Es noticia
Menú
7 años de la fiesta After Brunch: de poner desayunos a hacer bailar a miles de personas
  1. España
  2. Madrid
celebración en barceló

7 años de la fiesta After Brunch: de poner desayunos a hacer bailar a miles de personas

El aniversario de la mediática sesión, que tendrá lugar en el Teatro Barceló, se celebrará este domingo, 6 de febrero, en horario de tarde

Foto: After Brunch en Polo Sotogrande.
After Brunch en Polo Sotogrande.

Mattia Torrione va en taxi mientras atiende nuestra llamada. Se dirige a ver un nuevo espacio en el barrio de Delicias. “Es una zona con carpas, pegada a las vías del tren. ¿Te suena?”, pregunta mientras se le oye bajar del vehículo y hablar con un guarda de seguridad. Torrione no para. La ciudad se mueve a su ritmo, que es el del house más “happy”, como le gusta definirlo a él.

Esta semana está de aniversario y de enhorabuena. Cumple siete años con su buque insignia, After Brunch, y está cosechando un éxito sin parangón como encargado de la parte artística del club Lula, en la Gran Vía madrileña. “No te creas que salgo mucho, tuve una hija hace nueve meses”, explica con algo de cautela y orgullo. “Se llama Martina Torrione de Castro”.

Foto: Los bares de siempre quieren seguir hablando en castellano claro (Alejandro Martínez Vélez)

Del brunch al cielo

Este Turinés, aterrizado en Madrid hace más de una década, ha conseguido en este tiempo hacer de lo que empezó siendo un hobby su oficio. “Nuestra idea de After Brunch consistía en hacer una fiesta diurna. En un horario distinto y dándole la opción a la gente de un brunch rico”, recuerda de unos inicios, para unas 400 personas, en el hoy desaparecido Paris Tokyo, el restaurante que se ubicaba en la parte baja del hotel Room Mate, en Chueca.

Aquello funcionó como un disparo y se sucedieron las fiestas en diferentes lugares de Madrid. Siempre ampliando el público y buscando las referencias musicales que en ese momento funcionaban. “En aquellos años nos gustaba mucho el indie house, siempre con un perfil festivo y luminoso. Funcionó a la primera”, apunta. Del Evaristo pasó a la Terraza Atenas, de allí al hotel Puerta América, luego al Círculo de Bellas Artes y, como no, al añorado roof toop que dirigía Be Lanuit en el hotel Me de Santa Ana. Por sus fiestas no es difícil ver futbolistas, actores o influencers. “Todos quieren venir”, añade.

placeholder Una de las fiestas After Brunch.
Una de las fiestas After Brunch.

“Si me preguntas por eventos que hemos hecho, probablemente el que mejor nos situó fue el Cine Garden de Conde Duque. Allí metimos cada semana, durante el verano de 2015, a 5.000 personas”, indica Torrione, que siempre se ha caracterizado por poner en valor a los pinchadiscos locales. Aunque sin dejar de lado la parte internacional y el techno más melódico.

Por las cabinas en las que ha ido programando han pasado los DJ más relevantes del momento: Acid Pauli, Guy Gerber, DJ Tennis, Purple Disco Machine o Agents of Time. Estos últimos se dejaron caer en noviembre del año pasado, en otro de los espacios con pedigrí donde programa Torrione: Florida Retiro. El dúo, antes trío, facturó uno de sus mejores sets de tech house en la sala del parque madrileño. Los italianos, además, son los artífices de uno de los mejores remixes de WhoMadeWho, invitados a este séptimo aniversario. “Me gustan mucho y tenía unas ganas locas de verles. Vendrán con un hybrid DJ set, lo que le confiere una calidad especial, pues también contarán con instrumentos de directo”.

placeholder After Brunch en el Auto Cine.
After Brunch en el Auto Cine.

El promotor y DJ turinés es uno de los máximos agentes y dinamizadores que se pueden encontrar en la noche de Madrid. Cada fiesta se cuenta por sold out, lo que también le ha acarreado algún que otro problema. “Hubo una vez que al evento que hicimos en Facebook se apuntaron más de 6.000 personas. La fiesta, que se celebró, en el hotel que hay en Puerta de América fue un desfase. La cola llegaba hasta el metro de Cartagena y la gente intentaba colarse de cualquier manera en la terraza. Tuvimos que doblar el espacio y hacerlo también en la parte de abajo. El director del hotel casi me mata”, dice.

Una discoteca en Gran Vía

Ahora, administrando también un club de 1.000 personas a la semana, debe ser más cauto. “Hemos empezado programando muy cool y debemos alinearnos con el público”, confiesa. Por Lula, que abrió a primeros de diciembre, ya han desfilado Super Flu, Marvin & Guy, Jennifer Cardini y figuras de la escena nacional como Ears On Earth, Álvaro Cabana, David G Balash, Los Suruba, Fernanda Arrau o Senda Fatal. Además de Toni Aparisi, otra de las caras más inquietas del panorama noctámbulo, al frente de la reactivación de Macera, y que también apoya en la contratación y programación de la vertiente más underground de la discoteca.

Torrione destaca que deben ir afinando la programación y ser selectos

Entre los socios también se encuentra Iñigo Onieva, novio de Tamara Falco, que comentaba recientemente que el club tiene mucha historia. "Tiene muchos años, es como de baile de salón. De hecho hay mucha gente mayor que pasa por aquí y nos preguntan cuándo vuelve a abrir. Tiene ese toque clásico que recuerda a Studio 54", declaraba el día de su inauguración.

placeholder After Brunch en el Teatro Barceló.
After Brunch en el Teatro Barceló.

“Nos gusta que el rollo de los jueves y los sábados se acerque a lo que la gente puede escuchar en Tulum, Mikonos o Ibiza”, desgrana Torrione. De momento destaca que deben ir afinando la programación, ser selectos, pero sin perder de vista a los asistentes que han conquistado todas las noches del fin de semana. “La gente de Madrid está muy acostumbrada al pachangueo. Debemos acercarnos a la electrónica desde una posición de apertura, dando luz y felicidad”.

Su cercanía y su manera de hablar, con continuos modismos en inglés, hacen que se le coja cariño

Su acento, su cercanía y su manera de hablar, con continuos modismos y expresiones en inglés, hacen que se le coja cariño. Torrione también indica que está algo harto de las mafias nocturnas que imperan en Madrid. “Me cuesta mucho programar. Hay gente de otras salas u otras fiestas que piensan que la ciudad es suya. Esto no puede pasar. Somos internacionales y cosmopolitas, deberíamos apoyarnos entre todos”, continúa. Mondo, Club Malasaña, Berlín, El Amante o Siroco son salas de las que habla con mucho amor, creando comunidad y lazos de unión.

¿Qué será lo próximo? “Tenemos un evento en Las Ventas, el 20 de febrero, con Hot Since 82. Eso va a ser incredibile”, destaca en italiano, repitiendolo varias veces. La próxima actividad, sin embargo, será en el Teatro Barceló, el antiguo Pacha, este domingo. Siete años de After Brunch con WhoMadeWho, a partir de las ocho, y las sesiones acompañando de Emmerald, Luigi Mazzali, Saldivar, Maik Miroux y Torrione junto a Luchino. De cinco de la tarde a cierre. Un domingo como los de antes.

Mattia Torrione va en taxi mientras atiende nuestra llamada. Se dirige a ver un nuevo espacio en el barrio de Delicias. “Es una zona con carpas, pegada a las vías del tren. ¿Te suena?”, pregunta mientras se le oye bajar del vehículo y hablar con un guarda de seguridad. Torrione no para. La ciudad se mueve a su ritmo, que es el del house más “happy”, como le gusta definirlo a él.

Madrid