los datos son "preocupantes"

Se dispara la presencia de 'sin techo' en País Vasco con cifras récord en Bilbao y Donostia

El número de personas que duermen a la intemperie en las calles del País Vasco se incrementa un 58,7% en los dos últimos años: la cifra se duplica en las capitales vizcaína y guipuzcoana

Foto: Una persona 'sin techo' duerme en la calle. (EFE)
Una persona 'sin techo' duerme en la calle. (EFE)

El número de personas que duermen en las calles del País Vasco ha registrado un preocupante aumento del 58,7% en los dos últimos años hasta el punto de que la cifra actual es la más elevada de todos los recuentos que viene realizando el Gobierno vasco de forma bianual desde 2010. El incremento, además, es especialmente significativo en San Sebastián y Bilbao, donde nunca antes se había contabilizado esta presencia de personas ‘sin techo’.

Los datos se han obtenido a partir del recuento llevado a cabo la noche del pasado 18 al 19 de octubre (de jueves a viernes) de forma simultánea en 26 municipios vascos que representan a cerca del 70% de la población vasca. El trabajo llevado a cabo esa noche por cerca de un millar de personas ha contabilizado 435 personas que pernoctan en la calle –el estudio no atiende a las personas sin hogar que son acogidos por los recursos sociales con alojamiento de los ayuntamientos u otras instituciones–, frente a las 274 que fueron localizadas en 2016. Este notable incremento en el País Vasco se sustenta en el aumento de personas ‘sin techo’ registrado en San Sebastián y Bilbao. Esta situación contrasta con la que se vive en Vitoria, donde se ha reducido la cifra de personas que duermen a la intemperie.

La situación de Bilbao y San Sebastián contrasta con la que se vive en Vitoria, donde se ha reducido la cifra de personas que duermen a la intemperie

La presencia de ciudadanos que pernoctan en la calle prácticamente se ha duplicado en la capital vizcaína al pasar de 112 a 211 en apenas dos años. Se supera así la cifra de 205 personas ‘sin techo’ que se contabilizaron en 2012 y que constituía el máximo histórico. Desde entonces, la cifra había ido cayendo de forma paulatina hasta 2016, si bien ahora la tendencia ha dado ahora un giro radical. La fotografía de la capital guipuzcoana es similar –registra su cifra más elevada de personas ‘sin techo’ de toda la serie–, si bien el recorrido hasta llegar a esta situación es diferente. En San Sebastián la presencia de personas que duermen en la calle fue creciendo desde 2010 hasta 2014, cuando se contabilizaron 89 personas, momento en el que se inició una acusada bajada hasta las 48 que se localizaron en 2016. Sin embargo, esta tendencia no ha continuado y en la actualidad la cifra de ciudadanos ‘sin techo’ se ha disparado hasta los 108, lo que supone más del doble que hace dos años.

Estos datos, avanzados por el Gobierno vasco, se recogerán dentro del ‘IV estudio sobre la situación de las personas en situación de exclusión residencial grave’ que ofrecerá un reflejo “más amplio” sobre la realidad de este colectivo en el País Vasco y que se publicará a finales del próximo año. La viceconsejera vasca de Políticas Sociales, Lide Amilibia, asegura que los resultados obtenidos con el trabajo son “preocupantes” ya que la actual dotación de recursos de la red de atención a las personas sin hogar en el País Vasco es “elevada”.

"No hay personas sin hogar sino personas que, en un momento dado, se ven en esa situación por diferentes causas: Es una realidad muy cambiante"

Sobre las causas, el Departamento de Empleo y Políticas Sociales asegura que no puede precisar aún los motivos que están detrás de este significativo incremento de personas ‘sin techo’, ya que el recuento se realizó la pasada semana y todavía se está a la espera de recopilar, analizar y valorar las respuestas que ofrecieron las personas a través de entrevistas personales que realizaron los 919 voluntarios que participaron en este proyecto, que se desarrolló bajo la coordinación de los ayuntamientos, las diputaciones forales, el Gobierno vasco y entidades de acción social gestoras de los diferentes recursos. En todo caso, Amilibia precisa que las personas sin hogar “no constituyen un grupo homogéneo ni con características estables a lo largo del tiempo”, de modo que se debe concluir que “no hay personas sin hogar sino personas que, en un momento dado, se ven en esa situación por diferentes causas”. Además, según remarca, se trata de una realidad “muy cambiante”.

Fuentes del Gobierno vasco y de algunas entidades que han colaborado en la elaboración de este trabajo de campo sostienen que esta realidad se debe en gran parte a la falta de recursos económicos, aunque también hay quienes duermen en la calle por voluntad propia. Una parte importante de estas personas 'sin techo', del ordel del 40%, son jóvenes extranjeros que llegaron al País Vasco y que ahora se ven obligados a vivir en la calle una vez cumplida la mayoría de edad y carecer de recursos. Estaría por ver en qué medida este incremento obedece a la existencia de migrantes en tránsito –su presencia en el País Vasco se ha incrementado de forma notable en las últimas semanas en su camino hacia Francia, que ha fortalecido los controles en la frontera de Irún para atajar esta entrada de extranjeros–, si bien esta presencia específica no se ha contabilizado en el cómputo general del estudio sobre las personas sin hogar. A este respecto, los voluntarios que realizaron el trabajo localizaron en San Sebastián e Irún a un centenar de estos migrantes en tránsito a la espera de poder pasar la frontera.

No obstante, más allá de la realidad que reflejan las cifras en sí, Amilibia asegura que “lo más importante” del recuento llevado a cabo “no es el dato cuantitativo sino quizás el cualitativo” que surge de las entrevistas personales a partir de un cuestionario dirigido a este colectivo, ya que “nos va a permitir sacar conclusiones de cara a ayudar a hacer frente a esta problemática”. Los motivos que esgriman para estar en la calle “nos permitirá tomar decisiones para evitar que sigan estando en esta situación si no lo están de forma voluntaria”.

El avance de los resultados del futuro estudio muestra que se trata de una situación que afecta en esencia al género másculino, ya que 390 son hombres y 26 mujeres –en 19 casos no se pudo identificar el sexo de la persona–. Los datos obedecen al recuento de una noche y, en consecuencia, hay que tomarlos con las necesarias reservas porque la situación puede diferir de una jornada a otra, pero las cifras obtenidas, según defiende la vicenconsejera de Políticas Sociales, “sirven para acercarnos a esta realidad”. Los recuentos se llevan a cabo los años pares mientras que en los impares se elabora un informe de resultados que fotografía la situación de las personas en situación de “exclusión residencial grave” en el País Vasco.

Casi ocho de cada diez personas que pernoctan en la calle lo hacen en alguna de las capitales vascas

Casi ocho de cada diez personas sin hogar que pernotaron en la calle en la noche del 18 al 19 de octubre lo hicieron en alguna de las tres capitales vascas. Bilbao concentra casi la mitad de todas las personas ‘sin techo’ del País Vasco. La capital vizcaína es, asimismo, el municipio con la mayor tasa de personas sin hogar por habitante entre las 26 localidades que han tomado parte en el estudio –dos más que en 2016–. En este sentido, si se realiza una comparativa con otras ciudades del Estado en base a los resultados de hace dos años, solo Barcelona presentaba una mayor tasa de personas que duermen en la calle por cada 1.000 habitantes que Bilbao, que superaba a grandes núcleos poblacionales como Sevilla, Zaragoza o Madrid.

La situación de Bilbao y San Sebastián contrasta con la de Vitoria, donde la cifra de 24 personas contabilizadas es inferior a las 30 del recuento de hace dos años. Además, la capital alavesa se ha mantenido en los diferentes recuentos en un estrecho arco que va de 17 a 30 personas ‘sin techo’. También se ha reducido la presencia de personas ‘sin techo’ en importante municipios como Eibar, Getxo o Irún. En Barakaldo, el cuarto municipio vasco más poblado, con más de 100.000 habitantes, se han contabilizado 30 personas, mientras que en las 22 localidades restantes –entre ellas, Mondragón, Portugalete, Tolosa, Sestao, Hernani, Llodio y Tolosa– se han anotado 64 en total.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios