Cifuentes se harta y pide la cabeza de Arturo Fernández en la Cámara
  1. España
  2. Madrid
crisis en el empresariado madrileño

Cifuentes se harta y pide la cabeza de Arturo Fernández en la Cámara

La presidenta de la Comunidad de Madrid solicita a Arturo Fernández que deje la entidad y busca un candidato para sustituirle

Foto: Fotografía de archivo de Arturo Fernández. (EFE)
Fotografía de archivo de Arturo Fernández. (EFE)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha pedido a Arturo Fernández que dimita del cargo de presidente de la Cámara de Comercio de Madrid. En una conversación que mantuvieron la semana pasada en Fitur, Cifuentes le dejó entrever que era el momento de que dejara paso a otros y abandonase la institución. El presidente de la Cámara pilló el mensaje y le comunicó que solo la dejará si los miembros de la institución lo quieren así, según ha relatado él mismo a varios empresarios.

Arturo Fernández ha perdido el apoyo que tenía entre los empresarios madrileños durante los anteriores gobiernos del PP, con Esperanza Aguirre e Ignacio González. La caída del Grupo Cantoblanco, actualmente en concurso de acreedores, y, sobre todo, los escándalos que arrastra el empresario, le han hecho perder el favor del Ejecutivo madrileño. En diciembre de 2014 tuvo que abandonar la patronal madrileña CEIM, pero hasta ahora se había mantenido en la presidencia de la Cámara, organismo que tutela la Comunidad de Madrid.

Dos noticias podrían estar tras la petición de Cifuentes. La primera es que la Fiscalía Anticorrupción he pedido recientemente un año y medio de cárcel para Arturo Fernández por el caso de las tarjetas 'black'. El presidente de la Cámara cargó a Bankia un total de 37.326 euros con las tarjetas opacas durante su etapa como consejero de la entidad. Cuando se conoció el escándalo, Fernández devolvió el dinero.

“La comunidad puede pedirme lo que quiera, pero a mí me nombraron los empresarios y son los empresarios los que me pueden quitar", dice Fernández

El otro asunto que sobrevuela sobre Fernández es la investigación del caso de los cursos de formación en Madrid. Se trata de una ampliación del caso Aneri en que la policía trata de averiguar si la Cámara de Comercio también ha cometido irregularidades en la justificación y facturación de las subvenciones de los cursos que ofertaba la Cámara a través del Instituto de Formación Empresarial (IFE). Los agentes investigan si la Cámara utilizaba ese dinero público para financiar a varias asociaciones empresariales.

En las últimas semanas han pasado por los juzgados para declarar voluntariamente varios cargos y excargos de la Cámara, entre ellos, el presidente, Arturo Fernández, el exdirector gerente Miguel Garrido y el actual director, Carlos Prieto.

Cifuentes no quiere imputados en la Cámara. Descartado el vicepresidente Corsini, el candidato con más posibilidades es Juan López-Belmonte

Arturo Fernández no quiso confirmar ayer a este periódico que Cifuentes haya pedido su dimisión, aunque sí señaló que la presidenta le solicitó en Fitur una reunión "para hablar". “La comunidad puede pedirme lo que quiera, pero a mí me nombraron los empresarios y son los empresarios los que me pueden quitar. La comunidad es el órgano tutelante pero no quita y pone presidentes”.

La posible salida de Fernández tiene varios problemas. Para empezar, el mandato de Fernández estaba ya por finalizar. Se pensaba que las elecciones, que han de ser convocadas por el Ministerio de Economía, iban a ser en mayo, pero la situación política actual ha ralentizado todo el proceso y quizá no haya elecciones hasta dentro de seis meses o más. “No tiene sentido quitar ahora a Arturo, poner a otro y luego volver a elegir a otro presidente dentro de unos meses”, señalaba ayer un miembro de la Cámara.

El otro problema es ver quién le sustituye. Cifuentes ha dejado claro que no quiere ningún imputado en la institución. Queda fuera por tanto Miguel Corsini, vicepresidente primero de la Cámara e imputado también por las tarjetas 'black'. El otro candidato, el que cobra más fuerza, es Javier López-Belmonte, vicepresidente segundo y fundador de la empresa farmacéutica Rovi.

Lo que parece claro, según las fuentes empresariales consultadas, es que la comunidad quiere que la salida de Fernández sea inminente. Otra cosa es que el empresario madrileño se resista. Por ahora no son muchos los que le apoyan. En la pasada feria Fitur, muchos de los que le han defendido y arropado en el pasado, incluso en las peores situaciones, hicieron lo imposible por que no se les viera con él. “Era muy fuerte ver cómo lo dejaban solo para no salir en la foto con él”, señala un asistente al acto.

Cámara de Comercio Cursos de formación Tarjetas Black Concurso de acreedores Esperanza Aguirre Partido Popular (PP) Ignacio González Fiscalía Anticorrupción CEIM Noticias de Bankia Fitur Ministerio de Economía
El redactor recomienda