ante el tribunal de cuentas

Carmena demanda a Botella por la venta de pisos sociales para que devuelva 127 millones

La restitución por una supuesta enajenación de 18 promociones completas, así como de otros 34 pisos y dos plazas de garaje, correspondería a la excaldesa y los miembros de su Junta de Gobierno

Foto: La exalcaldesa de Madrid Ana Botella, durante su discurso en el debate sobre el estado de la ciudad en 2012. (EFE)
La exalcaldesa de Madrid Ana Botella, durante su discurso en el debate sobre el estado de la ciudad en 2012. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado este jueves una demanda en el Tribunal de Cuentas contra la exalcaldesa Ana Botella y todos los miembros de su Junta de Gobierno por la venta de inmuebles de la EMVS (Empresa Municipal de Vivienda y Suelo) al fondo de inversión Fidere y a otras sociedades. El objeto de la demanda es un posible perjuicio económico a las arcas municipales, por lo que se solicita reintegrar unos 127 millones debido, por una parte, a la supuesta enajenación de 18 promociones completas de vivienda protegida, así como otros 34 pisos y dos plazas de garaje.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en calidad de vicepresidente de la EMVS, ha sido el encargado de presentar dicha demanda ante el Tribunal de Cuentas dentro del proceso civil que este tribunal ha abierto con motivo de la venta de vivienda protegida de la EMVS al fondo de inversión Fidere. Tal y como ha aclarado el concejal de Ahora Madrid, lo que se reclama es una restitución del valor económico que las arcas municipales dejaron de ingresar por la venta de estos inmuebles: “Entendemos que, como mínimo, lo que el Ayuntamiento de Madrid ha dejado de percibir asciende a 55 millones de euros. Aunque si atendemos al valor real de tasación, la cifra estaría muy por encima de esa cantidad, entre 250 o 300 millones de euros”.

Calvo ha matizado que, como la reclamación es “contra los particulares que en aquel momento eran los responsables de tomar esta decisión, por parte de la EMVS, el consejero delegado, y por parte de la Junta de Gobierno, la alcaldesa y todo su equipo de gobierno, la restitución patrimonial correspondería a estas personas en concreto". Las dos operaciones en las que se centra la demanda son una primera venta el 21 de febrero y el 18 de octubre de 2013 a las sociedades Avellanar Inversiones SL y Madrid Town Inversiones SL, por un precio total de 2.072.246 de euros, y una segunda a las sociedades Fidere Vivienda SLU y Fidere Gestión SLU por un precio global de 128.500.000 euros. Esta operación se formalizó el 31 de octubre de 2013. En esta última, el número de inmuebles supuestamente enajenados asciende a un total de 5.315.

Las ventas de los inmuebles se realizaron por un precio muy por debajo del que hubiera sido razonable

Según los informes periciales realizados por una sociedad de tasación homologada, el procedimiento recoge una valoración del daño producido a los fondos públicos como patrimonio de la EMVS, y por ende, del propio Ayuntamiento de Madrid. Dicho daño se ha cuantificado en la diferencia entre el precio de venta y el valor de mercado. Los informes técnicos cuantificaron en 6.131.941 euros el valor de mercado de la operación de enajenación de 34 viviendas y dos plazas de garaje, y 249.272 euros el valor de mercado de la enajenación de las 18 promociones completas de vivienda protegida, y de sus inmuebles vinculados y no vinculados.

Los fondos de la EMVS son fondos públicos, tal y como reconoce la jurisprudencia del Tribunal Supremo y la doctrina del Tribunal de Cuentas y remarcan desde el Gobierno municipal. Por lo tanto, "el daño causado sobre los fondos de la EMVS afecta también a las cuentas públicas del ayuntamiento, dada la vinculación absoluta que existe entre el patrimonio de ambos".

La demanda por alcance tiene como objetivo "exigir responsabilidad contable a las personas que, por su participación en las dos operaciones citadas, causaron un daño cuantificable e individualizado a los fondos públicos, puesto que las ventas de los inmuebles se realizaron por un precio muy por debajo del que hubiera sido razonable". En el caso de ambas enajenaciones, ese precio ‘a la baja‘ es indiferente de los valores que se quisieran tomar de referencia, es decir, valor contable, valor catastral, precio máximo de calificación como VPP o valor de mercado, según señalan los demandantes.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios