Un taxista vasco recorre 1.200 kilómetros para traer a casa a un Erasmus
  1. España
  2. Coronavirus
SOLO PIDIÓ LOS GASTOS DEL VIAJE

Un taxista vasco recorre 1.200 kilómetros para traer a casa a un Erasmus

El joven llevaba tres meses sin poder regresar de Malta, donde estaba estudiando un Grado en Economía y Finanzas

Foto: El taxista recorrió 1200 kilómetros para traer al estudiante de vuelta a casa (EFE EPA/Philipp Guelland)
El taxista recorrió 1200 kilómetros para traer al estudiante de vuelta a casa (EFE EPA/Philipp Guelland)

Cuando Gorka Pérez viajó a principio de curso hasta Malta para pasar un año estudiando como Erasmus lo hizo a sabiendas de que estaría lejos de casa y no podría ver a su familia y amigos a menudo. Sin embargo, poco se imaginaba que esa situación se iba a extender más allá de lo que había imaginado por culpa de una pandemia que le pilló a 3.000 kilómetros de su casa.

Gorka es de Astrabudua, un barrio de Erandio situado apenas a diez kilómetros del centro de Bilbao. Se marchó a Malta a estudiar un Grado Superior de Economía y Finanzas, pero el coronavirus le cogió muy lejos de su casa. Desde que se cancelaron las clases en su universidad ha estado tratando de regresar a España, pero hasta ahora había sido imposible.

Foto: El taxi solidario no ha dejado de funcionar en plena pandemia. (EFE)

Su padre, José, ha explicado a El Correo todos los problemas que ha tenido que superar: primero, la ausencia de aviones en los que poder volver; después, vuelos cancelados cuando ya había comprado el billete; más adelante se quedó fuera de un vuelo que trajo de regreso al País Vasco a otros 60 vizcaínos que había en Malta; y, finalmente, un rayo de esperanza.

El taxista solidario

El padre de Gorka logró comprar un billete para su hijo por 600 euros, aunque tuviera que realizar una escala de 17 horas en Alemania. Eso no importaba: el único problema es que el segundo avión aterrizaba en Barcelona y había que ir a recoger al estudiante. Llamó a las autoridades y a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado pero "todo fueron pegas".

El taxista viajó desde Erandio hasta el aeropuerto de El Prat (Reuters/Nacho Doce)
El taxista viajó desde Erandio hasta el aeropuerto de El Prat (Reuters/Nacho Doce)

Finalmente, recurrió a un programa de radio. Lo hizo más por desahogo que para encontrar una solución, pero la magia de las ondas hizo el resto. Un taxista que estaba escuchando el programa 'El madrugador' que presenta el periodista Jon Gómez en Radio Nervión se puso en contacto con José Pérez: él iría a buscar a su hijo a Barcelona sin cobrar nada por ello.

Por delante 1.200 kilómetros, 600 de ida y otros tantos de vuelta, pero Iñaki Sánchez, el taxista con la licencia número 15 de Basauri, solo le pidió los gastos: en total, 300 euros que José Pérez desembolsó encantado ante el ofrecimiento. El taxista reconoce que "yo también soy padre y lo pasé fatal cuando mi hija se fue a Sudamérica a buscar trabajo en la crisis del 2009, sé lo que se siente".

Pese a las 12 horas que pasó al volante, el taxista solo quiso cobrar los gastos derivados del viaje

Después de 12 horas de viaje, Gorka llegó a casa a la hora prevista. El joven explica que no se ha enterado de nada del trayecto, ya que lo pasó casi al completo durmiendo, pero la familia Pérez nunca olvidará lo que un desconocido hizo por ellos. La solidaridad de otros vecinos quiere premiar ahora al taxista: "Una señora el otro día no dijo nada y me metió 20 euros por la ventanilla y otro señor me ha dado otros 50 euros para ayudar en los gastos del viaje".

Coronavirus Malta Pandemia Becas Erasmus
El redactor recomienda