Es noticia
Menú
David Ortega: “En UPyD no hemos comunicado bien”
  1. España
  2. Madrid
CAFÉ CON EL CANDIDATO MAGENTA EN MADRID

David Ortega: “En UPyD no hemos comunicado bien”

El hombre de Rosa Díez en el Ayuntamiento de Madrid reconoce ante las cámaras de 'El Confidencial' que su partido no ha sabido recoger el voto del ciudadano desencantado

Es uno de los firmes opositores de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid. El hombre de Rosa Díez en la capital. Otro profesor universitario. David Ortega (Madrid, 1966) lleva cuatro años intentando sacudir las alfombras de los populares, que llevan más de veinte años repartiendo el bacalao en la capital. Exige a los que gobiernan una regeneración que empezó aplicándose a sí mismo: fue el único portavoz que renunció a moverse en coche oficial. Él y sus cuatro concejales van a trabajar en transporte público. Sin embargo, algo ha fallado en Unión Progreso y Democracia para que el partido no haya recogido el voto del ciudadano desencantado que ha ascendido hasta los cielosa Podemos. “No hemos comunicado bien”, reconoce el edil. Sin embargo, al hablar de regeneración defiende lo que significa Rosa Díez para el partido que representa. “Es un valor fuerte, muy importante. Cualquier proyecto serio necesita, además, un equipo, y UPyD tiene equipo”.

Ortega comparte un café con El Confidencial días después de que Ciudadanos nombrase a su competidora en la capital, la abogada Begoña Villacís. No la conoce personalmente, pero no le tiene miedo pese a las encuestas que vaticinan que en mayo el tsunami naranja se va a merendar a la marea magenta. Albert Rivera le parece un político joven y un buen comunicador. “Pero hace falta equipo”, matiza, aunque prefiere esquivar la pregunta que tanto incomoda en su partido: si les hubiera ido mejor haciendo pinza con Ciudadanos. “Agua pasada no mueve molino”, zanja.

Sobre terreno municipal, este profesor universitario reconvertido en político presume de no haber pisado nunca el palco del Santiago Bernabéu, donde se pueden ver a muchos contrincantes del Parlamento municipal. “Y eso que soy el ciudadano que más invitaciones ha recibido”. De lo que más orgulloso se siente de su paso por el Ayuntamiento es de haber puesto luz a muchos temas opacos. “Hemos impulsado muchas medidas relacionadas con la transparencia, lo que evita que haya más corrupción y mejora la vida de los madrileños”.

El Madrid con el que se encontró cuando se puso la camisa pública era mejor que el que hay ahora. “La ciudad ha empeorado mucho. La vida de los madrileños es peor y la ciudad tiene que mejorar, y se puede mejorar”. En política, asegura, ha visto “mucha frivolidad” y cree que el peor defecto de un político es “la soberbia”. Eso sí: nunca nadie ha intentado comprarle el voto. ¿Cuándo debe dimitir un político? “Cuando haya hecho algo que sea inadmisible desde el punto de vista ético y moral”.

Sin miedo al PP

Que el Partido Popular no haya elegido todavía a su candidato en Madrid, para Ortega, ni le perjudica ni le beneficia. “Hay que respetar los procesos de otros partidos, pero un programa y un candidato no se improvisa en dos meses”, matiza. El aspirante magenta dice que le es indiferente que le pongan enfrente a Cristina Cifuentes o Esperanza Aguirre. No les tiene miedo. En Madrid, según su criterio, hace falta meter un tijeretazo en gastos superfluos con los que se podrían ahorrar “cientos” de millones: “Clientelismo de familiares, gente de los partidos, coches oficiales, externalizaciones innecesarias teniendo funcionarios...”.

Si de él dependiese la investidura del próximo alcalde de Madrid, lo tendría claro: “Le daría mi apoyo al menos corrupto y al que cambie la forma de gobernar esta ciudad, que necesita un giro de 180 grados”. Cuando se le pregunta qué ha hecho bien la alcaldesa Ana Botella en estos tres años de gestión, piensa unos segundos antes de responder. “Quizá la gestión económica haya sido más sensata que la de su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón”.

Es uno de los firmes opositores de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid. El hombre de Rosa Díez en la capital. Otro profesor universitario. David Ortega (Madrid, 1966) lleva cuatro años intentando sacudir las alfombras de los populares, que llevan más de veinte años repartiendo el bacalao en la capital. Exige a los que gobiernan una regeneración que empezó aplicándose a sí mismo: fue el único portavoz que renunció a moverse en coche oficial. Él y sus cuatro concejales van a trabajar en transporte público. Sin embargo, algo ha fallado en Unión Progreso y Democracia para que el partido no haya recogido el voto del ciudadano desencantado que ha ascendido hasta los cielosa Podemos. “No hemos comunicado bien”, reconoce el edil. Sin embargo, al hablar de regeneración defiende lo que significa Rosa Díez para el partido que representa. “Es un valor fuerte, muy importante. Cualquier proyecto serio necesita, además, un equipo, y UPyD tiene equipo”.

Rosa Díez UPyD
El redactor recomienda