Vox aguanta ante el huracán Ayuso y mantiene su base, pero lejos de su techo
  1. España
  2. Madrid
ELECCIONES EN MADRID

Vox aguanta ante el huracán Ayuso y mantiene su base, pero lejos de su techo

El partido de Santiago Abascal afianzó su base y no solo no perdió fuelle, sino que arañó nuevos votantes en un contexto en que el PP se disparó

placeholder Foto: La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocio Monasterio. (EFE)
La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocio Monasterio. (EFE)

Vox logró mantener el 4 de mayo los apoyos que recibió en 2019. Lo hizo a pesar de la revolución que ha supuesto Isabel Díaz Ayuso dentro de su espectro, en que ha absorbido casi al completo a Ciudadanos y ha rozado la mayoría absoluta. Quedando lejos de la fuerza que consiguió Santiago Abascal en las últimas elecciones generales, los resultados obtenidos este martes lo dejan como actor determinante para conformar una mayoría en la derecha. No solo no han sufrido daños, sino que han logrado un escaño (13) y dos décimas más que en las autonómicas de hace dos años, hasta el 9,1%.

El partido llegaba a este 4-M tras meses en que se había visto eclipsado en la región por Díaz Ayuso, que había agitado las banderas que habían funcionado a los de Abascal en otros territorios, como la apertura de la hostelería y la propia batalla contra las políticas del Gobierno central. Vox había hecho de su rechazo a Pedro Sánchez su principal valor en toda España, pero la candidata del PP se fue labrando durante la pandemia el papel de gran azote contra el Gobierno de coalición que lidera el socialista, cerrando la puerta en Madrid a cualquier posible rédito por este aspecto.

Foto: Ayuso vota para consolidarse como presidenta madrileña

Dentro de la formación, eran conocedores de sus limitaciones para competir con la presidenta y asumían que repetir los logros obtenidos en Cataluña y en las últimas generales era prácticamente imposible. En las catalanas del 14-F sumaron más que PP y Cs juntos, con 11 escaños y siendo cuarta fuerza. En las generales del 10-N, llegaron al 15,21% a nivel nacional (el 18,49% en la región). El partido ha logrado mantener sus apoyos de las últimas autonómicas e incluso superarlos, pero lejos de ese techo.

Abascal salió a valorar los resultados en la noche de este martes sacando pecho por su porción en la victoria de la derecha frente a la izquierda, pero sabedor de que su mayor aspiración en estos comicios era ser la única muleta del PP, una vez desaparecido Ciudadanos. El líder de la formación compareció este martes y dejó claro que votarían sí en la investidura de Díaz Ayuso, allanando su nombramiento como presidenta en primera votación a partir del próximo 9 de junio y antes de que termine ese mes. "Son unos buenos resultados. Hemos cumplido, somos decisivos", valoró el presidente de Vox, que auguró que la derrota del PSOE se extenderá a nivel nacional.

placeholder Rocío Monasterio ejerce su derecho al voto. (EFE)
Rocío Monasterio ejerce su derecho al voto. (EFE)

La formación optó tras el adelanto electoral por el desembarco en campaña de Abascal para frenar una posible hemorragia y por la percepción de que el perfil de Monasterio no terminaba de despegar. Ante la imposibilidad de hacerse fuertes con sus temas destacados en los últimos meses, decidieron dar un vuelco y fiarlo todo al discurso contrario a la inmigración y haciendo de la inseguridad en las calles su tema clave, llevándolo incluso a su eslogan: 'Protege Madrid'.

Monasterio dice que Vox facilitará la investidura de Díaz Ayuso

Aunque el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) proyectó a comienzos de abril en su primera encuesta preelectoral que Vox podría quedarse fuera de la Asamblea, ni en el PP ni entre sus propias filas se tomaron en serio en ningún momento esta posibilidad. Dos días después, el 7 de abril, Abascal dio el primer golpe de efecto al captar el foco con el mitin y las agresiones en la plaza de la Constitución de Vallecas.

Ya con la entrada de la campaña oficial, que se inició el 18 de abril, volvió a ponerse en el centro del escenario con el cartel de los menores extranjeros no acompañados en la estación de Renfe de la Puerta del Sol, siendo acusado de xenofobia por parte de la izquierda y recibiendo también el rechazo del PP por estar poniendo el foco en 269 menores de una población de casi siete millones de personas. La propaganda, que fue denunciada sin éxito por la Fiscalía, llevó de nuevo al debate público las consignas y los planteamientos de Vox en esta materia.

Resumen de la noche electoral, en imágenes

La campaña de la formación ha servido para garantizar y movilizar a los votantes fieles al partido en un contexto adverso. A la espera de ver qué efecto tienen los resultados regionales de Madrid en la política nacional, Vox ha abierto en la campaña del 4-M una vía para marcar diferencias respecto al PP y conseguir un espacio propio. En los próximos comicios previstos, los andaluces, las encuestas apuntan también a un PP más fuerte y a un Vox que crecería, aunque quedando como fuerza secundaria en el espectro.

Elecciones Madrid Vox
El redactor recomienda