EL AYUNTAMIENTO CONCEDIÓ EL SERVICIO A ALSA

Los madrileños cargan contra Naviluz, el autobús de la Navidad

Autobuses encharcados por culpa de las lluvias, largas colas a la intemperie, ventanas empañadas y retrasos en las entradas colman la paciencia de los usuarios

Foto: Naviluz recorre algunas de las calles más emblemáticas de Madrid decoradas para la Navidad (EFE/Ballesteros)
Naviluz recorre algunas de las calles más emblemáticas de Madrid decoradas para la Navidad (EFE/Ballesteros)

El pasado viernes 29 de noviembre comenzaba el servicio de Naviluz, el autobús municipal que recorre las calles de Madrid para disfrutar de la iluminación navideña. Sin embargo, lo que iba a ser un fin de semana de disfrute para centenares de personas se ha transformado en críticas muy duras contra los responsables del servicio por las carencias detectadas.

El mayor problema ha sido la lluvia: la ciudad de Madrid ha estado pasada por agua en muchos momentos de este primer fin de semana de funcionamiento de Naviluz. Pero los responsables del servicio decidieron no cancelarlo, a pesar de que muchos de los autobuses que hacen ese recorrido no están cubiertos, por lo que se llenaron de agua.

Muchos usuarios han subido a las redes sociales sus quejas por lo acontecido a lo largo del fin de semana. Unos se quejan de la falta de previsión ante la climatología adversa, otros de que los autobuses no estaban cubiertos y se convirtieron en piscinas rodantes y la mayoría piden que se les devuelva el dinero ya que no han podido disfrutar de lo que iba ser un plan en familia.

Las redes sociales se llenan de quejas

Alguno de los mensajes que se pueden leer en Twitter explican que se trata de “un servicio mega deficiente, con buses encharcados, ventanas empañada y mojadas que no se pueden ni abrir aunque te quieras arriesgar”. Otros, de retrasos y esperas de más de una hora bajo la lluvia para poder usar su entrada reservada con antelación.

La mayoría de los usuarios critican que ni la compañía a quien se ha concedido el servicio, que es Alsa, ni el Ayuntamiento de Madrid decidieran cancelar el operativo y devolver el dinero de los billetes que se habían comprado con antelación. La empresa solo explica que "las condiciones meteorológicas no dependen de ellos", una respuesta que no es suficiente para los afectados. La compra de las entradas, además, también ha provocado multitud de quejas.

La venta se abría el pasado 25 de noviembre y la web se colapsaba automáticamente, generando multitud de problemas a las personas que querían comprar los billetes con antelación. Naviluz estará en funcionamiento todos los días hasta el próximo 6 de enero, exceptuando los días 24 y 31 de diciembre y 5 de enero, Nochebuena, Nochevieja y víspera de Reyes, respectivamente.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios