LITO, a juicio por fraude fiscal de nueve millones

El ocaso del rey de las verbenas en Galicia: un oscuro negocio de 25 millones anuales

Montoro ha decidido poner coto a uno de los negocios más lucrativos en Galicia: las orquestas populares, y su gran representante, Ángel Martínez, se sienta en el banquillo

Foto: Foto: París de Noia.
Foto: París de Noia.

Las verbenas no solo son una forma de vida en Galicia, sino también un gran negocio. No hay ciudad, pueblo o parroquia que no quiera competir con sus vecinos más próximos a golpe de orquestas, que se cuentan por cientos. Con dos como protagonistas destacadas: Panorama y París de Noia, con cachés de hasta 25.000 euros. Su representante, y el de otro medio centenar de combos quizá no tan afamados pero igualmente solicitados, se llama Ángel Martínez Pérez, 'Lito', y atraviesa un momento delicado, ahora que se dispone a cumplir tres décadas en el sector. En los próximos días deberá comparecer ante el juez por un presunto fraude fiscal de casi nueve millones de euros.

No es su único problema judicial, sino una pieza separada de una reclamación total por parte de Hacienda de 20 millones de euros por no declarar IVA, IRPF ni impuesto de sociedades, lo que, junto a otros supuestos fraudes millonarios en sus declaraciones de la renta, puede acabar con sus huesos en la cárcel. El caso que el día 11 de marzo lo llevará ante el juez de Caldas de Reis (Pontevedra) está relacionado precisamente con la orquesta Panorama, la de mayor prestigio de Galicia, que fue sometida a una demoledora inspección del fisco.

Desde la primera denuncia, las restantes contra las empresas de Lito se han sucedido con notable premura, debido a la proximidad del plazo de prescripción. El fiscal le imputa la comisión de seis delitos contra la Hacienda pública solo por el caso de la Panorama y los ejercicios de 2011 y 2012. Las dos otras grandes de las verbenas gallegas, como Filadelfia o París de Noia, se verán más adelante en distintos juzgados de Galicia. Junto con Ángel Martínez, figuran como querellados otros cuatro miembros del consejo de administración de su 'holding' de 70 empresas, que actúa en un régimen prácticamente monopolista y cuya facturación ronda los 20 millones de euros anuales.

Foto: Orquesta Panorama.
Foto: Orquesta Panorama.

La contratación con las orquestas y producciones de Espectáculos Lito suele realizarse a través de las comisiones de fiestas, unas entidades no oficiales en que las buenas prácticas contables no abundan, según se desprende de la denuncia. De acuerdo con el relato de la fiscalía, la empresa solo contabiliza los ingresos de clientes que reclaman factura, que representan apenas un 8% del total. El fiscal revela que tampoco se recogen los gastos por los servicios de las orquestas ni los de sus aproximadamente 50 representantes o agentes comerciales, y que se contabilizan como facturas las emitidas por otras compañías del grupo para contratar material o transporte.

El 'afán recaudador de Montoro'

Lito se defiende con el reproche al “afán recaudador” de Hacienda y con la denuncia de una persecución por su negativa a facilitar las inspecciones. También argumenta que su agencia de representaciones efectúa ese servicio por cuenta ajena, sin retener IVA ni declarar IRPF. La fiscalía en cambio sostiene que la representación se ejerce en nombre de la empresa investigada, por lo que le acusa de fraude fiscal.

El nombre de Lito permaneció a la sombra de la fama de Panorama o París de Noia durante más de una década, pero su proximidad al poder político acabó por hacer de él un personaje popular antes de que Hacienda y el fiscal pusiesen la lupa en sus negocios. Sobre todo a raíz de que, en 2014, un pleno municipal en Monforte de Lemos (Lugo) se convirtiera en una revelación pública de la forma de actuar del rey de las verbenas.

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro. (EFE)

La protesta de un concejal de la oposición por el rechazo del alcalde monfortino a contratar a la famosa orquesta por 9.000 euros, menos de la mitad de su caché, provocó una inesperada respuesta del entonces regidor, Severino Rodríguez. “Ya que saca el tema, le voy a explicar qué pasó”, comenzó. Y lo que había pasado era un “chantaje” consistente en exigir la organización de todas las fiestas municipales a cambio de la rebaja en la Panorama. Según relató Rodríguez, ante la negativa del ayuntamiento, que optó por un concurso público, Lito comenzó a ofrecer la orquesta para la misma fecha a alcaldes de los ayuntamientos limítrofes, a precios incluso más bajos.

Esta práctica de las programaciones paralelas la aplicó también Espectáculos Lito con motivo de la reducción a la mitad de su facturación en las verbenas de Santiago, donde sus orquestas disfrutaban de una cuota de mercado del 80% en las fiestas locales de la Ascensión. Así que uno de sus representantes montó una macrofiesta en un barrio de la capital gallega que vació el centro de la ciudad en su día grande. Y presumió públicamente de la capacidad de convocatoria de sus orquestas Panorama y Combo Dominicano frente a las contratadas por el ayuntamiento. “Lo hice a propósito, me vi obligado a ello. Era una protesta por la mala contratación del ayuntamiento”, se defendió.

El sistema de Lito

Lito capta ocho de cada 10 euros del sector en el país de las verbenas: de las 2.387 verbenas, para ser exactos, de acuerdo con el estudio 'Del palco al escenario', elaborado en 2012 por un equipo de la Universidad de Santiago. De acuerdo con ese trabajo, en Galicia había en 2010 un total de 295 orquestas y grupos que realizaban 5.743 actuaciones. El número de empleados en el sector se estima en 4.000, y en 25 millones de euros la facturación anual.

A raíz del caso de Espectáculos Lito, la Agencia Tributaria remitió el verano pasado cartas informativas a las comisiones de fiestas gallegas, en las que se les recuerda la obligación de expedir y entregar factura a los intermediarios por sus comisiones por la prestación de sus servicios. Muchas de ellas estudian disolverse, poniendo de de manifiesto los vacíos legales que han facilitado el escándalo de las verbenas. Como la mayor parte de sus fondos se recolectan puerta a puerta, el dinero no acostumbra a pasar por el banco y las obligaciones empresariales se derivan a las propias orquestas. Demasiadas sombras para un negocio de 25 millones de euros.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios