entrevista a luis villares, candidato de en marea

"Las polémicas entre Íñigo y Pablo, que las resuelvan ellos y no nos metan en jaleos"

"Una vez que el PP pierda la mayoría absoluta, vamos a acabar al día siguiente con el PP. Para acabar con la corrupción y que devuelvan lo robado"

Foto: El candidato a la Xunta por En Marea, Luis Villares. (EFE)
El candidato a la Xunta por En Marea, Luis Villares. (EFE)

Las palabras salen de la boca de Luis Villares como de una ametralladora. No por la furia de su discurso, sino por la velocidad a la que habla este magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, nacido en Lugo en 1978, que aún se aclimata a su condición de candidato de En Marea a la presidencia de la Xunta. 

PREGUNTA. De la judicatura a la candidatura a presidir la Xunta sin solución de continuidad. ¿Siente como si estuviera haciendo un cursillo acelerado de política?

RESPUESTA. (Risas) Hay que aprender algunas cosas, desde luego, sí. Sobre derechos sociales había visto mucho, en la lucha contra la corrupción también, pero hay cosas que aprender, evidentemente. A dar mítines, por ejemplo.

P. ¿Qué le ha llamado más la atención de lo aprendido en estos días? ¿Le ha visto la cara oscura a la política?

R. Lo que más me ha llamado la atención ha sido el contacto con la gente. No solo en los mítines, que también. Por ejemplo, en las reuniones sectoriales, en las que ves de cerca los problemas y las angustias de la gente. A mí lo que más me impactó sin duda fue el día que visité el Barbanza, el sector y los problemas del sector de la pesca. El juego de partidos políticos, las cosas que se dicen y hacen, también me llama la atención, pero ese contacto es lo que más me ha impactado.

“Que los que pueden acabar con las políticas del PP en el Estado no se hayan puesto de acuerdo es una irresponsabilidad”

P. ¿El complicado apoyo de Podemos a su candidatura entra en esa parte oscura de la política? ¿Esperaba un respaldo más decidido de ese partido?

R. Yo tuve un apoyo muy decidido de todo el mundo de En Marea, en la que se integró también Podemos. Me votaron más de 9.000 personas, lo que supuso el 88% del censo. Fue uno de los procesos políticos de participación interna en Galicia más importantes de toda la historia de la democracia. Tras ese proceso tan masivo, la verdad es que sentí que adquiría una gran responsabilidad y que tenía un respaldo brutal del partido.

P. Ha dicho que si En Marea gana, no habrá terceras elecciones generales. ¿Cómo lo argumenta?

R. Estamos en las puertas de un cambio de ciclo político que no se acaba de producir. El PP perdió la mayoría en diciembre, la volvió a perder en junio, y sin embargo las fuerzas políticas contrarias a las políticas de sufrimiento, recortes y corrupción del PP no se acaban de poner de acuerdo en lo básico, que es acabar con todo eso y restaurar los derechos de los ciudadanos. Nosotros decimos que En Marea asegura, garantiza, que se va a producir un cambio de ciclo político en Galicia, que una vez que el PP pierda la mayoría absoluta, vamos a acabar al día siguiente con el PP. Para acabar con la corrupción y que devuelvan lo robado y para recuperar los derechos para la ciudadanía. Y cuando lo hagamos en Galicia, vamos a marcar el cambio de ciclo en España, porque en España todos van a ver que hay puntos de encuentro suficientes para hacer pactos estables de gobierno y mayorías legislativas. Y también dije: la Troika lleva un año callada esperando que haya Gobierno en España. Está esperando la operación retorno, el regreso de los recortes a Europa. Pero condicionaremos la política española y la acción de la Troika, y demostraremos a Europa por una vez que los gallegos tenemos la oportunidad de marcar un cambio de rumbo en Europa.

“Los debates en Twitter como los de Iglesias y Errejón no aportan nada en positivo que interese a la gente”

P. ¿No sería una contradicción que el PSdeG apoye a En Marea para presidir un Gobierno y Podemos no lo haga con Pedro Sánchez?

R. Ya dijimos desde el principio que nos parece una irresponsabilidad que todos aquellos que pueden ponerse de acuerdo para acabar con las políticas del PP no lo hayan hecho en el ámbito del Estado. Porque entonces estaríamos viviendo una situación muy diferente. Nosotros vamos a enseñarles el camino, que aquí es posible, que estamos decididos, que hemos venido a gobernar, y no a hacer una oposición más o menos incómoda, a enredar, a pasar el tiempo o a hacer repetir elecciones a la gente.

P. Sostiene Leiceaga que será más fácil entenderse con el BNG que con En Marea, que ustedes son más impredecibles.

R. No, no. Somos predecibles. Tanto que en este tema en concreto hablamos clarísimo desde el primer minuto. Garantizamos el fin de las políticas de sufrimiento del PP. Más claro no se puede ser. Y a los partidos que puedan tener representación parlamentaria: por nosotros no va a quedar. Garantizamos el fin del PP. Queremos transmitir confianza, tranquilidad y seguridad. Le vamos a dar estabilidad a Galicia, una estabilidad para construir derechos sociales y reconstruir el país que Feijóo nos dejó destrozado.

P. ¿No teme que, si el PSOE se desploma, se puedan imponer en Ferraz los refractarios a pactar con Podemos o con En Marea?

R. No. Yo creo que eso no va a pasar en la medida en que la demanda social de cambio es tan grande que sería inconcebible que el PSOE no apoyase un pacto. La gente vota para cambiar las cosas, no para que sigan igual. Estamos convencidos de que todo el mundo seguirá nuestro camino, y que el PSOE en España entenderá que, si quiere seguir siendo una fuerza política alternativa al PP en España, es necesario caminar por ahí. En Galicia la fuerza alternativa al PP es En Marea, porque estamos siendo muy claros: no nos escondemos ni somos ambiguos.

P. Feijóo parecía desahuciado hace solo unos meses. ¿Qué han hecho mal para que ahora sea el gran favorito?

R. Feijóo no creo que las tenga todas consigo. Está nervioso. Esta semana, Rita Barberá dijo que dejaba su carné (del PP) para que nadie le imputase a ella el fracaso electoral. Saben que no van a ganar las elecciones, y por lo tanto hemos de construir una herramienta en positivo que ayude a canalizar esas ansias de cambio. Es cierto que estos años se vislumbró un malestar social, hubo movimientos sociales y mareas que fueron demostrando que hay otra forma de hacer política, y que es necesario ponerse de acuerdo. Eso es lo que hacemos nosotros, responder a las necesidades de Galicia.

“Los medios públicos en Galicia son el bloqueo informativo y la vergüenza”

P. En el debate, Feijóo le atacó usted con reiteración por su condición de juez. ¿Por qué cree que lo hizo?

R. Lo hizo porque somos dos personalidades antagónicas. Él representa la corrupción y yo la lucha contra la corrupción. Él defendía los recortes y yo en los juzgados reconocía prestaciones sociales que él denegaba injustamente para cuadrar las cuentas. Mientras él tenía amistades peligrosas a bordo de yates, yo me dedicaba a luchar por los derechos sociales, a abrir oportunidades para la gente desde mi puesto de trabajo. Él sabe que yo represento la honestidad en política, y que mi compromiso es luchar contra la corrupción, que devuelvan hasta el último euro robado. Y saben que mi compromiso con la justicia social va a continuar aquí, por eso está nervioso.

P. Leiceaga y usted comenzaron en el BNG y ahora están en otro tipo de fuerzas no necesariamente nacionalistas. Frente a lo que ocurre en Cataluña o el País Vasco, ¿qué le pasa al nacionalismo en Galicia?

R. Galicia, a diferencia de otras naciones del Estado, tiene una dinámica política propia. Aquí hubo una recomposición del espacio político gallego, que ya vislumbrara Xosé Manuel Beiras hace más de un lustro. Si la gente está de acuerdo en la calle en los valores esenciales y en los derechos esenciales, cómo no se van a poner las fuerzas políticas de acuerdo para construir una gran herramienta política que los garantice. Fuimos precursores de ese primer discurso, y ahora, nuestro proyecto es aglutinar todo eso, la unidad popular, las fuerzas políticas y municipales, el 'ciudadanismo', la indignación, no solo del 15-M sino también de este pueblo que lucha desde hace mucho tiempo, como demostró Nunca Máis. Y éramos conscientes de que había que reordenar ese espacio político para adaptarlo a las demandas de la sociedad gallega. Hubo quien no lo entendió, y está perdiendo apoyo político continuamente.

“Vamos a demostrar en España que hay puntos de encuentro para pactos de gobierno y mayorías legislativas”

P. No le pregunto cuáles serán sus tres primeras medidas, sino cuáles serán las tres leyes de Feijóo que cree más urgente desmontar.

R. Las primeras medidas son en positivo, pero en carácter negativo habrá que adaptar en primer lugar la legislación sanitaria, para acometer nuestro programa de mejora de los servicios públicos sanitarios. En segundo lugar, la de carácter educativo. Ya dijimos que vamos a paralizar el calendario de la Lomce, pero son necesarios ajustes para garantizar esa enseñanza pública de calidad con carácter universal. Y también, en servicios sociales y de políticas de empleo hacen falta ajustes. Precisamente queremos llevar adelante una modificación del Instituto Galego de Promoción Económica, el Igape, para acometer políticas de apoyo a la inversión para pymes y autónomos, para que actúe como un instituto de crédito oficial que haga fluir el crédito hacia pymes y autónomos de forma no usuraria. Esas tres modificaciones legales las haremos, pero habrá muchas más.

P. ¿Cambiarán la ley de medios públicos?

R. Sí. Tomaremos una serie de medidas encaminadas a garantizar la pluralidad informativa en los medios públicos, con una apuesta decidida por la pluralidad. Hay que actuar en dos líneas: garantizar la pluralidad informativa y hacer una oferta pública de medios acorde con las necesidades de nuestro país, tanto de vertebración como de promoción del gallego, etcétera. Porque lo que son los medios públicos, lo estoy viendo yo como candidato: el bloqueo informativo y la vergüenza. El debate del otro día: ¡cómo se comportaron! Causa sonrojo. Pero no solo en TVG, también en Televisión Española, eh. Porque TVE nos propuso un debate y nos hizo firmar un cláusula en la que aceptábamos que si algún candidato no quería debatir, ya si eso lo anulaban. Finalmente, les dijimos que era inaceptable, porque la ciudadanía gallega tiene derecho a conocer todas las alternativas programáticas y que había candidatos cobardes políticos que no se atrevían a debatir. Bueno, pues cancelaron el debate porque Feijóo no quiso ir, porque el primer debate le dejó muy tocado, y se nos dijo que se cancelaba porque al no ir él, carecía de interés informativo. Quisimos recurrir a la Junta Electoral,  y al final no lo hicimos porque seguramente podrán hacerlo así, pero nos parece absolutamente inaceptable, de cobardes. Ni más ni menos. Es lo que hay. 

“Hemos venido a gobernar, no a enredar o a hacer repetir elecciones a la gente”

P. Usted ha dicho que en 2012 votó a AGE. ¿Y en las autonómicas de 2009, las primeras que ganó Feijóo?

R. Voté al Bloque.

P. ¿Está usted por la estrategia del miedo o por la de la seducción, como discutieron este martes públicamente Pablo Iglesias e Íñigo Errejón?

R. Mire, yo creo que lo que da miedo es la política del PP. En todo caso, vamos a ver, las polémicas entre Errejón e Iglesias, que las resuelvan ellos y que no nos metan en jaleos. Y en relación al miedo, lo que da miedo son las políticas del PP: que le quiten a uno un medicamento cuando tiene derecho a ello, o una prestación por dependencia. O que nos dejemos 2.200 millones de euros en corrupción y que a Feijóo lo que le preocupe sea adónde van esos votos, no esos millones, como reconoció esta semana. ¡Hay que tener cara!

P. ¿Cree que estos debates en Twitter a tan pocos días de las elecciones podrían haberse evitado?

R. Hombre, desde luego no aportan nada en positivo que interese a la opinión pública. Eso es evidente.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios