Torrejón gana: Madrid bendice los test masivos y desafía el criterio del Gobierno
  1. España
  2. Madrid
PÁNICO A HABLAR DE LOS SANITARIOS DESPLAZADOS

Torrejón gana: Madrid bendice los test masivos y desafía el criterio del Gobierno

Ayuso quiere iniciar "en las próximas horas" el estudio de covid-19 más grande de Europa y la sanidad madrileña aprueba un protocolo exprés. La Comunidad Valenciana pide explicaciones

Foto: Torrejón gana: Madrid bendice los test masivos y desafía el criterio del Gobierno
Torrejón gana: Madrid bendice los test masivos y desafía el criterio del Gobierno

Entre el hotel Asset y el recinto ferial de Torrejón de Ardoz hay un paseo de un kilómetro. En las últimas horas, el vecino más observador habrá visto un inusual trasiego de jóvenes con una bolsita beis a la espalda caminando por el parque que une ambos puntos. De tres en tres, de cinco en cinco. No son vecinos de Torrejón, ni siquiera de la Comunidad de Madrid. Son los cerca de 100 sanitarios desplazados desde distintos puntos de España por la empresa Ribera Salud para realizar el mayor estudio de seroprevalencia de covid-19 de Europa.

Tras el surrealista sainete político sobre este estudio, del que el Ayuntamiento de Torrejón no decía una sola palabra, todo apunta a que finalmente el faraónico proyecto de testar en cinco días a 130.000 personas de forma indiscriminada se hará realidad, aunque posiblemente con matices.

Foto: El mayor estudio de covid-19 de Europa se convierte en una patata caliente para Madrid

Los sanitarios encargados de este maratón inaudito llegaron a Torrejón el domingo para empezar el miércoles a las 7h, pero tras el aplazamiento del proyecto a última hora y el tremendo enredo político que se ha originado, este centenar de profesionales, entre los que se cuentan enfermeros, auxiliares y celadores, se han convertido en un nuevo foco de polémica, por si todavía no había suficientes. La Comunidad Valenciana, entre la sorpresa y el enojo, ha pedido explicaciones a Ribera Salud sobre qué hacen en Madrid empleados de sus departamentos de Salud.

La Comunidad Valenciana ha pedido explicaciones a Ribera Salud sobre qué hacen en Madrid empleados de sus departamentos de Salud

Más de la mitad de los desplazados a Torrejón proceden de Alicante, en concreto, 35 profesionales del hospital del Vinalopó de Elche, y 25 del hospital de Torrevieja. Los dos hospitales están gestionados por Ribera Salud, que también tiene la concesión del hospital de Torrejón de Ardoz, de ahí que este ayuntamiento le haya encargado organizar el ambicioso proyecto. Los otros 40 sanitarios han llegado de hospitales ubicados en Galicia y Extremadura.

El recinto ferial de Torrejón de Ardoz, este miércoles, listo para iniciar el estudio. (D. B.)
El recinto ferial de Torrejón de Ardoz, este miércoles, listo para iniciar el estudio. (D. B.)

Ayuso quiere empezar ya

Los sanitarios esperaban estar fuera de sus casas una semana. Sin embargo, ahora se encuentran en un limbo y no saben cuándo podrán regresar. Al menos, sí saben que el polémico macroestudio va adelante. Así lo confirmó este miércoles la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso: “La idea es que los empiecen a realizar en las próximas horas junto a la Comunidad de Madrid para que los resultados estén con nosotros”.

Dicho y hecho. La Consejería de Sanidad madrileña se ha apresurado en redactar un protocolo para aquellos municipios y empresas que quieran practicar test masivos. Este miércoles, el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) publicó las “directrices para la realización de los estudios de seroprevalencia”. El Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz quería el visto bueno de la Consejería de Sanidad y ya tiene la herramienta legal que pedía.

Ahora le toca detallar en qué consiste ese estudio, cómo se va a realizar y con qué fin. Y deberá responder a una pregunta incómoda: “Ámbito poblacional al que se dirige”. Torrejón quiere hacerlo de forma indiscriminada a 130.000 vecinos, algo inaudito en Europa y que todos los epidemiólogos consideran un disparate y un mal uso de los recursos públicos.

Será la Dirección General de Salud Pública de Madrid quien tenga la última palabra sobre cualquier estudio, pero en todo caso queda claro que el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz y Ribera Salud le han ganado el pulso a la Comunidad de Madrid, que había cancelado planes similares en otros municipios semanas atrás en sintonía con el criterio del Gobierno. En realidad, se espera que el alcalde de Torrejón, Ignacio Vázquez, haga el anuncio oficial en las próximas horas, con el protocolo apenas salido del horno.

La incógnita ahora es si Madrid destinará dinero público y personal sanitario al aluvión de test que van a solicitar los ayuntamientos

Pinche para acceder a la publicación del BOCM.
Pinche para acceder a la publicación del BOCM.

Una vez bendecidos los estudios masivos por Díaz Ayuso, la incógnita es si el Gobierno autonómico destinará dinero público y personal sanitario al aluvión de peticiones que llegarán de los distintos ayuntamientos madrileños. Son cientos de miles de pruebas que se quieren practicar a discreción. Los alcaldes ya confirmaron días atrás a este periódico que exigirán cofinanciación de la comunidad para testar a todos sus vecinos y pedirán el apoyo de un hospital público, igual que ha tenido Torrejón, para que ninguna ciudad en Madrid sea menos que otra.

Esto generaría una tensión extra sobre el ya mermado personal hospitalario para algo, los test masivos, altamente desaconsejado por los científicos. El protocolo aprobado por Madrid abre una inquietante vía para dar rienda suelta al populismo sanitario en muchos municipios de la comunidad, donde ningún alcalde quiere ser menos que el vecino y donde los ciudadanos exigen conocer su estatus inmunológico. La pequeña trampa que puede frenar en seco esta carrera es que ningún municipio dispone del inestimable apoyo logístico que Ribera Salud ha prestado a Torrejón. Y eso puede generar agravios y quejas.

La pequeña trampa que puede frenar en seco la carrera de test masivos es que nadie cuenta con el apoyo que Ribera Salud ha prestado a Torrejón

Los sanitarios desplazados desde Valencia, Galicia y Extremadura a Torrejón "ya han hecho test a las residencias de ancianos y al personal esencial del ayuntamiento, han estado comprobando que todo está listo para empezar, no han estado parados”, afirman desde la empresa. Y subrayan: “El motivo de desplazar personal sanitario de otras comunidades y no emplear al del hospital de Torrejón es por la presión que todavía tienen ahí debido a los casos de covid-19”.

Sanitarios encargados del estudio de covid-19 de Torrejón de Ardoz, en la zona de trabajo. (D. B.)
Sanitarios encargados del estudio de covid-19 de Torrejón de Ardoz, en la zona de trabajo. (D. B.)

Prohibido hablar con la prensa

Los sanitarios no se pronuncian. Tienen terminantemente prohibido hablar de su situación personal. Este diario interpeló a varios grupos para conocer su experiencia en Torrejón y la reacción fue idéntica: miradas nerviosas y silencio absoluto. “No podemos hablar... Lo entiendes, ¿verdad?”, “no sabemos nada”, “no queremos hablar” y otras variantes de la misma respuesta. Todo sazonado con alguna sonrisa nerviosa y gestos de incomodidad. Los sanitarios reconocieron tácitamente que Ribera Salud les ha prohibido hablar con la prensa. En juego está nada menos que su empleo. Hay antecedentes recientes sobre despidos selectivos en la empresa ante situaciones que disgustaron a la dirección.

La ley del silencio llega incluso al comité de empresa del hospital del Vinalopó, en Elche, de donde proceden la mayoría de sanitarios. Ninguno de los sindicatos que componen este comité quiso atender a este periódico a pesar de la polémica y de que no fueron informados. Un representante sindical admitió que la dirección está “muy enfadada” por unas supuestas declaraciones del comité el martes a un periódico, y que prefieren no tensar más la cuerda.

Dos sanitarias, frente a una de las carpas del recinto ferial de Torrejón de Ardoz. (D. B.)
Dos sanitarias, frente a una de las carpas del recinto ferial de Torrejón de Ardoz. (D. B.)

“La gestión laboral de Ribera Salud es de puño de hierro, es comprensible que haya miedo. Aunque sí es decepcionante que nadie levante la voz ante un atropello a los derechos de los trabajadores, como es movilizar a empleados sin hacer una consulta preceptiva al comité, además, llevándolos de una comunidad autónoma a otra en pleno estado de alarma. Es una operación alucinante y me parece gravísimo que la plantilla no sepa nada”, indica un alto cargo sindical valenciano que ha tratado durante años con Ribera Salud.

“Si hay algo que define estas concesiones público-privadas es la falta de control, es su punto débil", prosigue. "Es imposible saber a qué destinan personal y recursos públicos, habría que tener unos mecanismos muy sofisticados de control que no existen. Están tan acostumbrados a hacer lo que quieren que ni siquiera avisaron a la Conselleria de Sanidad valenciana de esto. Es tremendo. Hasta los trabajadores desplazados se exponen a una multa por saltarse el estado de alarma si son identificados, ya que llegaron a Madrid sin que este proyecto tuviera el aval de ninguna institución sanitaria. No doy crédito”.

El desplazamiento de 100 sanitarios de Valencia a Madrid para un proyecto no validado cuando llegaron genera dudas legales

Desde Ribera Salud, niegan la mayor. Aseguran a este diario que “todos los sanitarios desplazados a Madrid son voluntarios, se preguntó quién quería participar en este proyecto altruista y muchos se ofrecieron”, y que se ha velado para que la ausencia de estos profesionales “no afecte en absoluto al normal funcionamiento de los hospitales de donde proceden”. Es más, dice la empresa, “el desplazamiento de sanitarios entre comunidades autónomas se ha dado durante todo el estado de alarma. La empresa es quien se hace responsable de estos desplazamientos y tiene la autoridad para hacerlo. En marzo, llegaron a Madrid profesionales de toda España”.

Un sanitario se desplaza por el recinto ferial de Torrejón de Ardoz. (D. B.)
Un sanitario se desplaza por el recinto ferial de Torrejón de Ardoz. (D. B.)

Un trabajo altruista "en días libres"

La empresa asegura que no obtiene ningún lucro de este macroestudio y que el proyecto se enmarca en sus campañas de responsabilidad social corporativa. En un comunicado, afirma: “Se han implicado 100 profesionales del Grupo Ribera Salud de diferentes regiones de España, que se han ofrecido como voluntarios para participar, en sus días libres, sin interferir en la actividad cotidiana que realizan para el grupo, y por tanto, sin verse alterados en ningún momento la plantilla, turnos, horarios o funcionamiento de sus centros habituales de trabajo”. El hecho de que sea una campaña altruista y voluntaria hace todavía más difícil de explicar el pavor a abrir la boca de los sanitarios desplazados a Torrejón, la mayoría mujeres jóvenes de entre 20 y 30 años de edad.

A la vez que Ayuso da paz al alcalde de Torrejón de Ardoz, su compañero de partido Ignacio Vázquez, el incendio se extiende en la Comunidad Valenciana. La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública abrió este martes un expediente informativo a Ribera Salud para saber cuántos trabajadores se han desplazado, sus perfiles profesionales y las fechas en que estarán fuera de sus centros sanitarios. "Además, la conselleria ha preguntado cómo se ha sustituido a estos profesionales con el objetivo de conocer los efectos que haya podido tener en la prestación asistencial a la población que atienden estos departamentos”, dice en un comunicado.

Ribera Salud subraya que no se ha mermado el servicio en los hospitales que gestiona y afirma que facilitará la información correspondiente. La polémica evoluciona y sigue abierta en varios frentes.

Coronavirus Torrejón de Ardoz Ribera Salud Sanidad madrileña
El redactor recomienda