es el cerebro financiero de la trama

Gürtel: el juez cerca a Blanco Balín por ayudar a un imputado a blanquear en Suiza

La Audiencia Nacional le cita a declarar el 26 de octubre por su presunta implicación en un delito de blanqueo en Suiza en una operación inmobiliaria con un ex alto cargo de Boadilla, Martín Morales

Foto: Ramón Blanco Balín. (EFE)
Ramón Blanco Balín. (EFE)

La Fiscalía Anticorrupción sabe que el economista, asesor fiscal y empresario Ramón Blanco Balín es una pieza clave en el entramado internacional de la red liderada por Francisco Correa. Conocido como el 'gran blanqueador' o el 'cerebro financiero de la Gürtel', está imputado por fraude fiscal, blanqueo de capitales, tráfico de influencias y cohecho por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. El juez José de la Mata quiere tomarle declaración el próximo 26 de octubre a petición de Anticorrupción porque los investigadores tienen indicios de que Blanco Balín ayudó a evadir capitales en Suiza a otro de los imputados de la trama, un ex alto cargo del Ayuntamiento de Boadilla del Monte, César Tomás Martín Morales.

Blanco Balín, que llegó a ser consejero delegado de Repsol y ocupó cargos de responsabilidad en 40 empresas, forjó durante años una estrecha amistad con centenares de políticos, empresarios y banqueros. Este economista leonés también se hizo un nombre entre las grandes riquezas nacionales por su condición de gestor en España del bróker italiano Arturo Fasana, un hombre de negocios con oficina en Ginebra (Suiza) que se ha especializado en mover y gestionar fortunas de españoles en el extranjero y que también fue descubierto gracias al caso Gürtel. 

En un auto fechado el pasado 16 de octubre, el juez cree que Blanco Balín "pudo participar en la ocultación de fondos de procedencia indiciariamente ilícita del imputado Martín Morales", dinero que este último obtuvo por su "intervención en las adjudicaciones públicas en Boadilla del Monte", uno de los epicentros de la trama. Según el juez, tales fondos habrían sido utilizados por Martín Morales para participar en 2005 en la empresa Real State Equity Portfolio, una participación "no declarada fiscalmente y que habría cedido en julio de 2006 a José Ramón Blanco Balín por un precio de 274.963 euros".

Tomás Martín Morales.
Tomás Martín Morales.

Blanco Balín, "conocedor del origen de los fondos y de su opacidad fiscal, habría ingresado la parte del precio que le correspondía, 137.481 euros, en la cuenta que César Tomás Martín Morales mantenía oculta para la Hacienda pública en la sucursal de Ginebra del Credit Suisse a nombre de la sociedad panameña Cala Asset". 

16 pisos de lujo en Majadahonda

El proyecto Real State Equity Portfolio es una empresa creada por otro de los imputados, Jacobo Gordon Levenfield, buen amigo de Francisco Correa y de Alejandro Agag, el yerno de José María Aznar. Gordon, promotor inmobiliario, decidió levantar 16 viviendas de lujo en Majadahonda cuando el municipio estaba gobernado por Guillermo Ortega, también imputado. La inversión se bautizó como Twain Jones, aunque luego los pisos se comercializaron como Residencial Adriático. Las casas iban a costar entre 485.000 euros y el millón de euros.

Entre los inversores del proyecto estuvieron el propio alcalde de Majadahonda a través de una empresa pantalla (Sundry Advices), Correa y la esposa de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, a través del capital que puso otra sociedad tapadera radicada en Londres, Rustfield Trading Limited. Una de las conversaciones incluidas en el sumario revela que Correa se enfadó con Jacobo Gordon porque la operación se bloqueó y "no descolgaba el puto teléfono y llamaba a Aznar". Ahora el juez De la Mata revela en su último auto que Martín Morales y Blanco Balín también participaron en el proyecto. César Martín Morales también está denunciado por acoso y amenazas a su exmujer.

Una agenda vip

El Confidencial ha accedido a los casi 1.300 contactos personales que Blanco Balín guardaba en su agenda cuando fue detenido en febrero de 2009 y que casi siete años después permanecían inéditos. Martín Morales no aparece en el listado de 1.258 nombres, una agenda vip en la que sí están importantes políticos y empresarios españoles como José María Aznar, Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, Florentino Peréz, Ana Patricia Botín, Francisco González, César Alierta, Isidro Fainé, 'los Albertos' (Cortina y Alcocer), Ángel Ron y Antonio Brufau, entre otros. Una lista muy larga copada por los principales empresarios del Ibex 35, los banqueros más poderosos, políticos de primera fila e incluso un buen puñado de periodistas.

La agenda de Blanco Balín, experto en evadir capitales, alberga casi 1.300 nombres: presidentes, empresarios, banqueros y políticos

Como miembro de la cúpula directiva de Repsol, una petrolera con fuertes inversiones fuera de España, Blanco Balín también tenía en su agenda una larga lista de políticos extranjeros, sobre todo en Sudamérica. Por ejemplo los mandatarios brasileños Lula da Silva y Dilma Roussef. En Argentina aparecen Alejandro Sruoga (exsecretario de Estado de Energía); Alfredo Néstor Atanasof (exministro de Trabajo) y Antonio de la Rúa (hijo del expresidente Fernando de la Rúa). En el listado están Andrés Pastrana (expresidente de Colombia) y Carlos Armando Saavedra Bruno (exministro boliviano). El apartado embajadas es amplísimo. Hay contactos de embajadores españoles en muchos países con intereses petroleros y de los embajadores de esos países en España: Guinea, Angola, Perú, Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Venezuela, Irán, Italia y Rusia.

 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios