podría haber prorrogado la plaza seis meses más

El Poder Judicial corta el grifo y deja otra vez solo al juez que lleva Púnica y Acuamed

La plaza de Alejandro Abascal, magistrado de apoyo de Eloy Velasco, no ha sido renovada. Un portavoz del CGPJ señala que la situación del juzgado 6 de la Audiencia ha mejorado

Foto: El juez Eloy Velasco
El juez Eloy Velasco

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido no renovar la plaza de refuerzo que tenía el juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Eloy Velasco, que actualmente lleva causas tan mediáticas como Púnica y Acuamed (ambas salpican gravemente a cargos públicos del PP). Alejandro Abascal Junquera ha estado esta semana despidiéndose de sus compañeros, ya que ha finalizado su comisión de servicios de seis meses. Un portavoz del órgano de gobierno de los jueces ha explicado a El Confidencial que Velasco se queda sin este magistrado de apoyo, ya que la situación procesal del juzgado se ha desatascado bastante en esto seis meses. La plaza se podría haber renovado otro semestre más.

Como ya publicó El Confidencial, Velasco empezó a solicitar en septiembre de 2015 un magistrado de refuerzo que le permitiera centrarse y agilizar el centenar de casos que tenía asignados, la mitad de ellos declarados "complejos". La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional lo aprobó el 23 de noviembre de 2015 y lo tramitó el día 26, enviando al Consejo General del Poder Judicial el informe pertinente que justificaba ese refuerzo. Cuatro meses después, el 10 de marzo de 2016, la Comisión Permanente del Poder Judicial aprobaba la plaza, tras contar con el plácet presupuestario del Ministerio de Justicia (que es quien dota económicamente el nuevo puesto).

Velasco había argumentado su petición de refuerzo por la "acumulación sobrevenida de trabajo por razón de la complejidad de las causas" a su cargo y "particularmente" por el caso Púnica. En su escrito, Velasco expuso la necesidad de "impulsar y agilizar" las causas acumuladas en su juzgado. "No es tanto un problema de cantidad, sino de calidad y complejidad de los mismos". Abascal comenzó así su nuevo trabajo en junio.

En estos seis meses, las tareas se han repartido. Mientras que Abascal se ha encargado de las causas nuevas que ha entrado en el juzgado número 6 y de aquellas pequeñas instrucciones que requieren una tramitación menor, Velasco ha aprovechado para impulsar los grandes casos ya iniciados, que necesitan meses de diligencias, como son Púnica, Acuamed o algunas instrucciones sobre crimen organizado que atañen a grupos tan peligrosos como Los Ángeles del Infierno o el clan de La Camorra de Los Polverino.

En teoría Alejandro Abascal volverá a su plaza de origen, el juzgado de lo penal número 29 de Madrid

Velasco también lleva causas de terrorismo, como la de los abogados de ETA, las relaciones de la banda terrorista vasca con las FARC colombianas y varios casos de yihadismo. Sin olvidar otros asuntos de justicia universal, como la investigación del asesinato del jesuita español Ignacio Ellacuría. El accidente de un avión de la compañía Swiftair en Malí es otro de los procedimientos que se acumulan en su despacho. El Poder Judicial considera que Velasco ya ha avanzado en muchas de estas causas.

En teoría Abascal volverá a su plaza. Es juez de Adscripción Territorial en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Está destinado en el Juzgado de lo Penal número 29 de Madrid. En su labor en la Audiencia Nacional, Abascal archivó la denuncia por la presunta financiación irregular de Podemos con fondos de Irán y Venezuela.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios