DEBATE ELECTORAL SOBRE LA CORRUPCION

Los candidatos a la Alcaldía de Madrid se jactan del "cero imputados en las listas"

El primer debate electoral de gran parte de los candidatos a la Alcaldía de Madrid ha versado sobre la segunda preocupación de los españoles según el barómetro del CIS: la corrupción

Foto: Imagen de los diferentes participantes en el debate: David Ortega (UPyD), Mauricio Valiente (IU), Miguel Ongil (Podemos), Javier Ortega (Vox), Begoña Villacís (Ciudadanos) y Percival Manglano (PP)
Imagen de los diferentes participantes en el debate: David Ortega (UPyD), Mauricio Valiente (IU), Miguel Ongil (Podemos), Javier Ortega (Vox), Begoña Villacís (Ciudadanos) y Percival Manglano (PP)

El primer debate electoral madrileño ha versado sobre la segunda preocupación de los españoles según el barómetro del CIS: la corrupción. El acto, que tenía lugar en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), estuvo organizado por la Asociación Contra la Corrupción y por la Regeneración Social (ACCORS), y contó con la participación de la mayor parte de los candidatos a la Alcaldía de la capital, quienes condenaron al unísono las malas practicas de la política.

Uno de los grandes temas electorales, el "cero imputados en las listas", no tardó en salir a la palestra. Begoña Villacís, candidata de Ciudadanos, intervino la primera con un contundente "por supuesto" al respecto, insistiendo en que "es y ha sido siempre uno de los grandes pilares de nuestro partido". El verdadero artícife de la cuestión fue sin embargo el representante socialista, Antonio Miguel Carmona, que incluso se atrevió a ir más allá y extender su compromiso a que no llevará en su lista municipal a aquellos que estén siendo "investigados judicialmente", y aprovechó para retar a Esperanza Aguirre a cumplir no sólo como candidata a la alcaldía, sino como presidenta del PP madrileño, a que no haya imputados en las candidaturas municipales, haciendo alusión al caso de Brunete. Carmona insistió en que "los imputados no tienen por qué ser culpables, pero deben marcharse de la vida pública y en caso de que quieran, defenderse".

El candidato de VOX, Javier Ortega, empezó a matizar el asunto. "Nosotros estamos de acuerdo en que no debe haber imputados en las listas pero también creemos en la presunción de inocencia", aseguró, insistiendo en que "una persona puede estar siendo investigada, pero hasta que se demuestre lo contrario es inocente. Solo deberá estar prohibida la posibilidad de que una persona vaya en las listas, cuando ha sido condenada". En la misma linea intervino el representante del PP en el debate, Percival Manglano (responsable de estrategia en la campaña electoral), quien directamente quiso poner ejemplos por todos conocidos. "El delito por el que se impute es importante porque no es lo mismo aparcar mal en la Gran Vía o resultar imputado tras una querella de Podemos que cometer un delito tras una actividad económicamente fraudulenta, por ejemplo". Por tanto, continuó el político 'popular', "hay que separar las acusaciones".

También David Ortega, candidato a la Alcaldía por UPyD, que volvió a presumir de su particular lema electoral "en ocho años cero imputados", quiso matizar en la importancia de la presunción de inocencia ya comentada por sus colegas, aunque reconoció que un cargo público "tiene una mayor responsabilidad y por tanto se le debe exigir más". Mauricio Valiente, que reiteró tras la pregunta de la moderadora, su presencia en calidad de candidato de Izquierda Unida a pesar de "estar trabajando en el marco de la candidatura popular que estamos poniendo en marcha en Madrid", hizo hincapié en que "la imputación es un elemento clave" que puede conllevar la salida de las listas, pero "no lo extendería a cualquier tipo de investigación policial o judicial porque hay que tener presente la presunción de inocencia". 

Miguel Ongil, responsable de transparencia y cuentas claras de Podemos, aseguro que en el partido que lidera Pablo Iglesias "suscriben por completo" la cuestión de "ni imputados ni investigados", y sacó pecho asegurando que su formación cuenta con "una comisión de garantías entre otros mecanismos internos que se ocupa precisamente de esto". No hizo referencia en ningún caso sobre la investigación abierta en la Universidad Complutense al número 3 de la formación, Juan Carlos Monedero.

La fiscal Consuelo Madrigal (EFE)
La fiscal Consuelo Madrigal (EFE)

Los políticos, antes de sus intervenciones, debieron escuchar el decálogo elaborado por ACCORS, cuyo objetivo es que los próximos representantes de la cosa pública se comprometan y eviten errores del pasado. Entre las normas, ademas de que no haya imputados en las listas, están garantizar transparencia en contabilidad de los partidos, establecer auditorias independientes, someter a control los gastos representación, comprometerse a la expulsión de personas que obtengan ingresos de forma dudosa y establecer un canal de denuncias anónimo.

La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, intervino al inicio del acto para subrayar la importancia de la lucha contra la delicuencia económica y la corrupción, "que no solo contamina la económica sino también las estructuras sociales", y mostró la preocupación del Ministerio Fiscal ante el perfeccionamiento de los sistemas de ocultación de este tipo de conductas, que se encubren en las estructuras legales para su propio beneficio". Madrigal aprovechó la presencia de los representantes políticos para pedir que se aumenten los controles internos y externos para combatir "esta tremenda lacra" que es la corrupción. 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios