EN MORALEJA DE ENMEDIO

La corporación socialista del tercer pueblo más endeudado se sube el sueldo un 25%

Cada vecino debe 6.882 euros. El PSOE, que ha revalidado la alcaldía, asegura que la situación permite una mejora retributiva. La masa salarial de sus 7 ediles pasa de 130.000 a 162.900 euros

Foto: Los siete ediles que conforman la Corporación socialista de Moraleja
Los siete ediles que conforman la Corporación socialista de Moraleja

Moraleja de Enmedio es una pequeña localidad madrileña que apenas supera los 5.000 vecinos. Tiene el triste honor de ser el tercer municipio más endeudado de España, según los últimos datos del Ministerio de Economía y Hacienda. Cada uno de sus habitantes debe 6.882 euros. El montante total de esa deuda se eleva a 34.557.000 euros, un 774% más que su presupuesto en 2018, que fue 4.463.521 euros. A pesar de ello, el equipo socialista que ganó las elecciones del pasado mes de mayo ha decidido mejorar sus retribuciones, un 25% respecto a lo que cobraban cuando comenzó la anterior legislatura en 2015.

El PSOE ha vuelto a ganar los comicios en Moraleja. Ya lo hizo en 2015 cuando la localidad había sido atrapada por los tentáculos del caso Púnica y la Guardia Civil detuvo al exalcalde del PP Carlos Alberto Estrada, hoy procesado en la pieza de Cofely. Estrada llevaba 16 años gobernando y según el nuevo Gobierno local que llegó a la alcaldía dejó las arcas municipales arruinadas. Con él cada vecino pasó de deber 121 euros a 4.300. Ahora, tras una primera legislatura de grandes estrecheces económicas, la corporación que dirige la socialista Valle Luna ha decidido mejorar las retribuciones que reciben los siete ediles que conforman el Ejecutivo.

Así, la regidora pasa de cobrar 30.000 euros a 33.000 euros brutos al año. En la pasada legislatura había dos ediles con dedicación exclusiva (que cobraba cada uno de ellos 25.000 euros brutos anuales). Ahora hay otros dos que percibirán 27.500 euros. Con dedicación parcial se mantienen cuatro. Pero mientras que antes cada uno de ellos ganaba 12.500 euros, ahora hay uno que ganará 27.500 euros (porque es primer teniente de alcalde) y tres que ingresarán 15.800 euros. Es decir, el gasto total salarial sube de 130.000 a 162.900 euros, un incremento del 25%.

Lejos quedan ya las promesas de 2012, cuando el PSOE estaba en la oposición y el PP gobernaba a golpe de mayoría absoluta el municipio. Entonces, los socialistas presentaron un plan de ahorro, al que ha tenido acceso El Confidencial, que proponía que el alcalde se bajara el sueldo de los 3.073 euros mensuales a los 1.500, y los concejales con dedicación exclusiva de 2.400 a 1.200. La alcaldesa Valle Luna se defiende y muestra el informe de la Intervención Municipal que avala esta subida, ya que "se ha constatado la existencia de crédito suficiente en la aplicación presupuestaria".

El exalcalde de Moraleja de Enmedio, Carlos Estrada (d). (EFE)
El exalcalde de Moraleja de Enmedio, Carlos Estrada (d). (EFE)

La regidora recuerda que cuando llegaron al poder por primera vez en 2015 se bajaron el sueldo un 50% y que lo que han hecho ahora es actualizar los salarios en función del IPC de estos cuatro años. Valle recalca que sus retribuciones están todavía muy por debajo de lo que les permite la ley en función del número de habitantes del municipio. Es decir, que podría haberse fijado un sueldo bruto anual de 47.759 euros. "En gobiernos anteriores del PP el alcalde llegó a cobrar 57.000 euros y los concejales 47.000 euros. "Creo que soy la alcaldesa que menos cobra de la zona, y con gran responsabilidad por la situación heredada, rechazando cargos de confianza y ajustando las retribuciones a la dedicación de cada uno de los ediles, sin dietas y pagando de nuestro bolsillo muchos gastos".

Cuando atiende a este diario telefónicamente la regidora pone como ejemplo que se encuentra en esos momentos en la oficina de Catastro en Madrid y que está pagando la gasolina del viaje y el aparcamiento con su propio dinero. El pleno del 4 de julio, en el que se aprobaron estos salarios, también fijó que la oposición volviera a cobrar dietas por asistencia a plenos: 30 euros, lo que no ocurría en las dos últimas legislaturas. La oposición está formada por tres ediles del PP, dos de Ciudadanos y uno de Vox. El portavoz de Cs ha señalado que ellos donan sus 30 euros debido a la situación financiera del municipio.

El nuevo Gobierno local asegura que aunque la situación económica es delicada existe un plan para reducir notablemente la deuda de 35 millones de euros, que pasa por devolver poco a poco a proveedores (un problema heredado del PP) unos 24 millones de euros y gestionar pagos de siete millones que se mantienen con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Sin olvidar tres millones de euros en sentencias judiciales firmes. "Todo esto está financiado y refinanciado con el Ministerio de Hacienda y vamos a llegar a un último acuerdo con este para poder mejorar todas estas condiciones".

La alcaldesa señala que "hemos conseguido equilibrar ingresos y gastos y existen resultados positivos en nuestras cuentas. Hemos desbloqueado todas las subvenciones que teníamos pendientes y que no se nos pagaban. Hemos cancelado 700.000 euros con el Banco Santander con medios propios, hemos saldado también toda la deuda con medios propios que teníamos con la Mancomunidad de Servicios Sociales". La Corporación loca ha renunciado a tener cargos de confianza y asesores.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios