LA MEMORIA HISTÓRICA EN MADRID

El comité de memoria pone a Carmena en un brete: pide homenajear a los dos bandos

Tras su propuesta para crear dos memoriales que incluiría el homenaje a las víctimas de los dos bandos, Carmena deberá decidir si seguir las pautas del comisionado como hasta ahora

Foto: Una mujer limpia la tumba de un familiar o allegado en el madrileño cementerio de La Almudena. (EFE)
Una mujer limpia la tumba de un familiar o allegado en el madrileño cementerio de La Almudena. (EFE)

La memoria histórica promete volver a ser uno de los puntos calientes de la política municipal madrileña en las próximas semanas. Sobre todo después de la decisión tomada por el comisionado que dirige Paca Sauquillo sobre el memorial a los fusilados en la posguerra en el cementerio de La Almudena, apelando al espíritu reconciliador y no revanchista, e insistiendo en que es necesario recordar a todas las víctimas, también durante la Guerra Civil. A las de los dos bandos. Esta decisión supone enmendar por completo la decisión tomada por el concejal de Ahora Madrid, Mauricio Valiente, en calidad de director de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria del consistorio y a espaldas del propio comisionado.

El edil anunció el pasado febrero su decisión de contratar a un grupo de expertos para elaborar el listado de todos los fusilados a manos de la represión franquista, que serían homenajeados en el camposanto. En torno a 2.934, entre los que se incluían a 335 chequistas, como adelantó el diario 'ABC'. Una decisión que revolvió a los miembros del órgano colegiado en el que el Ayuntamiento delegó los trabajos de asesoramiento en este asunto, y que decidieron reunirse de urgencia para abordar la situación. Algunos de los expertos que trabajan en el equipo de Sauquillo llegaron a plantear su dimisión del órgano si la decisión de Valiente seguía adelante. El comité de expertos pidió más tiempo para preparar un dictamen.

Algunos de los expertos que trabajan en el equipo de Sauquillo llegaron a plantear su dimisión del órgano si la decisión de Valiente seguía adelante

Este miércoles y dos meses después de aquello, el comisionado se reunió finalmente con Manuela Carmena. Y la propuesta pasa finalmente por que se creen dos placas en ubicaciones distintas dentro de La Almudena y en los que se incluyan las víctimas de ambos frentes. En concreto, uno se destinaría a las víctimas durante la Guerra Civil (de 1936 a 1939) y, el otro, que respondería a la propuesta de Valiente, rendiría tributo a los fusilados desde 1939 a 1941. Eso sí, Sauquillo y su equipo de expertos proponen que los memoriales no tengan nombres, sino códigos QR a través de los cuales los interesados puedan conocer la historia de las personas asesinadas y los familiares vean recogidos sus casos personales y particulares.

La socialista y abogada Francisca Sauquillo, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La socialista y abogada Francisca Sauquillo, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

El motivo por el que Sauquillo explicó su decisión de incluir un segundo homenaje a todos los madrileños "que sufrieron la violencia de diferentes grupos y personas" durante la Guerra Civil, aunque algunos ya los obtuvieran en la dictadura, es porque entiende que "en época democrática, tiene otros valores". Justamente lo que defienden grupos de la oposición, como el PP municipal, insistiendo en que "el único reconocimiento válido es el de la democracia".

Por otro lado, la posibilidad de que se instaure esa segunda placa para recordar a las víctimas del Frente Popular en otra ubicación en La Almudena (antes denominado Cementerio del Este) también ha sido planteado al constatar el comisionado que el camposanto fue un lugar en el que se llevaron y asesinaron a muchas personas por parte de las izquierdas en los meses previos a la guerra. Una posición que los populares defienden, entendiendo "que es muy positivo reconocer a todas las víctimas".

Carmena, en una encrucijada

La cuestión es si Ahora Madrid y, en particular Mauricio Valiente, estarán de acuerdo con esta postura. Tras la reunión del miércoles, la alcaldesa dejó la puerta abierta por primera vez a no seguir las pautas marcadas desde el comisionado, instándolo a mantener conversaciones con el resto de partidos y afirmando que el consistorio seguiría trabajando en línea con los acuerdos adoptados por el pleno.

Sauquillo ya ha contactado con el PSOE-M que dirige Puri Causapié para reunirse en los próximos días.. En cuanto al PP y Ciudadanos, insisten en que "el pleno no acordó nada" con respecto a los memoriales, ya que fue una decisión unánime del equipo de Gobierno comunicada por Valiente. Por ahora, lo que sí ha empezado a hacer el Ayuntamiento en el marco de la memoria histórica es el inicio del cambio de calles en la ciudad conforme al elenco ideado por el comisionado. Algo que los socialistas sí aplauden. La cuestión capital es si Ahora Madrid finalmente acatará la propuesta de los expertos para los memoriales o avanzará en el proyecto de Valiente.

Varias placas de la avenida del General Fanjul en Madrid tras ser retiradas. (EFE)
Varias placas de la avenida del General Fanjul en Madrid tras ser retiradas. (EFE)

Fuentes consistoriales tienen serias dudas al respecto y esperan "maniobras dilatorias" porque, entre otras cosas, la propuesta recoge algunas de las iniciativas presentadas por el grupo popular de Martínez-Almeida y defendidas por el concejal Pedro Corral. De hecho, el PP madrileño llevó al pleno una propuesta que pedía "no mezclar víctimas y verdugos" en la placa que homenajeará a las víctimas del franquismo, entendiendo que los nombres de chequistas y personas que cometieron crímenes durante la Guerra Civil no podían aparecer junto al resto de asesinados. Una proposición a la que Ahora Madrid se opuso y, en concreto, Valiente rechazó de plano haciendo incluso comparaciones muy criticadas. También los socialistas se opusieron "hasta conocer el dictamen del comisionado". Corral considera, según ha manifestado a este diario, que el comité de expertos ha dejado clara su postura en contra de que esa mezcla se lleve a cabo.

En ese sentido todo apunta a que la regidora se encuentra en una tesitura complicada. Por un lado, se enfrenta a su propio equipo municipal, en el que existen equilibrios de poder muy frágiles, y ante la amenaza de lo que podría suponer abrir nuevas confrontaciones. Por el otro, Carmena tampoco puede cerrarse en banda a la propuesta del comisionado de expertos, porque se podría enfrentar a dimisiones en bloque dentro del órgano, un escenario que alguno de sus miembros ya ha puesto encima de la mesa en alguna ocasión.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios