Noticias de País Vasco: Santamaría lanza otro guiño a Urkullu, que responde con un plantón al Gobierno
MENSAJE A FAVOR DEL DIÁLOGO

Santamaría lanza otro guiño a Urkullu, que responde con un plantón al Gobierno

El lendakari no acude al acto de toma de posesión del nuevo delegado del Ejecutivo en Euskadi, en el que la vicepresidenta vuelve a ofrecer la mano tendida al Gobierno vasco

Foto: El nuevo delegado del Gobierno en Euskadi, Javier de Andrés (i), junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y su antecesor, Carlos Urkijo. (Efe)
El nuevo delegado del Gobierno en Euskadi, Javier de Andrés (i), junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y su antecesor, Carlos Urkijo. (Efe)

La toma de posesión del nuevo delegado del Gobierno en Euskadi se ha convertido en otro guiño del Ejecutivo de Mariano Rajoy al PNV de la mano de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que ha lanzado un mensaje pacificador y pactista al gabinete de Iñigo Urkullu. En un discurso marcado por el llamamiento continuo al acuerdo, ha defendido el diálogo como “método de trabajo” y ha apelado a “la corresponsabilidad desde la cooperación y lealtad” entre ambas instituciones “sin imposiciones”. Ha sido un nuevo gesto de acercamiento que, en todo caso, no ha sido correspondido por el lendakari, que ha dado plantón al Ejecutivo del PP y ha enviado al acto a su portavoz, Josu Erkoreka.

Sáenz de Santamaría lideró la representación del Estado en la toma de posesión de Urkullu como lendakari el pasado 26 de noviembre ante el árbol de Gernika pero ahora el presidente vasco no ha correspondido a este gesto y ha plantado al Ejecutivo de Rajoy en la puesta de largo de su representante en Euskadi con el argumento de que se trata de una figura que “no tiene razón de ser en el actual Estado de las autonomías” y “mucho menos” en el País Vasco dado su “régimen singular”.

Santamaría lanza otro guiño a Urkullu, que responde con un plantón al Gobierno

Y el desplante llega a pesar de que el PNV ha logrado una concesión política de enorme calado de Rajoy, que se ha cargado al anterior delegado del Gobierno, cuya cabeza ha sido solicitada en numerosas ocasiones por el nacionalismo por el millar largo de recursos judiciales interpuestos durante la pasada legislatura contra normas aprobadas por las instituciones vascas. En su puesto ha colocado al ex diputado general de Álava y hasta hace poco presidente del PP en este territorio, Javier de Andrés, un hombre de la confianza del líder de los ‘populares’ vascos y muy próximo a Soraya Sáenz de Santamaría, Alfonso Alonso, y con el que el Gobierno busca una mayor sintonía con la formación jeltzale a la hora de engrasar las relaciones institucionales. Todo con el trasfondo de la negociación presupuestaria que el PP mantiene con el PNV, cuyos cinco diputados pueden ser vitales para que Rajoy apruebe las cuentas generales de 2017 y no sufra un tremendo varapalo político dada la situación de minoría en la que se encuentra el PP en el Congreso.

Toma de posesión (Efe)
Toma de posesión (Efe)

En este escenario, la ‘número 2’ del Ejecutivo español ha vuelto a ofrecer la mano tendida al Gobierno vasco para llegar a acuerdos. Por ello, ha emplazado a gabinete de Urkullu a no ver al “otro” como el origen de los problemas, sino como un interlocutor necesario e imprescindible para encontrar soluciones”. El ofrecimiento llega en un momento de especial trascendencia, con ambas administraciones abiertas al entendimiento pero distanciadas por los recursos interpuestos por el Estado contra leyes vascas.

A muy corto plazo, el punto de mira se encuentra en cuatro actuaciones judiciales anunciadas contra normativas vascas, siendo las más urgentes la Ley Municipal Vasca y la de Adicciones. Es más, el Gobierno vasco pretende que esta misma semana se cierre un acuerdo que evite la vía judicial dado que los plazos se agotan para que no intervengan los tribunales. Las conversaciones, según apuntan fuentes de ambas partes, están avanzadas y es previsible que se alcance un entendimiento dentro de la comisión bilateral que se encarga de desencallar los conflictos competenciales. De hecho, para avanzar en estas cuestiones, la vicepresidenta y Erkoreka han mantenido un breve encuentro antes de la ceremonia acompañados de dirigentes del PP vasco y de otros integrantes del Ejecutivo vasco.

Urkullu, cuya residencia oficial en Vitoria está a apenas 200 metros de la delegación del Gobierno, ha afeado con su ausencia en el acto a Rajoy, quien acaba de mostrar su disposición a mantener un encuentro con el lendakari a instancias de líder nacionalista. El propio presidente vasco, quien tampoco acudirá a la conferencia de presidentes autonómicos, ha confirmado esta mañana en una entrevista en Radio Euskadi que el 29 de diciembre recibió de Rajoy una respuesta a la carta que le remitió para concertar una cita a través de una misiva en la que le “da acuse de recibo” al escrito que le había enviado. En todo caso, aún no hay fecha concreta para la reunión, según ha apuntado Urkullu, quien ha querido enfriar las expectativas abiertas de cara a un entendimiento entre ambas administraciones al afirmar que las relaciones siguen “en la misma línea que en la pasada legislatura” sin que en estos momentos haya “ni deshielo ni no deshielo” en las mismas.

Erkoreka, a quien Urkullu le ha encargado la labor de profundizar esta legislatura con Madrid en el autogobierno vasco, ha liderado la delegación del Gobierno vasco en la toma de posesión de De Andrés y que ha estado conformada también por el consejero de Vivienda, Ordenación Territorial y Medio Ambiente, Iñaki Arriola, quien es el representante del PSE más destacado en el gobierno en coalición de ‘jeltzales’ y socialistas. Al margen de los consejeros, ningún miembro del PNV y del PSE han acudido a la toma de posesión del nuevo delegado del Gobierno, como tampoco lo han hecho EH Bildu y Podemos. En cambio, la plana mayor del PP vasco ha querido arropar a De Andrés, con cuyo nombramiento se pretende dotar de mayor contenido político a la Delegación del Gobierno en Euskadi. Y en su primer discurso, el nuevo representante del Estado en el País Vasco ha ofrecido un discurso conciliador con apelaciones al diálogo y al entendimiento, si bien ha advertido de que “nadie que actúe con lealtad a las leyes puede ver como problema la demanda de su cumplimiento”.

La vicepresidenta ha querido ahondar en este nuevo tiempo de las relaciones que se ha abierto entre ambas administraciones por mucho que el PNV se niegue a admitirlo de forma pública con una constante apelación al entendimiento. Según ha querido resaltar, las pasadas elecciones generales y vascas “han marcado el diálogo como método de trabajo y el acuerdo como marco definidor de la política”, algo que se debe poner en práctica “en todos los foros, cada uno con su propia voz”, pero “sin imposiciones”. “El Gobierno de España, el Gobierno vasco, los entes locales y forales, todos somos Estado”, ha manifestado de forma elocuente Sáenz de Santamaría, quien tiene encomendada la labor de restablecer las relaciones institucionales con Euskadi y Cataluña en esta legislatura en la que el PP va a necesitar de acuerdos en el Congreso para poder gobernar.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios