durante los episodios de restricción al tráfico

Carmena busca cargar al Estado la gratuidad del transporte público en casos de polución

Los gastos por el coste que dejarían de asumir los usuarios se cifran entre 1,2 y cuatro millones diarios, dependiendo de si se contempla o no el reingreso de los abonos

Foto: La M-30, durante uno de los episodios en los que se activó la primera fase del protocolo anticontaminación con medidas de restricción al tráfico. (EFE)
La M-30, durante uno de los episodios en los que se activó la primera fase del protocolo anticontaminación con medidas de restricción al tráfico. (EFE)

El Gobierno municipal de Ahora Madrid quiere hacer gratuito el uso del transporte público durante los episodios de alta contaminación en los que se activen medidas de restricción al tráfico. Para ello, se pretende impulsar un grupo de trabajo en el seno del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) con el fin de buscar vías de financiación que involucren a la Administración central. El modelo francés es el espejo en el que se miran, al ser el Estado quien se hace cargo íntegramente de todos los costes ocasionados por esta medida cuando se impide circular al 50% de vehículos privados al rebasarse los límites de NO2.

Los gastos por el coste que dejarían de asumir los usuarios de metro, bus y cercanías se cifran entre 1,2 y cuatro millones diarios, dependiendo de si se contempla o no el reingreso del precio fraccionado correspondiente a los abonos de transporte, según los datos aportados por el gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Álvaro Fernández Heredia, ante la comisión permanente de Medio Ambiente y Movilidad celebrada este miércoles. Para Fernández Heredia, el impulso de este tipo de medidas es una "clara competencia" del CRTM, la sociedad pública encargada de gestionar todos los transportes públicos que dependen de la Comunidad de Madrid y en la que están representados el ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y el resto de consistorios de la región.

La propuesta de hacer gratuito el transporte público coincidiendo con la activación de los escenarios tres y cuatro del protocolo contra la contaminación, aprobada en el pleno del ayuntamiento con los votos de Ahora Madrid y PSOE, ya fue rechazada por la presidenta de la Comunidad de Madrid. Cristina Cifuentes calificó de "inviable" esta medida por sus costes económicos y la tildó de “demagogia”. Para los socialistas, estos costes deberían ser asumidos, al tratarse de una cuestión de salud pública, y se han sumado a la iniciativa del Gobierno para que se establezca una colaboración entre las diferentes administraciones.

La presidenta regional, Cristina Cifuentes (d), y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. (EFE)
La presidenta regional, Cristina Cifuentes (d), y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. (EFE)

El choque entre el ayuntamiento y la comunidad sobre esta cuestión se suma a otros previos relacionados con la financiación de la EMT por parte del consorcio, después de que no se le asignase en los propuestos ninguna partida de inversión, mientras que se produjo un aumento presupuestario para el resto de operadores (metro, interurbanos y Renfe). A pesar de las diferencias, el gerente de la EMT ha asegurado que se están iniciando conversaciones para la creación de un grupo de trabajo centrado en la búsqueda de alternativas.

La pretensión de Ahora Madrid pasa por buscar soluciones para sacar adelante el mandato del pleno sin cerrarse a estudiar “distintas opciones”. En esta línea, Fernández Heredia se ha mostrado favorable a explorar otras iniciativas, como "la gratuidad en horas determinadas" o un "mejor encaje tarifario".

Aviso informativo por la EMT para impulsar el uso del transporte público por alta contaminación. (EFE)
Aviso informativo por la EMT para impulsar el uso del transporte público por alta contaminación. (EFE)

La activación de los escenarios del protocolo anticontaminación que implicarían restringir el tráfico de vehículos en función del número par o impar de las matrículas todavía no ha llegado a producirse. El pasado 2 de noviembre, se llegó al escenario dos, que limita la velocidad a 70 km/h en la M-30 y prohíbe aparcar en la almendra central a los no residentes, pero se evitó pasar a la siguiente fase por el descenso de los niveles de contaminación.

En el último pleno del ayuntamiento, se acordó adelantar la información sobre las medidas adoptadas por aplicación del protocolo de contaminación a las 12:00 del día anterior, en lugar de hacerlo la noche previa como hasta ahora. Una modificación en la metodología del protocolo que permitirá una mejor planificación. Las medidas de reducción de velocidad a 70 km/h en la M-30 y sus accesos se implementarán como hasta ahora, a las 06:00 de la mañana posterior a la superación de límites de concentración de dióxido de nitrógeno.

La manera de actuar será exactamente igual que hasta ahora, pero sí cambiará radicalmente la manera de comunicar a los madrileños las medidas tomadas. Así, se continuarán analizando los datos de las Estaciones Automáticas de Medición de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid: en caso de que se superen 180 microgramos/m³ en dos estaciones de una misma zona durante dos horas seguidas, el protocolo se pondrá en marcha.

La responsable del área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, valoró ayer como "satisfactorios" los resultados del plan de movilidad navideño por el que se ha peatonalizado la Gran Vía. Unas restricciones que en su primera semana de aplicación han supuesto una disminución del 32% en los niveles de NO2 con respecto a la media de esos mismos días en los tres años anteriores, según los datos registrados en la estación de medición de la plaza del Carmen, de acuerdo a un informe elaborado por Ecologistas en Acción.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios