HACE FALTA AUTORIZACIÓN DE LA COMUNIDAD

Con la Iglesia y los alcaldes han topado las cigüeñas: 619 nidos retirados en Madrid

Obispados y ayuntamientos lideran las peticiones para retirar nidos que dañan estructuras o ponen en peligro a viandantes. Cada vez migran menos ejemplares, que se asientan en la región

Foto: Una cigüeña con sus crías
Una cigüeña con sus crías

El asunto ha llegado incluso hasta la Asamblea de Madrid. "La retirada del nido de cigüeña blanca en la torre de la Iglesia San Juan Evangelista de Torrejón de Ardoz ha sido autorizada por la Dirección General de Medio Ambiente. En el caso referido, mediante escrito fechado el 30 de noviembre de 2018, el Obispado de Alcalá de Henares en su solicitud motivó la petición en base a que su presencia estaba provocando que cayeran materiales del mismo que afectaban al tránsito de personas". Además, "dado el deterioro que presentaba la torre de la iglesia, se había redactado un proyecto de restauración de la misma". Así respondía la Comunidad de Madrid el pasado 30 de abril al diputado de Equo Alejandro Sánchez, que se interesó por un tema que ha provocado cierto malestar en el municipio de Torrejón.

La asociación ecologista CPN Alerce había denunciado que el Obispado quería cargarse el nido en época de cría. Una denuncia que se trató en el Pleno municipal, donde el alcalde, del PP, tuvo que dar explicaciones. Se inició entonces una campaña de recogida de firmas para salvar a Caldero y Blanca, los dos ejemplares que anidaban en la torre y que empezarían entre febrero y marzo a criar, justo con las obras en la iglesia. La polémica se extendió incluso hasta el municipio vecino, Alcalá de Henares, donde comenzó una campaña paralela para que la localidad adoptara a las cigüeñas si Torrejón de Ardoz no las quería. Y es que estas aves se han asentado con fuerza en la comunidad de Madrid, donde cada más ejemplares no migran en invierno y se quedan en la región todo el año.

Esto ha provocado una proliferación de nidos en iglesias y edificios públicos que conllevan ciertos riesgos para peatones y estructuras. La cigüeña blanca está catalogada como 'vulnerable' en el Decreto 18/1992, de 26 marzo, por el que se aprueba el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres. Es decir, es una especie protegida. Otra ley autonómica, la 2/1991, de 14 de febrero, para la Protección y Regulación de la Fauna y Flora Silvestres en la Comunidad de Madrid, establece en su artículo 14 que está prohibida la perturbación de espacios de crianza de especies protegidas.

Además, desde la modificación en julio de 2015 del Código Penal realizar actividades que impidan o dificulten la reproducción de una especie protegida (como es el caso) ha pasado de ser infracción a delito, por lo que puede acarrear penas de seis meses a dos años de prisión si se realiza en el periodo de reproducción de la especie. Hay una salvedad. El Ejecutivo autonómico puede autorizar la retirada de los nidos si concurren circunstancias especiales: efectos perjudiciales para la salud y seguridad de las personas. En los dos últimos años la Consejería de Medio Ambiente ha aprobado 619 autorizaciones para retirar niños: 309 en 2017 y 310 en 2018.

Cigüeñas en un vertedero a las afueras de Madrid. (Javier de la Fuente/Seo BirdLife)
Cigüeñas en un vertedero a las afueras de Madrid. (Javier de la Fuente/Seo BirdLife)

"Intentamos dar siempre las autorizaciones fuera de periodo de cría, pero si por circunstancias excepcionales se acredita el riesgo, hay que quitar el nido", señala Luis del Olmo, director general de la Comunidad de Madrid, que asegura que estos casos son mínimos. "No afecta a la viabilidad de la especie ni a su conservación". La mayoría de las peticiones proceden de los obispados y los ayuntamientos. También de empresas privadas, como eléctricas, ya que a veces suele nidificar en torres. Hay un problema añadido. Las cigüeñas suelen elegir casi siempre los mismos lugares, si les gusta una ubicación, y cada año suelen mejorar sus nidos. "Son además una especie colonial, con muchos nidos en una misma estructura, lo que a veces aumenta los riesgos", señala Del Olmo.

La Comunidad solo da la autorización. Luego es el solicitante el que con sus medios, contratando una empresa especializada, debe retirar el nido. "Nosotros solo intervenimos en situaciones extremas. Es el titular del bien quien debe garantizar su seguridad", concluye Del Olmo. Ciempozuelos es el municipio que encabeza el número de solicitudes, 127 en dos años. Le siguen San Martín de la Vega (95), Colmenar Viejo (72), Velilla de San Antonio (33) y Rivas Vaciamadrid (32). ¿Cuántas cigüeñas hay ya en la región? "Es difícil saberlo. No se hace un censo desde 2004", explican desde la asociación ecologista SEO BirLife.

Una pareja de cigüeñas anidando en un nido construido en un poste para ese propósito. (Comunidad de Madrid)
Una pareja de cigüeñas anidando en un nido construido en un poste para ese propósito. (Comunidad de Madrid)

Los expertos señalan que cada vez son más las cigüeñas blancas que permanecen todo el año en la península, debido sobre todo al cambio climático (años cada vez más suaves) y por el fácil acceso a comida en los vertederos cerca de las ciudades. "Es cierto que los ejemplares más jóvenes suelen migrar al sur del Sahara, pero los ejemplares más adultos ya no suelen salir de España", señala Blas Molina, responsable de censos de SEO BirdLIfe. Su compañera Beatriz Sánchez, responsable de Biodiversidad Urbana de la asociación, explica que mantienen reuniones con la Comunidad para alertarle de que a veces se retiran nidos sin su autorización. "Son pocos casos, ya que son difíciles de detectar". Sobre todo en pequeños pueblos.

Desde SEO Bird Life aseguran que los nidos forman parte de la belleza de los edificios históricos y suponen un atractivo turístico. "La convivencia es posible". Es verdad que muchos nidos pueden pesar bastante, más de 300 kilos, y conllevar riesgos, "pero la clave está en un correcto mantenimiento cada año o colocar estructuras especiales en tejados para que puedan anidar", señala Beatriz Sánchez. Hay ayuntamientos que están funcionando bastante bien. Alcalá de Henares, por ejemplo, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, considera a la cigüeña "uno de los vínculos más fuertes entre el patrimonio histórico y el natural". Ha puesto en marcha medidas como la sustitución de nidos antiguos por plataformas resistentes, y ha creado una ruta de las cigüeñas por el núcleo urbano de la ciudad.

Los nidos de cigüeñas que habitaban en la casa-palacio Monesterio de San Lorenzo del Escorial.
Los nidos de cigüeñas que habitaban en la casa-palacio Monesterio de San Lorenzo del Escorial.

El municipio cuenta además con una ordenanza que regula la protección y la gestión de los nidos: se aligera el peso cuando es preciso, siempre fuera del periodo reproductor, se colocan nidos artificiales donde es necesario, y se recogen los pollos caídos del nido o heridos. En la actualidad unas 140 parejas están criando en Alcalá de Henares. Algunas de ellas se pueden seguir a través de cámaras instaladas. San Lorenzo del Escorial también ha buscado soluciones alternativas. Una colonia de cigüeñas estaba dañando uno de los edificios históricos del municipio, la casa-palacio de Monesterio, construida en 1611. Más de 30 nidos tuvieron que ser desmontados con grúas (algunos pesaban 500 kilos) y trasladados a un bosque artificial situado al lado. Un paraje en el que se instalaron mástiles de seis a 12 metros de altura colocados con distintas inclinaciones. En cada uno de ellos se colocó una cesta y encima los nidos.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios