yan ya wang negocia con avalmadrid

El sueño chino del agua en Carabaña: 80 M, 200 empleos, un hotel y un templo 'shaolin'

Una empresa quiere adquirir la instalación, abandonada, y proyecta planes ambiciosos. Pero la operación está estancada porque Avalmadrid no entrega toda la documentación

Foto: Entrada al complejo Aguas de Carabaña.
Entrada al complejo Aguas de Carabaña.

De momento, las negociaciones están paradas. En el dique seco. Y eso que el inversor ya ha adelantado 500.000 euros y propone inyectar 80 millones y crear 200 empleos para revitalizar el balneario de Carabaña, situado a 50 kilómetros de la capital, en el pequeño municipio del mismo nombre. El problema es que el actual dueño de las instalaciones, Avalmadrid, empresa semipública sin ánimo de lucro que ayuda a pymes y autónomos madrileños a obtener financiación, no acaba de ofrecer a la compradora, una empresaria china, todas las garantías sobre los derechos de las aguas medicinales que dan servicio al balenario, cerca del río Tajuña.

"Pasa el tiempo y nosotros queremos comprar. De hecho, ya hemos adelantado medio millón de euros, pero no se están dando las condiciones. Avalmadrid nos dice que sigue buscando documentación que es imprescindible para nosotros, garantías para cerrar la operación", explica Alberto Lahoz, portavoz de Tales Carabaña, la empresa creada por la empresaria china Yan Ya Wang para poner en marcha este proyecto. Esta compañía se ha puesto en contacto con los grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid para que la ayuden a desatascar la operación. También con la Comunidad de Madrid y con la embajada china en España.

Todo empezó en septiembre de 2017, cuando los inversores chinos se pusieron en contacto con Avalmadrid, que ofrecía en su web el complejo hotelero Aguas de Carabaña. La empresa semipública gestiona las instalaciones después de que el anterior propietario, el Grupo Trome (que regentaba los hoteles Foxa), entrara en concurso de acreedores en 2012. "Contactamos con Avalmadrid para iniciar los trámites para la compra de dicho complejo con el fin de explotar la gran cantidad de recursos que existen", explica Lahoz.

El balneario se fundó en 1883, cuando el farmacéutico del pueblo (Ruperto Jacinto Chávarri) descubrió el manantial y comenzó la explotación comercial del agua con el nombre de La Favorita, que incluso fue exportada al extranjero. Luego llegaron el hotel, el restaurante y una línea de productos comerciales, como los jabones que se fabricaban con las sales del agua. Así durante más de un siglo, hasta que en el año 2010 la empresa Chaplan (del Grupo Trome) rehabilitó el hotel (con 30 habitaciones) y empezó a gestionar las instalaciones. La quiebra de su último dueño provocó que Avalmadrid (que le concedió líneas de financiación) lo pusiera a la venta por 1,6 millones.

El complejo cuenta con una planta embotelladora y una central eléctrica.
El complejo cuenta con una planta embotelladora y una central eléctrica.

El 17 de enero de 2018, Avalmadrid y la empresa Tales de Carabaña firmaron su primer contrato de arras. La empresa china entregó 150.000 euros y encargó informes "para conocer la totalidad de los recursos que íbamos a adquirir". "No solo es un balneario y un hotel. Hay 105 hectáreas de terrenos y viñedos y unos derechos sobre las aguas que vencen en 2060. Queremos comercializar esta agua en China", explican los inversores. En mayo de 2018, solicitaron una ampliación del contrato debido a que el mal tiempo había impedido desarrollar ciertos trabajos de campo, una prórroga que conllevó el desembolso de otros 150.000 euros.

Pero empezaron los problemas. Las fincas que dan acceso al complejo no son de Avalmadrid sino de otro propietario. "Nos falta además documentación, como los certificacos energéticos de los edificios y ciertas garantías sobre los derechos mineros. Así no podíamos firmar y pedimos un nuevo aplazamiento", explica Lahoz. Este se firmó en diciembre de 2018 tras previo pago de otros 200.000 euros de los inversores y el compromiso de empezar a pagar los gastos de seguridad del complejo y el IBI del año 2019. "En total, ya hemos adelantado 500.000 euros más 400.000 euros que nos hemos gastado en distintos informes técnicos y asesorías".

La negociación está estancada y los inversores han pedido el auxilio de los grupos políticos en la Asamblea de Madrid. "En ningún momento, por parte de Avalmadrid, se ha dado respuesta a las dudas generadas. Este hecho, como inversora, me ha generado muchas dudas e inseguridad jurídica, al no saber ciertamente el alcance de la compraventa", explica Yan Ya Wang en la carta que ha enviado a los portavoces parlamentarios. Los inversores no solo quieren revitalizar el balneario, sino que apuestan "por el fortalecimiento de las relaciones comerciales entre China y España". El objetivo es construir también un templo 'shaolin' y estudiar la viabilidad de la Ciudad del Agua, un proyecto que ya se elaboró para el municipio con 3.500 habitaciones.

Pedro Embid es el director general de Avalmadrid. Asegura que su "voluntad es vender" y admite que hay discrepancias con el comprador. "Hemos hecho una contrapropuesta y estamos esperando una respuesta. Por prudencia, creo que no debo hablar de esas discrepancias, pero lo que está claro es que desde Avalmadrid no podemos dar información adicional que nos pide esta empresa que no tenemos. Nuestro objetivo es que todo se solucione". Tales Carabaña señala por su parte que no quiere llegar a los juzgados, pero asegura que Avalmadrid les ha amenazado diciendo que tiene otras ofertas. "Cuando se firma un contrato de arras cancelarias, el vendedor no puede escuchar terceras ofertas", sentencia Lahoz. "No tenemos otras ofertas", afirma Embid.

El hotel del complejo.
El hotel del complejo.

Eduardo Gutiérrez, portavoz de Economía del grupo parlamentario de Podemos, ahora en la lista de Más Madrid, ha pedido explicaciones al Gobierno del PP, que preside el consejo de administración de Avalmadrid, "que está mostrando incapacidad de gestión y dudoso respeto a legalidad y derechos económicos de los inversores privados". En este consejo están la Comunidad de Madrid, la Cámara de Comercio de Madrid, la patronal madrileña CEIM y cuatro entidades financieras (Bankia, Santander, CaixaBank y Banco Popular). La sociedad de garantía recíproca está presidida por Rosario Rey García, que compatibiliza el cargo con el de directora general de Economía del Gobierno regional, que tiene poco más del 27% de las acciones. Las entidades financieras tienen mayoría, con otro 31%; la Cámara de Comercio posee un 5%, y la patronal madrileña, por ejemplo, solo un 0,03%. Avalmadrid está sujeta a la supervisión del Banco de España.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios