bilbao reconoce este viernes a los asesinados

Otegi protesta... por no haber sido invitado al homenaje a los empresarios víctimas de ETA

Se siente agraviado por la falta de "respeto" de Confebask: “Ustedes deciden que no nos invitan, pero, les guste o no, somos la segunda fuerza política y la alternativa en el país”, afirma con arrogancia

Foto: Otegi, durante su comparecencia de este martes en la sede de EH Bildu en San Sebastián. (EFE)
Otegi, durante su comparecencia de este martes en la sede de EH Bildu en San Sebastián. (EFE)

Se cumplen ahora seis años desde que ETA anunciase el cese de su actividad violenta y EH Bildu sigue sin condenar a la banda terrorista. A lo largo de todo este tiempo, la antigua Batasuna ha tenido innumerables oportunidades en las instituciones del País Vasco y Navarra para pronunciar la palabra tabú, pero siempre ha habido una excusa de por medio para evitar traspasar esta línea roja autoimpuesta. Sin ir más lejos, el último subterfugio acaba de tener como escenario el Foro de Paz y Convivencia del Ayuntamiento de Bilbao.

Su falta de condena de ETA, su ausencia de censura expresa del pasado de la banda terrorista siguen ofendiendo a las víctimas casi del mismo modo que cuando los etarras empuñaban las armas. Ahí, poco (o nada) ha cambiado. Pero sí en el mensaje que EH Bildu se empeña en trasladar en este “nuevo tiempo político” que proclama y en el que busca vestirse de víctima. En este papel se presenta ahora Arnaldo Otegi, que ha puesto el grito en el cielo por… no haber sido invitado por los empresarios vascos al acto organizado este viernes para homenajear a los asesinados por la banda terrorista, coincidiendo con el sexto aniversario del cese de la actividad de ETA.

"No es el momento. Hay que respetar el tiempo de las víctimas", justifican desde Confebask para no invitar al acto a quien sigue sin condenar a ETA

Batasuna nunca acompañó a los empresarios cuando estaban en la diana de ETA. Ni una palabra de apoyo ante más de 40 empresarios asesinados por la banda terrorista y medio centenar largo de secuestrados. Tampoco ha habido un reconocimiento expreso a ellos con las armas de ETA silenciadas. Y es esta actitud la que le ha negado la invitación desde la patronal vasca Confebask y las tres delegaciones territoriales Cebez (Vizcaya), Adegi (Guipúzcoa) y SEA (Álava) a tomar parte en el homenaje que se llevará a cabo en el Palacio Euskalduna de Bilbao, el primero que se celebra de forma colectiva bajo la tutela explícita de la cúpula del empresariado vasco. “No es el momento [de invitar a EH Bildu]”, apuntan desde la organización a la vista de que hay familiares de víctimas que no quieren compartir su dolor junto a quienes siguen negando la verdad de lo que ha ocurrido en el País Vasco durante largas décadas.

Pero Otegi se siente agraviado por este veto. Así, el líder de EH Bildu ha arremetido este martes contra el empresariado vasco por no cursar una invitación para el homenaje a uno de los colectivos más castigados por el terrorismo. Es más, no ha dudado en exigir a Confebask “un mínimo de respeto” hacia esta formación en base a su base social. “Muy bien, ustedes deciden que no nos invitan, pero lo que les decimos es que, les guste o no, somos la segunda fuerza política y la alternativa en el país”, ha espetado de forma arrogante Otegi. “Cada uno es muy libre de invitar a sus actos al que quiera, pero las más elementales reglas de cortesía y de respeto exigen que determinadas cosas no se hagan así”, ha enfatizado para reforzar su sentimiento de ofensa. No hay que olvidar que Otegi fue condenado por participar en el secuestro del directivo de Michelin Luis Abaitua, entre otras penas por integración en ETA.

El respeto que ahora exige Otegi al mundo empresarial lo ha podido mostrar el líder de EH Bildu en innumerables ocasiones con anterioridad con su presencia en homenajes a empresarios asesinados por ETA. En contadísimas ocasiones la formación 'abertzale' ha acudido a alguno de los actos de reconocimiento a víctimas, y casi siempre con una delegación de EA, una de las cuatro patas que integran la coalición, al frente. Entre las excepciones, el ex diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, quien llegó a acudir al tributo que se rendía al empresario nacionalista Joxe Mari Korta.

Con el acto de este viernes, Confebask quiere poner de relieve la “enorme valentía y compromiso personal de quienes habiendo sufrido el acoso de ETA y su entorno, sus amenazas y chantajes, decidieron resistir” y permanecer generando riqueza para el País Vasco. Se estima que fueron extorsionados más de 10.000 empresarios entre el “hostigamiento de una parte de la sociedad vasca, que incluso llegó a jalear los asesinatos, secuestros, amenazas". En este duro escenario, el suyo fue “un comportamiento ejemplar que, sin embargo, no ha tenido el reconocimiento que merece de la sociedad vasca”, resaltan en una carta conjunta los presidentes de las patronales vascas: Roberto Larrañaga (Confebask), Pello Guibelalde (Adegi), Iñaki Garninuño (Cebek) y Pascal Gómez (SEA).

El primer homenaje colectivo a los empresarios asesinados por ETA que organiza la patronal vasca reunirá a las instituciones y al resto de partidos

Al acto han sido invitadas las instituciones y los partidos políticos a excepción de EH Bildu, cuya presencia no sería bien vista por allegados de empresarios asesinados y extorsionados. El sí (rechazo la violencia) pero no (condeno a ETA) de la antigua Batasuna dentro de su calculada ambigüedad duele mucho entre las víctimas. No hay que olvidar que dirigentes de EH Bildu se han negado a acudir a homenajes a víctimas de ETA con el argumento de no reconocer solo a “una parte” de las víctimas del supuesto ‘conflicto vasco’. “Hay que respetar el tiempo de las víctimas”, alegan desde la organización para justificar la no invitación al que fuera brazo político de ETA.

El homenaje de este viernes, al que acudirán el lendakari Iñigo Urkullu y el Gobierno en pleno, se ha estructurado en torno a cuatro pilares: memoria, dignidad, reparación moral y convivencia. Se proyectarán varios vídeos que contendrán testimonios de víctimas, ofrecerán un relato del pasado, mostrarán los rostros de todos y cada uno de los empresarios asesinados y secuestrados por ETA, y evidenciarán los hitos logrados por el empresariado vasco pese al chantaje, las amenazas vividas y la soledad en la que tuvieron que afrontar esta dura situación.

Este reconocimiento responde al compromiso que asumió en abril el presidente de Confebask de celebrar un acto de memoria al empresariado vasco como “cierre al fin de los fines de ETA”. Este homenaje sucede al que celebró en mayo la patronal guipuzcoana Adegi y que fue el primer tributo colectivo a los empresarios asesinados por la banda terrorista. En aquella ocasión, cerca de 400 asistentes en representación del núcleo empresarial vasco reconocieron en San Sebastián a los nueve industriales víctimas de ETA en este territorio en un sencillo acto marcado por la emotividad.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios