Ahora Madrid hace obras y habilita un despacho para Aguirre en la Casa de la Villa
  1. España
cumple su idea de ocupar el viejo ayuntamiento

Ahora Madrid hace obras y habilita un despacho para Aguirre en la Casa de la Villa

La antigua sede del Ayuntamiento de Madrid alojará en la planta baja el Instituto de Formación y Estudios, y en el piso principal un nuevo despacho para Esperanza Aguirre y parte de su equipo

Foto: Imagen de la Casa de la Villa. (Google)
Imagen de la Casa de la Villa. (Google)

Si hay una queja compartida por todos los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid es que el edificio de los grupos municipales en el número 71 de la calle Mayor está saturado. "Estamos como sardinas en lata", asegura uno de los concejales que trabaja allí a diario. Tras el panorama que dejaron las elecciones municipales de mayo, el inmueble acoge en su primera y segunda planta a los miembros del Partido Popular; en la tercera, a los concejales de Ciudadanos; en la cuarta y quinta a todos los del PSOE, y en la quinta, a parte del equipo de Ahora Madrid. Sin embargo, en los próximos meses habrá una mudanza que permitirá cierto desahogo en el edificio.

Según ha podido confimar este diario, el edificio municipal de la Casa de la Villa, actualmente en obras, ubicará a partir de otoño el despacho de la jefa de la oposición, es decir la 'popular' Esperanza Aguirre, que se reubicará allí "con parte de su equipo", aunque de momento se desconoce con exactitud quién. Fuentes del PP reconocen que ese plan "está supuestamente en marcha", aunque aseguran que todavía desconocen los detalles de las fechas concretas y si Aguirre se trasladará con parte de sus concejales o no. Lo que parece improbable es que la acompañe su número dos, Íñigo Henríquez de Luna, que ya dispone —a diferencia de la propia presidenta del PP madrileño— de un amplio despacho en Mayor, 71.

Fuentes socialistas, que también están al tanto de la operación, aseguran que "por cuestión de logística", es un movimiento acertado el traslado de parte de los grupos a la antigua sede del Ayuntamiento. La petición de la mudanza la habría solicitado el PP y va en la línea de las pretensiones que tenía Esperanza Aguirre en la campaña electoral cuando fue elegida candidata de su partido a la Alcaldía. La lideresa aseguró entonces que "si era elegida regidora de la capital, no pisaría el palacio de Cibeles" porque prefería volver a la Casa de la Villa, "un lugar humilde" que permitiría además "ahorrar dinero" al Consistorio. Al final parece que Aguirre —desde la oposición— cumplirá su propósito y obtendrá un despacho en la anhelada antigua sede municipal. El concejal de Ahora Madrid y presidente del pleno del Ayuntamiento de la capital, Mauricio Valiente, también tercer teniente de alcaldesa, no ha atendido las llamadas de este medio para explicar la reforma.

Aun así, la mudanza será algo particular. El plan lo que prevé es que además de Aguirre —y algún miembro más de su grupo— se trasladen los concejales de Ahora Madrid que ocupan la quinta planta del edificio de grupos. Entonces, se repartirán en el piso principal de la Casa de la Villa, que dispone de dos balcones. En teoría, el que asoma a la plaza será el que albergue el escritorio de la 'popular', y el otro que da al antiguo salón de plenos, será ocupado por los compañeros de filas de Manuela Carmena.

Cuando Aguirre planteó la hipotética mudanza si era alcaldesa, algunos grupos municipales como UPyD lo tildaron de "improbable" porque la Casa de la Villa tenía otros planes desde hacía meses: albergar el Instituto de Formación y Estudios del Gobierno local. Pero según fuentes municipales, el plan sigue adelante y el instituto se alojará en la planta baja del edificio para cumplir la concesión de la anterior Corporación liderada por Ana Botella. Entonces, la mujer del expresidente José María Aznar decidió remodelar la antigua sede municipal y convertirla en la ubicación del centro en el marco de su Plan de Gestión Patrimonial. Una reforma valorada en 1.317.773 euros.

El proyecto tenía un doble objetivo: por un lado, ahorrarse el alquiler que costaba alojar el Instituto en la calle de Almagro —en torno a 1,5 millones— y, por el otro, dar un cometido cultural concreto a este emblemático lugar, cuya historia se remonta al siglo XVI. Sin embargo, la Casa de la Villa tiene espacio suficiente para todo. Albergará el instituto y el ansiado despacho de Aguirre.

Esperanza Aguirre Manuela Carmena Ayuntamiento de Madrid Sede
El redactor recomienda