Las 212 mascarillas que incumplen las normas de la UE, según la OCU
  1. España
  2. Coronavirus
Más de 50 alertas en 2021

Las 212 mascarillas que incumplen las normas de la UE, según la OCU

En la mayoría de los casos se trata de FFP2 que no tienen la capacidad de filtrar que prometen, pero también las hay que no cuentan con certificación o no se ajustan bien a la cara

Foto: Varias mascarillas FFP2. (iStock)
Varias mascarillas FFP2. (iStock)

Si la vacunación sigue avanzando a este ritmo, el uso de la mascarilla al aire libre puede tener los meses contados. Hasta que llegue ese momento, es importante protegerse, y es importante hacerlo bien. El Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea (RAPEX) ha detectado en lo que va de año 52 modelos de cubrebocas inseguros que, sumados a los retirados el año pasado, alcanzan la cifra de 212 mascarillas que no cumplen los estándares mínimos desde el inicio de la pandemia.

De acuerdo con la Organización de Consumidores y Usuarios, se trata, en su mayoría de modelos FFP2, los recomendados para las personas de riesgo y quienes los cuidan. Más de la mitad (52%) se retiró por tener una eficacia de filtración de partículas hacia el interior insuficiente —menor al 92% que exige la normativa europea—, mientras que el 20% no se ajustaba lo suficiente al contorno de la cara. Un 54% (pueden coincidir varios motivos) carecía, además, del certificado que acredita su eficacia.

Las mascarillas con menos capacidad filtrante de la prometida detectadas hasta la fecha son las 109 que se muestran en la tabla bajo estas líneas. Entre ellas destaca la Garry Galaxy, modelo que utilizaron algunos médicos y enfermeros en España hasta que el Gobierno ordenó su retirada el pasado mes de abril. También las hay higiénicas y para niños, pero todas tienen en común lo mismo: el porcentaje de filtración no se corresponde con el mínimo que exige la UE.

"Además, hay mascarillas que no indican la certificación (por ejemplo, ISO o EN) que acredita su eficacia, con lo cual no ofrecen garantías de que la filtración que promete sea real", advierte la OCU. Según las alertas RAPEX, en el último año se han detectado más de 80 mascarillas con este tipo de incumplimiento, lo que obliga a que se retiren del mercado, se prohíba su venta o se obligue a hacer cambios en el marcado del etiquetado. Entre esas mascarillas algunas llevan el marcado CE, pero no indican la certificación, por lo que no se considera válido. Otras ni siquiera incorporan esta etiqueta. Desde el 31 de diciembre de 2020, solo pueden venderse en España mascarillas autofiltrantes que tengan el marcado CE en regla.

Tampoco es desdeñable que determinadas mascarillas tengan problemas de ajuste, no solo porque no cumplan con los requisitos para que su comercialización sea legal, sino además porque en estos casos no protegen adecuadamente. Durante los meses de pandemia también han abundado las falsificaciones. Dos de las más sonadas fueron la mascarilla 3M modelo 9501V y la 3M AURA 9332+, que en realidad no son de 3M ni tienen marcado CE. Ambas mascarillas se consideran ilegales e inseguras, según RAPEX.

Coronavirus OCU
El redactor recomienda