Madrid limitará a 10 personas las reuniones y hará 2 millones de test rápidos
  1. España
  2. Madrid
medidas que se revisarán cada quince días

Madrid limitará a 10 personas las reuniones y hará 2 millones de test rápidos

Entre las medidas del gobierno autonómico, destaca la prohibición de bailes y barras de consumo en bodas y comuniones. Pero Ayuso descarta el confinamiento de la Comunidad

Foto: Madrid limitará a 10 personas las reuniones y hará 2 millones de test rápidos
Madrid limitará a 10 personas las reuniones y hará 2 millones de test rápidos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha adelantado este viernes algunas de las nuevas medidas para tratar de evitar la expansión del coronavirus en la región, como la limitación de las reuniones en espacios públicos y privados a 10 personas, contar con hasta mil rastreadores y la realización de 2 millones de test rápidos. En una entrevista en RNE, Díaz Ayuso ha avanzado algunas medidas del denominado Plan Retorno. Horas después, ha sido el propio consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, quien ha desglosado estas medidas en rueda de prensa.

Foto: Largas colas y quejas de profesores en las pruebas covid-19 de Leganés (Madrid)

Entre las medidas, que se revisarán cada quince días, destaca la limitación de diez personas en las reuniones en espacios públicos y privados, y limitaciones de aforo más estrictas en bodas, velatorios y espectáculos. También prohíbe los bailes y la instalación de barras en las celebraciones de bodas y comuniones, donde los comensales tendrán que permanecer sentados para consumir la comida y la bebida, así como la asistencia de público en los festejos taurinos, según ha detallado hoy Escudero.

Los aforos pasarán del 75 al 60% en las bodas, así como en los lugares de culto y en cementerios y tanatorios. Los velatorios al aire libre tendrán un máximo de 50 personas, los cerrados de 25, y en entierros y crematorios podrán reunirse un máximo de 50 asistentes. La Comunidad ha fijado una distancia de 1,5 metros entre las sillas de los establecimientos de hostelería, como bares y restaurantes, una separación que hasta ahora solo era necesaria entre las mesas.

La asistencia de público en los festejos taurinos, que hasta ahora podían tener un aforo máximo del 75%, queda prohibida

La asistencia de público en los festejos taurinos, que hasta ahora podían tener un aforo máximo del 75%, queda prohibida, y las actividades de espectáculos públicos o recreativos en recintos y espacios que no se dediquen de forma habitual a dichas actividades no se autorizarán.

Ha detallado la presidenta que el Plan Retorno pretende "seguir reduciendo aforos en espacios públicos y privados", donde los técnicos de Salud Pública han detectado que se han producido más casos de brotes por una "confianza excesiva" y que el objetivo del Plan es que no crezca "más de la cuenta" la presión hospitalaria.

Foto: Cataluña incorporará a 3.811 profesionales a la Atención Primaria hasta el 2022

Las reuniones se limitarán a 10 personas en espacios públicos y privados, cuando hasta el momento la restricción solo era efectiva en espacios públicos o en la calle, pero no así en privados, ya que en Madrid se trataba, hasta ahora, de una recomendación.

Hoteles medicalizados

Asimismo, Ayuso ha señalado que se ampliará la oferta de los hoteles medicalizados, que ya se habilitaron durante los primeros meses de la pandemia para sanitarios, mayores y otros colectivos, y que en esta ocasión serán para "personas que den positivo y necesiten" hacer cuarentena fuera del hogar para no poner en peligro a sus familiares.

La Comunidad de Madrid abrió 13 hoteles con atención sanitaria por los que pasaron 2.802 pacientes, de los que solo ha permanecido abierto uno, el Ayre Gran Hotel Colón, han indicado fuentes de Sanidad.

También se ampliará el número de rastreadores hasta llegar a los 1.000, cuando hasta ahora la región contaba con 560 operativos, a los que se sumarán los 150 rastreadores militares solicitados recientemente al Ministerio de Defensa.

Descarta confinar Madrid

Ayuso también ha descartado, al igual que hiciera el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el jueves, el confinamiento de Madrid y ha apelado a la responsabilidad individual así como a no confiarse. "Ahora lo importante es volver al trabajo, volver a clase, y cuidarnos entre nosotros", ha subrayado en RNE.

La presidenta ha incidido en que es "inevitable que de vez en cuando haya contagios" porque la única manera de que no se produjesen sería con el "confinamiento total", que rechaza. A su parecer, lo que tienen que hacer las administraciones "en coordinación" es poner los medios para evitarlos y "sobre todo para que en el caso de que se produzcan poner sistemas para que no vayan a más".

Ayuso, durante su visita a un colegio en Madrid. (EFE)
Ayuso, durante su visita a un colegio en Madrid. (EFE)

En este punto, ha abogado porque "todo el mundo recupere la normalidad" y ha asegurado que la mayoría de los restaurantes y comercios son seguros. "La vida tiene que seguir con mucha responsabilidad, con mascarillas, pero tenemos que seguir avanzando porque si no, económicamente, esto va a ser todavía mucho peor", ha trasladado.

Reunión con ambas Castillas

Asimismo, la 'popular' ha tendido la mano para la colaboración al resto de autonomías del país frente a la pandemia y ha defendido que "no hay ninguna comunidad radiactiva". Así ha contestado a las palabras del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page que señaló esta misma semana que "el 80 por ciento de los casos" que llegaron a su región fueron consecuencia "de la bomba vírica radioactiva que se plantó en Madrid". Añadió que "no es el momento de terruños".

Ayuso ha manifestado que las restricciones que aprueba este viernes su Gobierno para frenar el coronavirus no son consecuencia de la presión de las autonomías limítrofes dado que son medidas que "se aplican con mucho más tiempo" y planes que llevan "estudiando muchísimas semanas".

"Yo tengo claro que no hay ninguna comunidad radioactiva. Somos España y yo jamás hubiera dicho lo mismo de Aragón o de Cataluña durante el verano. Todo lo contrario, me pongo a disposición de las comunidades autónomas como he hecho y haré siempre para ayudar", ha defendido.

A las dos Castillas ha convocado Ayuso a una reunión este lunes, para abordar conjuntamente sus planes ante el coronavirus. La presidenta de Madrid ha invitado a sus homólogos en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, según han informado a Europa Press fuentes del Gobierno regional.

Se trata de un encuentro que tendrá lugar en la Real Casa de Correos, sede del Ejecutivo autonómico, en la madrileña Puerta del Sol. También han sido invitados los consejeros de Educación y Sanidad de ambas regiones.

Ayuso ha manifestado que las restricciones que aprueba su Gobierno no son consecuencia de la presión de las autonomías limítrofes

Además, este viernes, la presidenta regional ha recordado que durante el verano firmó un convenio con Castilla-La Mancha y con Castilla y León en materia de incendios forestales o que ha mandado efectivos a Extremadura. "No dudaría en enviar lo que hiciera falta a cualquier rincón de España si un presidente autonómico así lo necesita", ha subrayado, al tiempo en el que ha incidido en que no es el momento de "terruños".

Coronavirus Madrid Emiliano García-Page Colegios
El redactor recomienda