HABRÍA QUE DECLARARLO BIEN PROTEGIDO

La última oportunidad para salvar el edificio de Vallecas que fotografió Robert Capa

El propietario pretende derribarlo y el Ayuntamiento, de momento, no le concede la licencia. Pero no es suficiente. La tabla de salvación está en el Catálogo de Elementos Protegidos

Foto: Vista de la casa situada en el distrito de Vallecas, donde el fotógrafo Robert Capa inmortalizó a niños víctimas de la Guerra Civil. (EFE)
Vista de la casa situada en el distrito de Vallecas, donde el fotógrafo Robert Capa inmortalizó a niños víctimas de la Guerra Civil. (EFE)

El número 10 de la calle Peironcely de Madrid, en el distrito de Puente de Vallecas, es un icono de lo que fue la Guerra Civil en Madrid. El fotógrafo Robert Capa inmortalizó en 1939 las escenas que se vivieron en la capital e hizo célebre ese edificio con una instantánea que mostraba a varios niños jugando y, tras ellos, un muro repleto de disparos. El propietario del inmueble ya se ha hecho con el único apartamento del que no era dueño y la semana pasada anunció a los inquilinos que deben marcharse cuanto antes porque derribaría el edificio este otoño. Son 15 pisos en total de entre 17 y 34 metros en los que viven familias, niños —algún bebé incluido— en condiciones de habitabilidad nefastas.

El Ayuntamiento que dirige Ahora Madrid ha denegado esta semana, al menos de momento, la solicitud para llevar a cabo la demolición, al no contar el dueño con los requisitos y la documentación necesaria para adquirir la licencia. El problema es que el propietario no tiene ninguna intención de quedarse quieto.

Que los inquilinos deben abandonar el inmueble es a ojos de todos una evidencia. La inexistencia de ventanas, el reducidísimo espacio y el estado de insalubridad han obligado al consistorio a estudiar una fórmula que permita realojarlos en otro lugar. Pero esa fórmula no termina de llegar pese a los muchos encuentros que ha mantenido el concejal de los distritos de Puente y Villa de Vallecas, Paco Pérez, con todos los vecinos.

Imagen que fotografió Robert Capa en el edificio vallecano de la calle Peironcely.
Imagen que fotografió Robert Capa en el edificio vallecano de la calle Peironcely.

La vertiente cultural es la otra piedra angular de esta historia. Derribar el edificio supondría acabar con un icono de la memoria histórica en la ciudad, pese a que el pleno municipal del pasado 5 de julio aprobó una iniciativa del PSOE-M para que se incluyera este inmueble en el Catálogo de Elementos Protegidos del consistorio. Esta podría ser la única vía real para frenar la demolición de la casa. Aunque el Ayuntamiento ha conseguido frenar la pretensión inmediata del propietario, denegándole la licencia, desde el grupo municipal socialista insisten en que el Gobierno municipal debe dar un paso al frente.

Y la única solución de asegurar el edificio pasa por cumplir el mandato plenario de julio. La concejal socialista Mar Espinar lanzará la próxima semana una batería de preguntas en dos comisiones previas al pleno de este mes para intentar presionar a Ahora Madrid. Por un lado, se dirigirá al área de Equidad y Derechos Sociales liderada por Marta Higueras para exigir una solución de vivienda a todos los vecinos que deben ser desalojados, independientemente de que el inmueble logre seguir en pie. De forma paralela, el PSOE-M insistirá al concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en que valore formalmente la inclusión del edificio en el Catálogo que permitiría darle un estatus especial y estar protegido como patrimonio de la ciudad.

En todo caso, si el Gobierno municipal finalmente cumple con la iniciativa aprobada en pleno, debería abrir un periodo de negociación con el dueño de la casa para lograr que el inmueble pasara a manos municipales. Lo que parece claro a todos los niveles es que esa fachada, en la que el propietario ya ha comenzado a borrar los resquicios de disparos de las paredes con yeso, constituye una imagen única de lo que fue la Guerra Civil en España y, concretamente, en Madrid.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y la primera teniente de alcalde, Marta Higueras (i), a su llegada al Pleno del Ayuntamiento. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), y la primera teniente de alcalde, Marta Higueras (i), a su llegada al Pleno del Ayuntamiento. (EFE)

Más allá del objetivo cultural, Espinar insiste en que las condiciones en las que viven los vecinos del número 10 de la calle Peironcely "es ya un tema urgente". Reprocha en ese sentido la inacción de Higueras en la búsqueda de una solución y recuerda que el tiempo se agota.

Fue la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad la que se pronunció en primera instancia, rechazando catalogar el bloque de viviendas como Bien de Interés Patrimonial, tras alegar las condiciones precarias en las que se encontraba la "infravivienda". Desde el PSOE-M reconocen que la conclusión de la CAM es difícil de rebatir. Pero insisten en que la pelota está en el tejado del consistorio porque la opción de catalogar como bien protegido el inmueble a nivel municipal puede actuar como tabla de salvación para el icono captado por Robert Capa.

Los socialistas consideran que el edificio podría constituirse como museo, albergar otras piezas y recuerdos de lo que fue la Guerra Civil en Madrid, siendo la fachada la piedra angular. Además, aseguran, sería un buen síntoma de la "descentralización" de la cultura por la que apuesta también el equipo de Gobierno, consiguiendo un nuevo reclamo cultural de la capital en el distrito de Puente de Vallecas.

Precisamente, la plaforma 'Salva Peironcely' lanzó el pasado viernes una campaña internacional para solicitar al Ejecutivo regional la protección del edificio vallecano. De la misma forma, en unos días se celebrará un acto público junto a la Asamblea de Madrid, en el mismo distrito, para informar y concienciar a los vecinos de la necesaria protección del patrimonio de la ciudad.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios