ETA (banda terrorista): ETA vuelve a tomar las calles del País Vasco con decenas de pintadas
para otegi, "forman parte del país"

ETA vuelve a 'tomar' las calles del País Vasco con decenas de pintadas

Los reconocimientos a ETA tras su disolución llegan a parques infantiles, institutos, montes, carreteras o espacios públicos: también hay llamadas a la lucha y amenazas a víctimas y políticos

Foto: Pancarta de agradecimiento a ETA en los terrenos de la antigua casa cuartel de Legutiano (Álava), contra la que atentó la banda terrorista en 2008 matando al agente Juan Manuel Piñuel. (EC)
Pancarta de agradecimiento a ETA en los terrenos de la antigua casa cuartel de Legutiano (Álava), contra la que atentó la banda terrorista en 2008 matando al agente Juan Manuel Piñuel. (EC)

ETA ha dicho adiós, pero sus seguidores permanecen activos en la lucha por mantener viva su memoria. Los mensajes de agradecimiento a la banda terrorista que han aflorado por toda la geografía vasca y navarra para acompañar con honores su disolución se han intensificado en los últimos días, con la aparición de nuevas pancartas y pintadas. Entre estas últimas manifestaciones, el frontón de Hernani, escenario habitual de ensalzamiento a los etarras, ha acogido en esta ocasión pintadas que van más allá del enaltecimiento a la organización terrorista y amenazan a víctimas (Maite Pagazaurtundua y Consuelo Ordóñez) y a dirigentes del PSE (Idoia Mendia, Patxi López, Rodolfo Ares y Denis Itxaso).

La reflexión crítica del pasado y el reconocimiento a las víctimas a que apelaron los gobiernos vasco y navarro tras la disolución de ETA para construir la convivencia sobre la memoria no han tenido su efecto en el entorno etarra. Tampoco ha calado el mensaje en EH Bildu, que defiende la aparición de estas pintadas porque, como sostiene su líder, Arnaldo Otegi, “hay que entender que esto también forma parte del país”. Otegi dice que “ahora toca hablar de los presos de ETA” y elude hacer “juicios políticos” sobre las pintadas y pancartas que ensalzan a la banda terrorista y arremeten contra las víctimas porque, según asegura, no le "parece que hayan sido demasiadas".

Pero las imágenes que está documentando la Asociación de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, constatan que son muchas las pintadas y pancartas en honor a la sanguinaria trayectoria de ETA —de más de 800 muertos— que han aparecido por numerosos rincones del País Vasco y Navarra tras la defunción de la banda terrorista.

No solo se trata de 'goras' a ETA y de llamamientos a continuar con "la lucha". Hay pancartas estratégicamente colocadas para humillar a las víctimas. Es el caso de la colocada en los terrenos del antiguo cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava), donde la banda terrorista hizo explotar una furgoneta bomba con 300 kilogramos de explosivos que acabó con la vida de Juan Manuel Piñuel. Este agente, el último guardia civil asesinado por ETA en el País Vasco, era el encargado de la vigilancia de las instalaciones aquella noche del 15 de mayo de 2008. Una década después, en el mismo lugar en el que fue asesinado —el cuartel tuvo que ser demolido como consecuencia del brutal atentado—, se ha ensalzado a la banda terrorista con el anagrama y su histórico lema ‘Bietan jarrai’ en grandes dimensiones, y una pancarta que agradecía a la banda terrorista su lucha para “hacer frente a la opresión y la ocupación”.

Por el escenario escogido, se trata de una de las pancarta más crueles e hirientes de todas las que han surgido desde que el 3 de mayo ETA anunciara su disolución a través de un comunicado en el que venía a justificar su sanguinaria trayectoria y no hacía ninguna mención a las víctimas. El adiós de la banda terrorista ha estado acompañado de numerosas pancartas a lo largo de la geografía vasca y navarra que dan las “gracias” a ETA por su labor, le trasladan el apoyo del “pueblo” o llaman a continuar con la lucha “hasta ganar”.

Uno de los municipios en los que más se ha honrado a la banda terrorista con motivo de su defunción es Alsasua, la localidad navarra donde en octubre de 2016 dos guardias civiles fuera de servicio y sus parejas recibieron una brutal paliza por parte de una multitud de personas por su condición de agentes de este cuerpo. Los rostros de las ocho personas imputadas por estos hechos, y que recientemente han afrontado el juicio en la Audiencia Nacional acusados de un presunto delito de terrorismo, están muy presentes en el municipio junto a pancartas a favor de ETA que llaman a "seguir la lucha" o reclaman la “amnistía para nuestros guerreros”. No falta un cartel que da las gracias a ETA con ilustraciones de tres etarras encapuchados con los puños en alto.

Las gracias a ETA son visibles en pancartas en balcones, espacios públicos, montes o carreteras, donde se dan casos de señales de tráfico tapadas con el emblema de la banda terrorista. Más de lo mismo ocurre con las pintadas, que se reproducen en espacios públicos, carreteras o centros educativos, como en el instituto Eikialdea de Vitoria, donde se podía leer "muchas gracias ETA, hasta la victoria". Tampoco ha sido ajeno a esta campaña a favor de ETA el campus de Leioa (Vizcaya) de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), donde los radicales ejercieron una gran presión durante los años de plomo del terrorismo. Los carteles llamando a la lucha han dado paso ahora a los agradecimientos a la banda terrorista.

El símbolo de ETA también está presente, por ejemplo, en un parque infantil de Usurbil (Guipúzcoa), donde se homenajea al preso de la banda terrorista Xabier Rey, quien se suicidó en marzo en la cárcel Puerto III de Cádiz, con el lema con el que se ensalza a todos los etarras caídos: "Agur eta ohore Antxo" (adiós y honor Antxo). Los etarras encarcelados también han sido objeto de reconocimiento en Pamplona, donde el pasado 12 de mayo aparecieron en el barrio de San Juan carteles gigantes con los rostros de seis presos, uno de los cuales está condenado por el asesinato en 1998 del concejal de UPN en esta localidad Tomás Caballero.

En Hernani, el histórico bastión 'abertzale' en que se inspira la aclamada novela 'Patria', de Fernando Aramburu, el mural con rostros de etarras ha sido decorado estos días con mensajes de "gora ETA" y "mila esker ETA". A escasos metros, el frontón insulta y amenaza a víctimas de ETA y a dirigentes del PSE junto con dianas en cada uno de los nombres de los cargos socialistas. Estas pintadas han suscitado la condena del PSE y el PP. "Es inconcebible que aún siga habiendo quienes pretenden continuar utilizando la amenaza, el insulto y el acoso en nuestras calles", han denunciado los socialistas, que han exigido al alcalde de la localidad, el 'abertzale' Luis Intxauspe, que "por decencia política" borre todas las "vergonzosas pintadas". Pero muchas de ellas seguirán ahí porque se trata de pintadas que, como defiende Otegi, "forman parte del país".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios