Bronca en el Real Sitio de El Escorial: "Si entra el Seprona, me cae una sanción"
  1. España
  2. Madrid
EL PROPIETARIO DENUNCIA ANTE FISCALÍA

Bronca en el Real Sitio de El Escorial: "Si entra el Seprona, me cae una sanción"

El Canal de Isabel II, responsable del agua en Madrid, gasta 2,5M en sustituir un colector de agua residual en El Escorial. En 2016, un exdirectivo denunció presupuestos inflados

placeholder Foto: Trabajos de sustitución de un colector en el Club Real Sitio de El Escorial. (David Brunat)
Trabajos de sustitución de un colector en el Club Real Sitio de El Escorial. (David Brunat)

A Julián Lario le han destrozado media finca para instalar un colector de aguas residuales. El tubo, con un diámetro de un metro, recorre el margen derecho de la propiedad de norte a sur, unos 600 metros en línea recta. Sin embargo, las máquinas han removido y nivelado 10.000 m² de terreno, han talado cientos de fresnos y encinas y han anegado un pequeño manantial. El Canal de Isabel II es el responsable de la obra, ejecutada por el Grupo Pacsa. La finca afectada es el Club Real Sitio, ubicado en El Escorial, al oeste de la Comunidad de Madrid.

placeholder Soterramiento del colector de aguas residuales, el pasado marzo.
Soterramiento del colector de aguas residuales, el pasado marzo.
placeholder Estado actual de la antigua zona de salto del Club Real Sitio. (D. B.)
Estado actual de la antigua zona de salto del Club Real Sitio. (D. B.)

No hay que ser ingeniero hidráulico para ver que seguramente no hacía falta arrasar una finca privada para modernizar una canalización de aguas residuales. Lario pasea sobre el terreno y no da crédito, pese a que lleva tiempo viendo a media docena de máquinas abrir caminos y circular a sus anchas dentro de su finca, actividad para la que nunca ha dado permiso.

“Esto es una salvajada, no es solo un delito de daño patrimonial y allanamiento, aquí se ha producido un delito medioambiental y un delito urbanístico”, suspira mientras recoge un cascote del suelo. “¿Ves esto? Han metido los tubos a una profundidad de 6 metros en suelo de granito, una locura, y han tenido que elevar el nivel del suelo para suavizar la pendiente. Para rellenar han vertido 30.000 m³ de escombros que a saber de dónde han sacado para echármelos a mí y ahorrarse el coste de llevarlos a un centro de tratamiento de residuos. Si ahora entra aquí el Seprona y ve esto, en mitad de un terreno protegido, me cae una sanción gorda”.

placeholder El nuevo colector se ha soterrado unos seis metros en suelo de granito.
El nuevo colector se ha soterrado unos seis metros en suelo de granito.
placeholder Las máquinas han circulado sin permiso por el interior de la finca.
Las máquinas han circulado sin permiso por el interior de la finca.

Nuevos tiempos, viejas sospechas

Nadie discute la necesidad de la obra. El antiguo colector que atraviesa el Club Real Sitio llevaba muchos años produciendo vertidos de aguas fecales de la lujosa urbanización Los Arroyos sobre un paraje de bosque protegido, hábitat de fauna silvestre como gavilanes, tejones, zorros, mangostas, ánades y cigüeñas. La tubería estaba rota en varios puntos y se había quedado pequeña para canalizar las aguas con destino a la depuradora (EBAR) de Los Arroyos 1, y los vertidos terminaban en el cercano pantano de Valmayor.

Durante años, el Canal de Isabel II fue parcheando el problema sin llegar a solucionarlo. Hasta que en 2019 decidió sustituir los tubos y modernizar la instalación, a petición del ayuntamiento de El Escorial, que había recibido a su vez una notificación de la Fiscalía de Medioambiente. Coste presupuestado: 2,5 millones de euros.

“¿De verdad sustituir una canalización cuesta ese dinero?”, se pregunta Lario. “Ha habido tres presupuestos distintos. El primero que me hicieron llegar era de 1,2 millones, luego me dijeron que no, que en realidad eran 1,8 millones. Y ahora lo vuelven a subir a 2,5 millones para hacer esta obra faraónica. ¿A quién le interesa inflarla tanto?”.

placeholder Vista del Club Real Sitio y del bosque protegido contiguo antes de las obras.
Vista del Club Real Sitio y del bosque protegido contiguo antes de las obras.

El Canal de Isabel II, empresa pública que gestiona el agua en la Comunidad de Madrid, estuvo años atrás en el foco por obras de mantenimiento presuntamente sobredimensionadas para maximizar el beneficio de sus subcontratas. Jaime Lafora, directivo vinculado al canal durante 36 años, explicó con crudeza ante la Asamblea de Madrid en el año 2016 cómo la empresa pública y sus filiales redactaban contratos inflados, y se llegó a referir en concreto a El Escorial. “Llegaba un momento en que yo hacía —aún me acuerdo— unos planes directores de El Escorial en los que me inventaba tantas cosas que un jefe de departamento me dijo: oye, El Escorial va a parecer Nueva York, porque ya no hay tanta tubería como yo te estoy poniendo. Pero eso era habitual, habitual…”, narró Lafora.

¿La obra que ha arrasado medio Club del Real Sitio está inflada? El Canal de Isabel II asegura por supuesto que no. Todas las obras ejecutadas responden a "detallados estudios diagnósticos y planes directores de alcantarillado que identifican los puntos que necesitan mejoras en las redes de saneamiento municipal". "El dimensionamiento es correcto y adecuado", indican desde la empresa pública a este diario.

placeholder El terreno se ha elevado notablemente y se ha rellenado con escombros. (D. B.)
El terreno se ha elevado notablemente y se ha rellenado con escombros. (D. B.)

Ecologistas en Acción ha entrado en la disputa para denunciar que estas obras, que solamente debían afectar a una anchura muy específica del paraje natural, "han arrasado un bosque protegido". “Vemos cosas muy raras”, afirma María Ángeles Nieto, portavoz de Ecologistas en Madrid. “Ese destrozo del bosque y esos trabajos tan grandes para sustituir una canalización de aguas residuales que estaba vieja no tiene mucho sentido. La anterior tubería iba sobre el suelo, junto a un pequeño muro de piedra, y ahora han decidido enterrarla varios metros en un suelo de granito, para lo que usan maquinaria de gran capacidad. No era necesario arrasar un entorno protegido. Podían haber hecho lo mismo, de forma menos invasiva y más barata, usando los viales de la calle que hay al otro lado de la finca, que para eso están. Encima han anegado un manantial que alimentaba un arroyo temporal. Es una chapuza tremenda y tiene una pinta muy rara”.

De nuevo, el Canal clama su buen hacer, y afirma que "únicamente se han talado o podado los árboles y elementos vegetales incluidos en los permisos emitidos por el Ayuntamiento de El Escorial". La empresa no se pronuncia sobre la modificación del suelo de la finca ni sobre el vertido de escombros.

"Es una chapuza tremenda y tiene una pinta muy rara", afirma Ecologistas en Acción

Este diario ha contactado sin éxito al ayuntamiento de El Escorial, que en algunos foros ha defendido la actuación del Canal de Isabel II. Durante semanas, Lario trató de que el consistorio paralizase las obras por delito medioambiental y allanamiento. Un día de noviembre, se encontró con las máquinas dentro de su finca y la puerta de metal y el candado destrozados. Estamos en abril y las máquinas siguen allí. El ayuntamiento sostiene que el tramo de 600 metros por el que discurre el recolector de aguas residuales es zona de paso-servidumbre, y que por eso los empleados del Grupo Pacsa irrumpieron por la fuerza. El propietario exigió en vano ver una copia del proyecto antes de permitir el acceso.

Acceso principal del Club Real Sitio de El Escorial. (D. B.)Estado actual de las obras, prácticamente terminadas. (D. B.)

Nunca he autorizado que me levanten media finca. Han aplanado la zona de saltos de equitación, me han destrozado el pavimento de la entrada del club por el peso de las máquinas, han abierto caminos en mitad del bosque, me han cortado las tuberías de la finca, han hecho lo que han querido”, cuenta Lario, quien para terminar de enredar la bronca ha sido desposeído de la propiedad de la finca por la Audiencia Provincial de Madrid, quien señala la entidad Propietarios Club del Real Sitio como titular legítimo. Ambas partes llevan años en una disputa abierta, aunque por ahora es Lario quien hace uso del lugar. La entidad tilda a este de okupa.

El Club Real Sitio fue creado como lugar recreativo para los propietarios de viviendas en Los Arroyos, y durante años funcionó como un club de alto nivel, con una piscina espectacular, media docena de pistas de tenis, hípica y espacios verdes casi vírgenes. Hoy está semi abandonado por problemas de gestión y las disputas judicials, a la espera de que alguna empresa se anime a invertir los cinco millones que se necesitan para reactivarlo. Esa falta de actividad es lo que ha permitido a la fauna silvestre apoderarse de la finca, que se sitúa junto a un bosque protegido entre varios arroyos.

Lario ha denunciado el caso ante la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, y ahora depende de ese organismo abrir diligencias y enviar al Seprona o archivar. Tanto Ecologistas en Acción como Lario siguen a la espera de recibir la documentación oficial para poder analizarla, pero el consorcio formado por el ayuntamiento de El Escorial y el Canal de Isabel II la mantienen bajo llave.

Medio ambiente Ecologistas en Acción Madrid
El redactor recomienda