primer verano poscovid-19

Las verbenas en Galicia no serán lo mismo: habrá fiestas, pero sin la orquesta Panorama

La Xunta de Galicia ha dado 'luz verde' a la celebración de fiestas populares desde el 1 de julio, pero siempre con condiciones que garanticen las medidas de seguridad

Foto:  Actuación de la orquesta Panorama. (Panorama)
Actuación de la orquesta Panorama. (Panorama)

Aunque se celebren a lo largo de casi todo el año, las verbenas son características del verano: el mes de agosto, concretamente, es en el que más fiestas populares tienen lugar —solo el 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen, hay más de un millar por toda España—. La crisis sanitaria global provocada por el SARS-CoV-2 ha provocado un aluvión de suspensiones de actividades, no solo en España, sino en todo el mundo a todos los niveles, económico, social y cultural, y hasta que no haya una situación menos inestable las autoridades apuntan a que tomarán medidas de seguridad para evitar cualquier posible rebrote.

En plena pandemia, aún descontrolada, casi todas las ciudades daban por suspendidas todas sus verbenas, no solo a corto plazo sino también a medio —las de Madrid, por ejemplo, fueron suspendidas hasta octubre como mínimo— y con la fecha muy cerca otras se fueron dando por perdidas o, al menos, tal y como las conocíamos hasta la fecha. No obstante, a punto de dar por concluido el estado de alarma decretado el 14 de marzo y que ha mantenido en vigor medidas restrictivas a nivel estatal, se abre un abanico de oportunidades, también a todos los niveles, aunque en escenarios desconocidos. Mientras Mallorca recibe algún que otro turista alemán, Galicia, que ha ido en la delantera durante la desescalada, ya ha anunciado que este verano habrá verbenas, aunque de manera controlada.

La Xunta ya adelantó que las fiestas populares se podrán retomar desde el 1 de julio siempre y cuando la evolución epidemiológica lo permita y siguiendo en todo momento las medidas sanitarias y de higiene necesarias, y esta semana tiene previsto hacer público un protocolo de actuación para verbenas y fiestas de verano para garantizar que se celebren "con las máximas garantías", tal y como señalaron esta misma semana el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el 'conselleiro' de Cultura y Turismo, Román Rodríguez. Aún se desconocen estas medidas, pero una empresa crucial en los veranos gallegos ya ha adelantado que serán insuficientes para poder ejercer su trabajo tal y como están acostumbrados a hacerlo.

"Tenbemos absolutamente claro que la salud es lo primero y somos conscientes de que los protocolos sanitarios para las actuaciones musicales, las verbenas y los espectáculos en vivo en general van a requerir de limitaciones y controles de aforo, distanciamiento social e incluso distanciamiento entre los propios artistas en el escenario", ha explicado en un comunicado la orquesta Panorama, una de las más aplaudidas (y cotizadas) no solo de la comunidad autónoma gallega, sino de la región. Desde Panorama han considerado "un acierto" que la Xunta "no haya desaconsejado celebrar las fiestas populares de este verano como sí lo han hecho otras comunidades autónomas", aunque los artistas y empleados que conforman este conglomerado musical no ven en esto una buena oportunidad.

Actuación de la Orquesta Panorama (Panorama)
Actuación de la Orquesta Panorama (Panorama)

Además de que les resulta "totalmente imposible" arrancar su gira de este año con menos de 15 actuaciones confirmadas —"más del 90% de las comisiones (de fiestas) y ayuntamientos que nos habían contratado nos han aplazado o cancelado las actuaciones, algo que comprendemos en el contexto sanitario en el que nos encontramos"—, han dejado claro que tampoco quieren ser "partícipes de posibles aglomeraciones que se pudieran dar en los propios recintos" en los que fueran a actuar "o en los aledaños de los mismos". La Panorama ha llegado a convocar en sus conciertos hasta 10.000 personas y tiene hordas de fans que hacen seguimiento de todas sus giras, saltando de verbena en verbena.

En las condiciones actuales no sería nuestro espectáculo: el fervor y la entrega de nuestro público son vitales

Pero el problema para los artistas no está sólo en la concurrencia a sus actuaciones, sino en la manera en la que éstas se desarrollan. "También opinamos que nuestro espectáculo, en las condiciones en que se podría realizar hoy en día, no sería nuestro espectáculo, pues el fervor y la entrega de nuestro público son vitales para el desarrollo del mismo". La orquesta ha descartado la posibilidad de crear otro tipo de espectáculo que se pudiera adaptar a esa 'nueva normalidad' que llega trs la crisis —con menos componentes de la orquesta o "con un repertorio más 'relajado' para que la gente lo pudiera ver cumpliendo los protocolos sanitarios"— porque, desde su punto de vista, "no sería Panorama" ni sus seguidores estarían viendo lo que esperan ver.

Uno de los sectores más dañados por el covid

La orquesta tiene previsto seguir trabajando, pero hasta los carnavales de 2021 no retomará la actividad sobre el escenario tal y como venía haciendo hasta ahora, lo que supone casi un año de absoluto parón artístico. Si bien Panorama ha decidido no participar de esta 'nueva normalidad' en las verbenas gallegas, sí lo harán muchas otras orquestas, que sí han optado por modificar sus formatos y adaptarlos a las nuevas realidades, y por ello han pedido a las comisiones de fiestas y ayuntamientos que se animen a cumplir con las contrataciones, sin cancelaciones ni aplazamientos. "Mucha fuerza y mucha suerte a los compañeros de profesión, pero sobre todo mucha fe para salir adelante. El nuestro ha sido uno de los sectores más dañados por esta pandemia, pero esto pasará y el público nos estará esperando con más ganas que nunca".

Lo cierto es que con la suspensión de las fiestas populares, son muchos los artistas de animación de eventos o espectáculos los que han quedado varados, sin actuaciones programadas, y la gran mayoría de ellos en situaciones mucho más precarias que los grandes artistas o músicos. También en este saco han caído multitud de feriantes, un sector del que viven cerca de 100.000 personas aglutinadas en más de 30.000 microempresas y que, incesantemente, ha pedido un plan específico para que su sector pueda sobrevivir a una crisis como la que vive actualmente el país.

Su situación es crítica: al no estar sujetos a un contrato de régimen general pero tampoco estar dados de alta como autónomos en el momento en el que estalló la pandemia —y desde el cual el Gobierno ha anunciado diferentes tipos de ayudas tanto a trabajadores como a autónomos—, los miles de trabajadores de atracciones de feria, hostelería o venta ambulante se han visto en el limbo. Por lo general, los feriantes suelen ser autónomos fijos discontinuos, y al no estar dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cuando se declaró el estado de alarma pierden el derecho a solicitar, por ejemplo, el cese extraordinario de actividad. "O se toman las medidas oportunas o presenciaremos la quiebra total de muchas actividades profesionales", advertía recientemente el presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, no sin insistir en la necesidad de dar protección a esos miles de familias que viven del trabajo de temporada.

¿Cómo serán las verbenas gallegas?

Acostumbrados a la máxima libertad en la celebración de verbenas y fiestas populares en Galicia —en apenas unos días tiene lugar San Juan, una fiesta que en A Coruña suele congregar a cerca de 100.000 personas en las playas de la ciudad—, la Xunta de Galicia está elaborando un plan para que éstas puedan llevarse a cabo pero siempre con las medidas de seguridad necesarias para evitar rebrotes durante el verano. El plan, aún en definición, todavía no se ha confirmado aunque sí se prevén medidas como limitar los aforos en las fiestas y establecer controles de entrada y salida.

Galicia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios