conmemoración este fin de semana

El Día de las Víctimas aflora las discrepancias con sonadas ausencias y división en EH Bildu

Las asociaciones de víctimas del País Vasco y Navarra no acudirán a los actos de Urkullu y Barkos, mientras que la izquierda 'abertzale' se desmarca del homenaje de Bilbao al que acudirá su socio EA

Foto: Iñigo Urkullu y la presidenta del Parlamento autonómico, Bakartxo Tejería, durante un homenaje a las víctimas del terrorismo en la Cámara de Vitoria. (EFE)
Iñigo Urkullu y la presidenta del Parlamento autonómico, Bakartxo Tejería, durante un homenaje a las víctimas del terrorismo en la Cámara de Vitoria. (EFE)

La conmemoración el Día Europeo de las Victimas del Terrorismo va a aflorar este fin de semana las grandes discrepancias que siguen existiendo a día de hoy en el País Vasco y en Navarra en torno a las víctimas de ETA y a las políticas públicas de memoria. La jornada va a servir para escenificar la desunión existente a todos los niveles, con diferencias que alcanzan incluso al seno de EH Bildu. La izquierda 'abertzale' ortodoxa se ha desmarcado de una celebración a la que en cambio sí se ha sumado EA, que considera una obligación estar en este tipo de homenajes.

Ni la asociación de víctimas del País Vasco (Covite) ni tampoco la de Navarra (Anvite) van a respaldar a los ejecutivos de Iñigo Urkullu y Uxue Barkos en sus respectivos actos convocados para el sábado —han adelantado la conmemoración un día—. La entidad presidida por Consuelo Ordóñez va a ausentarse un año más del evento organizado por el Gobierno vasco, "en desacuerdo con su política de víctimas y de memoria". Por su parte, el colectivo navarro ha decidido no participar en el acto institucional del domingo en protesta por la decisión del Ejecutivo de financiar con dinero público un mapa del sufrimiento “donde se equipara a las víctimas con sus asesinos”. “No nos vemos en farsas ni en homenajes que buscan principalmente blanquear la imagen de un Gobierno al que no le duele apoyarse en quienes hasta hoy nunca han condenado el terrorismo [en alusión a EH Bildu]. La lucha contra el terrorismo es una labor de todos los días en una sociedad democrática y no caben ambigüedades ni medias verdades para manipular el relato de lo ocurrido”, denuncian.

Barkos sí contará con el respaldo de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) tras el acuerdo alcanzado con su presidente, Alfonso Sánchez, en una reunión mantenida en enero en Pamplona, en que la presidenta de Navarra le trasladó su compromiso con “el rechazo y la condena rotunda del terrorismo y de la utilización de la violencia en la defensa de cualquier idea o proyecto”. Las discrepancias entre la AVT y Anvite son manifiestas. La entidad liderada por Sánchez organizó en Pamplona en febrero una jornada sobre ‘Atención integral a las víctimas del terrorismo’ con la participación del Gobierno foral a la que no acudieron muchas de las víctimas navarras, que, críticas con la actuación de la AVT, decidieron crear una asociación para tener voz propia. Sánchez acusó a víctimas de Navarra de “deberse a un partido político” —censuró que algunos “sigan tirándose los muertos a la cabeza para desbancar del poder a unos partidos u otros”— ante la indignación de esta asociación, que le exigió una disculpa por “calumnias”.

Bildu justifica su ausencia en el acto de Bilbao ya que el lema 'Fue injusto' escogido por Urkullu "no es inclusivo y supone una lectura parcial y partidista"

EH Bildu, socio de gobierno de Barkos en Navarra, ha quedado retratado en el País Vasco con una disparidad de criterios interna elocuente. La izquierda ‘abertzale’ ha decidido no acudir al acto del Gobierno vasco amparándose en el lema escogido por el Ejecutivo de Urkullu: 'Fue injusto. La sociedad y las víctimas, construyendo el presente y el pasado juntos'. La marca sucesora de Batasuna argumenta que el 'fue injusto' no es “inclusivo”. También aduce que el lema supone una “lectura parcial y partidista” de lo sucedido en el País Vasco en lugar de mostrar una “actitud constructiva de cara al futuro”. En otras palabras, la formación de Arnaldo Otegi se niega a admitir por cualquier vía que la violencia de ETA no debió asistir.

Su ausencia pone de manifiesto el doble juego que mantiene la izquierda 'abertzale' ante las víctimas. El pasado domingo participó por primera vez en el homenaje al que fuera concejal del PSE Isaias Carrasco, asesinado por ETA hace 10 años, con la independiente Maddalen Iriarte presente en Mondragón junto a la familia socialista, y ahora, una semana después, se niega a asumir que la violencia de ETA fue injusta. La condena del pasado es algo a lo que no están dispuestos los herederos de Batasuna, que ya en enero obligaron al grupo municipal de Zarautz a retirar su apoyo dado a un texto con motivo del 20 aniversario del asesinato del concejal del PP José Ignacio Iruretagoinea al incluir la frase “no debió ocurrir nunca”.

EA se desmarca de la postura de Bildu: "Nosotros entendemos que tenemos que estar, tenemos un posicionamiento claro respecto a las víctimas"

No comparte los argumentos esgrimidos por la formación uno de sus socios, EA, que se ha desmarcado de la postura oficial de la coalición. “Si decide [EH Bildu] no ir a un acto, nosotros entendemos que tenemos que estar”, asevera su portavoz, Iker Ruiz de Egino, que sostiene que las bases del partido “entienden” que hay que acudir a este tipo de actos. Su formación, según alega, tiene "un posicionamiento claro respecto de las víctimas, de la situación y de todo lo que hubo al respecto". De este modo, el secretario general de la formación, Pello Urizar, encabezará la delegación que estará presente este sábado —en la plaza Indautxu de Bilbao— en el acto, consistente en una concentración de media hora, de 10:30 a 11:00. Una representación de "toda la sociedad vasca" acudirá al evento, configurado como una concentración circular como "reflejo de la solidaridad de la sociedad vasca hacia las víctimas del terrorismo". La conmemoración se cerrará con un discurso de Urkullu.

La ausencia de EH Bildu es criticada por el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, que replica a la coalición ‘abertzale’ que el lema ‘Fue injusto’ es “una obviedad, una rotunda verdad y tiene una evidente connotación reparadora”. El Ejecutivo de Vitoria, según remarca, “no acaba de ver lo que no resulta integrador”, pero elude polemizar con la coalición 'abertzale' para no robar “el protagonismo que corresponde a las víctimas” de cara a esta conmemoración. En todo caso, deja constancia de que la decisión de la formación de Otegi evidencia que “todavía será largo el camino que hay que recorrer” en materia de paz y convivencia, y “que no está todo hecho en relación al asunto”.

UPN y PPN no acudirán al acto de Barkos al querer "blanquear el relato" de 40 años de violencia de ETA: "Se pone a asesinos al nivel de las víctimas"

El PP vasco acudirá al acto con su presidente, Alfonso Alonso, a la cabeza. En cambio, los populares de Navarra no secundarán el acto institucional del Gobierno foral en protesta por el intento de Barkos de “blanquear el relato de lo ocurrido durante 40 años de violencia de ETA”, “No nos cansaremos de denunciar el desprecio del Gobierno de Navarra hacia las víctimas de ETA, que siempre intenta diluir su sufrimiento con el de otras víctimas. Y también seguiremos denunciando que sea un Gobierno codirigido por Bildu, un partido que ampara los crímenes de la banda terrorista, sin que la presidenta Barkos le exija una condena”, señala su presidenta, Ana Beltrán. Tampoco estará UPN, que asegura que "no va a respaldar las actitudes fariseas con las víctimas de un Ejecutivo que está gobernando de la mano de EH Bildu, partido que todavía no ha condenado el terrorismo de ETA ni ha pedido perdón, y que además homenajea a terroristas y financia informes en los que se pone a los asesinos al mismo nivel que a las víctimas". Su presidente, Javier Esparza, pone igualmente el acento en el hecho "revelador" de que EH Bildu acuda al acto por las víctimas en Navarra -la coalición 'abertzale' alega que "tiene en cuenta a todas las víctimas"- pero no lo haga en el País Vasco.

UPN y PPN sí respaldarán la concentración que Anvite ha convocado el domingo a mediodía junto al monumento a las víctimas en la plaza del Baluarte en respuesta al acto del Ejecutivo de Barkos. En esta concentración, las víctimas del terrorismo de Navarra pretenden “seguir reivindicando para todas las víctimas del terrorismo lo que siempre hemos pedido: memoria, justicia y reparación”. "Estamos en contra de que se victimice todo para tratar de confundir la realidad vivida con el terrorismo de ETA usando expresiones como ´todo tipo de víctimas', 'de uno y otro lado' o 'de todas las violencias', algo que este gobierno utiliza constantemente y conscientemente", denuncian las víctimas de Navarra.

La división que existe por las políticas de convivencia también ha tenido su incidencia en el Consejo de la Juventud del País Vasco, del que se han marchado las Juventudes Socialistas de Euskadi (JSE) tras la negativa de este órgano a rechazar mediante un comunicado los homenajes a los etarras a su salida de prisión. Según denuncian los jóvenes socialistas, esta entidad “no puede ponerse de perfil ante aquellos que brindan 'aurreskus' a personas cuyo único mérito que les conceden es el de asesinar a otros vascos”.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios