se trata de belén húmera

Gürtel sigue con el reguero de imputaciones, salpicando ahora a una asesora de Alcorcón

La Audiencia Nacional cita como investigada a una exconcejala de Boadilla, ahora cargo de confianza en Alcorcón. Será destituida en breve. El juez cree que amañó obras para la trama

Foto: Belén Húmera, exconcejala de Boadilla.
Belén Húmera, exconcejala de Boadilla.

Siete años después de que se produjeran las primeras detenciones, el caso Gürtel sigue generando nuevos imputados (ahora con la denominación de investigados tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal). El Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que dirige José de la Mata, ha citado en calidad de investigados a tres nuevas personas, salpicando así aunque sea de manera colateral al Ayuntamiento de Alcorcón, gobernado por el PP. De la Mata acusa de un posible delito de prevaricación a María Belén Húmera Contreras, exconcejala en Boadilla del Monte y actualmente asesora de Administración General en Alcorcón, es decir, cargo de confianza. En la anterior legislatura, Húmera estaba destinada en la Empresa Municipal de la Vivienda de Alcorcón. Junto a ella, han sido citados el arquitecto Antonio Miguel Reyes y el empresario Carlos Jorge Martínez Massa.

Antes de desembarcar en Alcorcón, Belén Húmera había sido concejala de Obras y Servicios en Boadilla del Monte, uno de los epicentros de la trama. "De acuerdo con lo instruido, habría favorecido la directa adjudicación de los servicios referidos a 'obras en la zona de la Alcaldía' a las empresas vinculadas a Francisco Correa, eludiendo el procedimiento correspondiente y admitiendo posteriormente, como dos contratos menores, sendas facturas de empresas de la trama por importe de 23.084 euros", reza el auto del magistrado, de 19 de enero de 2016.

El juez José de la Mata imputa a tres nuevas personas siete años después de que se destapara el caso

Se está refiriendo a las obras que la trama hizo en el despacho de Arturo González Panero, alias 'el Albondiguilla', otro de los imputados, exalcalde de Boadilla y jefe directo de Belén Húmera. Según ha podido saber El Confidencial, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, destituirá inmediatamente a Húmera. Estos dos contratos, junto a otros 29, fueron analizados por la Intervención General del Estado (IGE), ya que resultaron sospechosos para el juez y los investigadores. Contratos menores (inferiores a 30.000 euros) que suman 655.071 euros y que fueron fraccionados para que se pudieran adjudicar directamente y no tuvieran que someterse a los procesos de publicidad que marca la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. El juez ha citado a Húmera el 12 de febrero.

Locales y pisos

Las imputaciones van a continuar. Las acusaciones personadas en el caso, sobre todo PSOE y la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (Adade), han pedido 13 imputaciones más relacionadas con la pieza de Boadilla, aún en instrucción. No solo se están analizando estos contratos menores. Otro informe de Hacienda ya reveló que se investigan otras 15 grandes adjudicaciones en Boadilla de la etapa Gürtel que suman 149 millones de euros.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.
El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

En el caso de Antonio Miguel Reyes, arquitecto contratado por el ayuntamiento, el juez cree que podría haber participado en el amaño de dos adjudicaciones de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Boadilla. ¿La primeranbsp;Cuatro parcelas en 2005 a favor de la empresa Rústicas MBS, propiedad de otro imputado en la causa, el empresario y exvicepresidente de Repsol Ramón Blanco Balín. ¿La segunda? La adjudicación de 176 pisos a la constructora Teconsa entre los años 2002 y 2004, de la que Blanco Balín fue consejero. El juez acusa de prevaricación a Antonio Miguel Reyes.

Por su parte, Carlos Jorge Martínez Massa era administrador de Rústicas MBS. Una vez que esta empresa ganó la adjudicación de las cuatro parcelas, que sirvieron para construir locales comerciales y plazas de garaje, Martínez Massa colaboró para que dos cargos públicos del ayuntamiento, también imputados, ocultaran su participación en esta firma beneficiada por el contrato. El juez le acusa de prevaricación, cohecho y blanqueo de capitales, ya que también ayudó a otro imputado, César Tomás Martín Morales, a "ocultar fondos de procedencia indiciariamente ilícita".

Conciertos de música

El juez De la Mata ha pedido mucha documentación al Ayuntamiento de Boadilla para poder seguir cerrando el círculo sobre otros contratos sospechosos. Y pide además al consistorio que identifique "al funcionario o autoridad que acordó la contratación del concierto homenaje a Luigi Boccherini, celebrado en enero de 2006. Compositor del siglo XVIII, Boccherini vivió muchos años en Boadilla del Monte. El ayuntamiento fraccionó dos contratos que suman 20.000 euros para que empresas de la trama organizaran el concierto: 13 atriles, 50 metros de moqueta y colocación del escenario de madera.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios