UN PUEBLO DE 81 VECINOS

Ganar como sea: la alcaldesa de La Acebeda empadrona a 16 en un 'camping' abandonado

La regidora de La Acebeda, candidata de Ciudadanos, ha desempadronado además a 15 vecinos que aseguran que residen allí. Han puesto una denuncia a la JEC y preparan una querella

Foto: La alcaldesa de La Acebeda, Rosa García Blanco.
La alcaldesa de La Acebeda, Rosa García Blanco.

La Acebeda es un pequeño pueblo de la sierra norte de Madrid, a 88 kilómetros de la capital. Según el último censo oficial del Instituto Nacional de Estadística (INE), la localidad tiene 65 habitantes, de los que 62 pueden votar. Son datos del 1 de enero de 2018. Pero desde entonces, el padrón municipal ha sufrido muchos cambios. De una tacada, la alcaldesa, Rosa García Blanco, que en 2015 se presentó con el PP y ahora encabeza la candidatura de Ciudadanos para las elecciones del 26 de mayo, dio de baja a 15 vecinos y empadronó a otros 31, entre los que están varios familiares que al parecer no viven en La Acebeda y 16 nuevos residentes cuyo nuevo domicilio es un 'camping' que la propia regidora cerró a finales de 2017.

Adolfo Hernán fue alcalde de La Acebeda entre 1999 y 2015 y es primo del padre de la actual regidora. Fue el que recomendó al PP que Rosa García debía sustituirle. Pero también es uno de los 'desempadronados' por la regidora. "Esto ha sido un pucherazo en toda regla. No hemos podido votar en las generales del 28 de abril y no vamos a poder hacerlo en las municipales del 26 de mayo", explica a El Confidencial. Todo empezó en junio de 2018, cuando el Ayuntamiento de La Acebeda decidió dar de baja a 15 vecinos por inclusión indebida. Es decir, porque en teoría no vivían en el pueblo.

"La alcaldesa nos dio de baja en junio de 2018, pero nos enteramos de casualidad en marzo de este año, cuando uno de esos vecinos me llamó porque había ido a solicitar un certificado de empadronamiento para pedir el bono social de la luz y le dijeron que ya no vivía en el pueblo. Fui entonces a la oficina del censo y comprobé que le habían dado de baja. Pregunté por mí y me dijeron que yo y mi mujer también habíamos sido 'desempadronados'. Y así otros vecinos más. El problema es que la inclusión indebida lleva un procedimiento legal que aquí no se ha cumplido", asegura Hernán.

Ese procedimiento incluye una notificación a los vecinos informándoles del inicio del mismo. Isabel Espinosa, de 60 años, es otra de las 'desempadronadas'. Regenta el bar La Plazuela. "Se supone que alguien del ayuntamiento se pasó por mi casa en dos ocasiones y certificó que no vivía allí. Pero allí están mi madre de 91 años y mi hermano de 65. La casa está unida al bar, que está abierto casi siempre. En un pueblo tan pequeño como este, la gente entra y sale. Yo pude votar en las generales de 2016, pero ahora no", señala esta vecina, que como la mayoría de los 'desempadronados' presentó un recurso de reposición ante el ayuntamiento.

El 'camping' de La Acebeda, cuando estaba abierto.
El 'camping' de La Acebeda, cuando estaba abierto.

Adolfo Hernán, el exalcalde, explica que la repuesta a su recurso por parte del ayuntamiento dice que también recibió dos visitas por parte de la Administración que certificaron que no vivía allí. "Pero no me dejaron ningún aviso. Y esto es irregular. Yo pago el IBI, los impuestos y el impuesto de circulación en La Acebeda. Algunos vecinos solo suben el fin de semana, en verano o durante temporadas. Pero eso no quiere decir que no estén censados allí. Lo que ha hecho es dar de baja a sus enemigos en el pueblo y empadronar a amigos y familiares para intentar ganar de nuevo las elecciones", señala. En 2015, Rosa García ganó por cinco votos. Con los movimientos que ha hecho en el censo hay ahora 81 vecinos, de los que pueden votar 78.

Jacinto Isabel tiene 62 años y es otro de los 'desempadronados'. "Nos ha quitado a los que sabe que no la vamos a votar. A mí me pidió que fuera en su candidatura y le dije que no porque yo soy de izquierdas. Tengo una casa en La Acebeda, un huerto urbano del que pago impuestos, un pajar y varias fincas. Soy hijo de pueblo. Toda mi familia es de aquí y yo me empadroné oficialmente la última vez en agosto de 2016. Vivo en La Acebeda. Incluso he tenido que rehabilitar mi casa y he pedido licencias al ayuntamiento. La alcaldesa sabe perfectamente que soy vecino".

Una de las plazas de La Acebeda.
Una de las plazas de La Acebeda.

El exalcalde cree por su parte que ha sido 'desempadronado' por venganza. "Esta legislatura, en la que ella gobierna, me ha puesto tres denuncias por, según ella, conceder licencias irregularmente. Ya he tenido que ir a declarar y estamos a la espera de sentencia. Y al nuevo candidato del PP en La Acebeda le ha puesto otras dos denuncias, una por amenazas", explica Adolfo Hernán. Lo que han hecho los vecinos afectados es presentar una denuncia ante la Junta Electoral el pasado 28 de marzo por las 15 bajas en el censo y una queja ante el defensor del pueblo el 10 de abril.

Los vecinos preparan además una querella criminal contra la regidora tras enterarse de que no solo han sido 'desempadronados' sino que además han llegado 31 nuevos vecinos, 16 de los cuales tienen como domicilio el 'camping' de la localidad, que la propia regidora cerró a finales de 2017. Actualmente, está abandonado. Este empadronamiento masivo ha provocado otra denuncia ante la Junta Electoral. La Oficina del Censo Electoral señala en un escrito fechado el pasado 22 de abril que "hay indicios de posible irregularidad en el hecho de que 16 personas se encuentren empadronadas en una misma dirección, que al parecer corresponde a un 'camping' que podría llevar más de un año cerrado". Un empleado del Censo visitó las instalaciones y lo pudo comprobar.

Los vecinos' desempadronados' y Cristóbal Sánchez, el único concejal en la oposición, denuncian además que entre los 31 nuevos empadronados están el padre y la madre de la alcaldesa (el progenitor también fue alcalde hace muchos años), su hermano y su cuñada, sus dos hijos y la propia Rosa García. "Ella vive en Algete y sus padres, en otro pueblo. Ha censado a seis personas en una casa de dos dormitorios. Ya me dirás cómo", explica Adolfo Hernán. Este diario ha intentado, a través de Ciudadanos, hablar con la regidora, su candidata para los comicios de mayo. Sin éxito.

Un portavoz de la formación naranja asegura que el ayuntamiento tuvo de que dar de baja en el padrón "a algunas personas que no residían en el municipio, tal y como exige la ley. Es un procedimiento habitual que, en este caso, se realizó el verano pasado cuando ni siquiera se había abierto el periodo electoral. En este mismo procedimiento han sido dados de alta otras 33 personas, que sí residen en el municipio y que no sólo lo hacen en el 'camping'. Este como tal ya no existe, fue cerrado en 2017, por una negligencia cometida por el anterior alcalde, y lo que hay ahora es una colonia de viviendas". Las 16 altas se produjeron en junio, julio y octubre de 2018. El mismo portavoz señala que solo el hermano de la regidora ha sido incluido en el padrón, "porque obviamente vive allí".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios