiciones mínimas de las viviendas y de los alojamientos dotacionales de forma sectorial, como la Ley 20/1997 para la Promoción de la Accesibilidad, el Decreto 317/2002 sobre actuaciones protegidas de rehabilitación del patrimonio urbanizado y edificado, y el Decreto 39/2008 sobre régimen jurídico de viviendas de protección pública y medidas financieras en materia de vivienda y suelo. A nivel estatal, a fin de determinar las condiciones de habitabilidad, debe acudirse al Código Técnico de la Edificación. En el ámbito municipal, por su parte, sí se han aprobado condiciones mínimas de habitabilidad en las ordenanzas municipales de edificación de cada ayuntamiento y en las ordenanzas de diseño de viviendas de protección oficial, según constata el Gobierno Vasco.

En este escenario normativo, el Ejecutivo de Vitoria defiende que es necesario unificar las condiciones mínimas de habitabilidad de las viviendas y de los alojamientos dotacionales tanto en el caso de la obra nueva como en el caso de las viviendas existentes, así como establecer los criterios de alcance de dicha normativa, que "deberá incorporar criterios de salubridad, de accesibilidad, de género y de sostenibilidad, sin olvidar la innovación, la flexibilidad y la adaptación de la vivienda a las distintas etapas de la vida y nuevos tipos de hogar, necesidades y formas de vida modernas".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios