Carmena repesca a la exgerente de Urbanismo en Pozuelo cesada por el PP
  1. España
  2. Madrid
NUEVA GERENTE DE LA AGENCIA DE LICENCIAS

Carmena repesca a la exgerente de Urbanismo en Pozuelo cesada por el PP

Ana Reguero, un excargo de confianza de la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, ha sido nombrada por Ahora Madrid como gerente de la Agencia de Licencias

Foto: Reunión de la Junta de Gobierno Municipal, presidida por Manuela Carmena. (EFE)
Reunión de la Junta de Gobierno Municipal, presidida por Manuela Carmena. (EFE)

La Junta de Gobierno municipal ha nombrado como gerente de la Agencia de Licencias de Actividades a Ana Reguero, quien ocupó la gerencia de Urbanismo en Pozuelo de Alarcón hasta el pasado mes de octubre, cuando la alcaldesa popular Paloma Adrados acordó su cese por un supuesto conflicto de intereses. La arquitecta presentó su dimisión tras hacerse público que su marido era gerente de la Junta de Compensación de un sector urbanístico que se iba a modificar, y según explicó la alcaldesa por aquel entonces, hoy presidenta de la Asamblea de Madrid, Reguera no se inhibió en este asunto. “Hay un error reconocido por esta persona, que le ha costado el puesto. Por lo tanto, no hay manto de sospecha ni nada que se le parezca”, zanjó.

Desde el área de Desarrollo Urbano que dirige José Manuel Calvo, se niega cualquier irregularidad de la nueva gerente en el referido asunto, apoyándose en un informe jurídico del propio Ayuntamiento de Pozuelo. En este escrito, elaborado tras la denuncia de los grupos de la oposición, se concluye: “No concurre en Doña Ana Reguero Naredo causa alguna de abstención en el procedimiento de aprobación de la modificación del plan parcial de que se trata, dado que el acto administrativo (acuerdo del pleno en este caso) por el que se aprueba la referida modificación no la coloca a ella ni a su esposo en condiciones legales o naturales de obtener un determinado beneficio material o jurídico”.

El grupo socialista, no conforme con estas conclusiones a pesar de que Reguero ya había dejado su cargo, solicitó la apertura de una comisión de investigación que finalmente se echó abajo por mayoría absoluta con los votos del PP. La oposición ya había puesto en entredicho la propia creación de la gerencia de Urbanismo, que llevó a cabo Reguero en 2012, criticando que se le diese “un poder impresionante” a esta persona en una materia especialmente sensible. Máxime en un municipio que se erigió como una de las cunas de la red Gürtel, bajo la batuta del exalcalde Jesús Sepúlveda.

La modificación urbanística que produjo la dimisión de la recién nombrada como gerente en el Ayuntamiento de Madrid afectaba, entre otras cuestiones, a las “condiciones estéticas para la edificación de viviendas unifamiliares, que pretende dar libertad de materiales en las fachadas y cubiertas, poder realizar cubiertas planas y terrazas sin límite de anchura (...)”. Como subrayan desde el Ayuntamiento madrileño, dicha modificación no afectaba a parámetros de edificabilidad, altura de plantas o cualquier otra condición que afectase a la valoración económica de las parcelas.

Con su exjefa como presidenta de la Asamblea de Madrid, y ella bajo las órdenes de Manuela Carmena, ahora se encuentran en trincheras bien diferenciadas

La gerente habitaba en una vivienda unifamiliar en este ámbito con su marido (presidente de la Junta de Compensación del ámbito), y manifestó no haberse abstenido al “pensar que no era necesario por no tener ningún conflicto de intereses en un tema absolutamente inocuo de normas estéticas y por se trataba de una norma de carácter general que vota y aprueba el Pleno”, como reza el documento adjunto. Un informe sobre el que la Junta de Gobierno local manifestó que no estaba de acuerdo, manteniendo que la gerente debía haberse abstenido. Es por ello que fue aceptada su dimisión irrevocable, “ya que es un cargo de confianza y considera que debe estar a disposición del equipo de Gobierno”.

Todo ello a pesar de que el informe jurídico insiste en que Reguero y su mujer habitaban en una vivienda incluida en el sector del plan parcial que se modifica, pero al haber sido finalizada con licencia de primera ocupación de fecha de 30 de abril de 2013, "no podrá acogerse a las nuevas y más favorables condiciones de tipología edificatoria que se establecen con la modificación del plan parcial promovida por la Junta de compensación". Estas y otras cuestiones internas de partido, llevan a señalar a fuentes cercanas al consistorio que la petición de dimisión por parte de la alcaldesa popular se debió más a "una excusa" por diferencias personales y guerras de poder que a una falta administrativa. Con su exjefa como presidenta de la Asamblea de Madrid, y ella bajo las órdenes de Manuela Carmena en el consistorio, ahora se encuentran en trincheras bien diferenciadas.

Jefa de departamento con Ana Botella

Pocos días después de su dimisión como gerente municipal de Urbanismo, la exalcaldesa Ana Botella la nombró jefe de departamento de Control de Calidad de Limpieza, Residuos y Equipamientos Urbanos. Reguero estuvo al frente de este departamento durante seis meses, hasta que un mes antes de las elecciones del pasado 24M, la exalcaldesa popular la colocó al frente de la jefatura del departamento de Equipamientos Urbanos.

La carrera profesional de Reguero en el Ayuntamiento de Madrid se remonta a 1999, y solo se vio interrumpida durante los dos años que estuvo al frente de la gerencia de Urbanismo en Pozuelo de Alarcón. Previamente había sido jefa en diferentes departamentos, como el de Renovación Urbana, Renovación Residencial o Servicios Técnicos.

Manuela Carmena Pozuelo de Alarcón Partido Popular (PP) Ana Botella Jesús Sepúlveda Ahora Madrid
El redactor recomienda