Iglesias deja a Errejón en la encrucijada: recular y unir fuerzas o arriesgarse a ser residual
  1. España
  2. Madrid
Más Madrid, entre la espada y la pared

Iglesias deja a Errejón en la encrucijada: recular y unir fuerzas o arriesgarse a ser residual

Más Madrid ha visto cómo los cálculos que tenía de cara a las elecciones de Madrid han saltado por los aires. La incursión de Pablo Iglesias hace que se replantee el escenario

placeholder Foto: Mónica García y Pablo Gómez Perpinyà, de Más Madrid. (EFE)
Mónica García y Pablo Gómez Perpinyà, de Más Madrid. (EFE)

Más Madrid tenía claro que ir junto con Unidas Podemos a las urnas no era la mejor de las ideas. Así lo repetían sus dirigentes cuando se les preguntaba por una posible reunificación de la izquierda bajo una candidatura única más allá del PSOE. Ahora el escenario es otro. Isabel Díaz Ayuso ha dado un golpe sobre la mesa convocando elecciones anticipadas y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha revolucionado el tablero al anunciar que se presentará para presidir la Comunidad de Madrid. La duda que planea ahora mismo es si el partido impulsado por Íñigo Errejón reculará para ir con el líder de los morados o si se arriesgará a perder buena parte de su respaldo social.

[Perfil | Quién es Mónica García, la portavoz y candidata de Más Madrid]

El 4 de mayo se percibía en las filas de Más Madrid como una oportunidad para consolidarse y demostrar que son algo más que 'el partido de Errejón'. Después de dos años frente al Gobierno de PP y Ciudadanos, muchos han visto en la formación y en su líder 'de facto', Mónica García, la oposición real de la Comunidad de Madrid. Aunque sin expectativas que les pudieran situar como fuerza más votada, sí que aspiraban a arañar algunos escaños al PSOE y dejar como fuerza residual a UP, que ya esta legislatura ha sido el grupo más pequeño con solo siete diputados y al borde de no tener representación.

Foto: Mónica García, portavoz de Más Madrid. (EFE)

La encuesta realizada por Metroscopia para este medio y publicada el pasado viernes, dejaba a Más Madrid con 16 escaños —cuatro menos que ahora— y a los morados fuera de la cámara madrileña. Descartado esto último con la irrupción de Iglesias, ahora los herederos de Errejón se debaten entre si mantener la hoja de ruta e ir por separado o recalcular el rumbo. Pese a que están convencidos de que su buen hacer en la Asamblea y el resto de la región les ha granjeado una base sólida, se temen que la entrada en escena del secretario general de Podemos pueda llevarle a ser un gran polarizador que decante la balanza en su favor en la izquierda.

Fuentes de Más Madrid reconocen que estaban dispuestos a tantear a Unidas Podemos, que partía de una posición de inferioridad en la región, y que incluso estaban estudiando hacerles una propuesta de cara al 4-M, pero que esto es distinto.

Tanto en público como en privado sus dirigentes han defendido en los últimos tiempos que la unidad de candidatura no tiene por qué ser la solución siempre y que ni siquiera puede ser la mejor fórmula para movilizar votantes. En sus argumentaciones salta siempre el ejemplo de Podemos e IU en 2016, cuando la suma restó un millón de votos, o los casos de la derecha con la entrada de Vox y Cs, que no les ha impedido gobernar en distintos territorios.

Gabinete de crisis

La jornada de este lunes se dedicó a nivel interno a la reflexión y a hablar. A hablar largo y durante horas con un único punto del día: ¿juntos o separados? Primero con reuniones de las dos cabezas visibles del partido a nivel autonómico, la propia Mónica García y Pablo Gómez Perpinyà, portavoz adjunto en la cámara. Pero no solo participaron ellos, ya que paralelamente se sumó la cúpula informal de Más Madrid, que está complementada por Errejón, ahora diputado de Más País en el Congreso, y Rita Maestre, líder de MM en el Ayuntamiento de Madrid. Ambos perfiles muy determinantes en el devenir de las siglas.

Pablo Iglesias deja el Gobierno para ir de candidato en Madrid.

Antes, nada más conocerse la noticia, García salió a dar la primera reacción ante los medios de comunicación dejando claro que quedaba mucho por hablar internamente antes de dar un paso hacia una u otra dirección. "Seguro que nos vamos a entender. (...) Vamos a dialogar como lo hemos hecho hasta ahora con Isabel Serra y con Ángel Gabilondo", aseguró la portavoz del grupo y candidata a la moción de censura disuelta contra Díaz Ayuso, pero dejando claro que su papel ha sido y será importante tras dos años de oposición: "Creo que nos merecemos un poquito de respeto entre las fuerzas políticas a la hora de encajar nuestros propios anhelos". "Hablaremos de todo sin imposiciones y, a poder ser, sin mucha testosterona".

El movimiento que finalmente se realice llegará dos años después del 'pacto de las empanadillas' con el que Errejón y Manuela Carmena acordaron formar un tándem electoral en 2019, uno a la CAM y otra al consistorio, a espaldas de Unidas Podemos, cuando el primero era ya su candidato para ser presidente autonómico. En aquel momento, los morados quedaron heridos de muerte, teniendo que improvisar una candidatura tras la fuga y salvar los muebles con Isabel Serra al mando.

placeholder Mónica García e Íñigo Errejón en una imagen de archivo. (EFE)
Mónica García e Íñigo Errejón en una imagen de archivo. (EFE)

Fuentes de UP en Madrid señalaban hace solo unos días que aún hoy se estaban recuperando de aquella sacudida afianzando estructuras. Mucho ha llovido desde entonces en la política nacional, pero ahora los papeles parecen invertirse y si en aquel momento fue el impulsor de MM quien pilló a contrapié a los morados, la situación es en estos momentos la contraria. MM deberá decidir si correr riesgos e ir en solitario o si optan por ir junto a Iglesias y sacudir la esencia de un proyecto que apuesta por representar una nueva izquierda verde alejada de algunos de los vicios que, a su juicio, ha mostrado UP desde su entrada en el Consejo de Ministros.

La decisión que se tome ahora puede ser definitoria para el futuro inmediato de la plataforma, que surgió con fuerza en la Comunidad y que se extendió a nivel nacional con Más País y con alianzas como la de Compromís o la Chunta Aragonesista. Más allá de estas, se abrían ahora nuevos horizontes para expandirse a otros territorios como Andalucía, donde acaban de constituir una dirección regional y están pendientes de lo que haga Teresa Rodríguez y Adelante. Lo que suceda con el proyecto en Madrid será clave para el proyecto en sus próximos pasos.

Foto: Ilustración: Irene de Pablo

Otra de las derivadas de cómo termine la ecuación a nivel autonómico será la del Ayuntamiento de Madrid, donde en los últimos días cuatro concejales han roto con el resto del grupo —de otros 15 ediles— con la excusa de tender puentes a otras formaciones de izquierda para una candidatura más amplia en 2023. Considerados como cargos cercanos a la exalcaldesa, fuentes de su entorno explican que la baza de Iglesias es el "revulsivo" que hacía falta para fomentar una recomposición de las formaciones del espacio y esperan que lleve consigo una reflexión sobre la situación a nivel municipal. Allí, UP quedó borrada del mapa en 2019 y desde la formación trabajan en busca de su regreso.

Más Madrid Unidas Podemos Pablo Iglesias Íñigo Errejón
El redactor recomienda