Es noticia
Menú
Los mensajes de Adif a la maquinista de Bejís: "Nadie ha avisado de que [el fuego] afecte a la vía"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
No informaron de ningún peligro

Los mensajes de Adif a la maquinista de Bejís: "Nadie ha avisado de que [el fuego] afecte a la vía"

El Confidencial accede en exclusiva a la conversación previa a la llegada del tren al incendio. Ni Adif ni la chófer del convoy conocían de la cercanía del fuego en Castellón

EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La maquinista del tren Valencia-Zaragoza, afectado por el incendio de Bejís (Castellón), desconocía que hubiese un fuego en su trayecto. El puesto de mando de Adif tampoco sabía de la cercanía de las llamas y eso precipitó que expusiera al peligro a las decenas de personas a bordo. Así lo confirma una conversación entre la chófer del convoy y el controlador ferroviario previa al suceso, a la que ha tenido acceso en exclusiva El Confidencial. "Me dijo que no había nada, solo humo", llega a señalar en un momento del diálogo. Nada ni nadie evitó que se acercara a la boca del infierno.

Casi tres horas antes de que la maquinista y sus pasajeros quedasen expuestos al incendio, donde hubo más de una decena de heridos, tres de ellos graves, el Control de Tráfico Centralizado (CTC) de Adif contactó con el regional que iba desde Zaragoza a Valencia. Lo hizo porque les habían comunicado que había humo y un incendio por Bejís. Pidieron al maquinista que informase al puesto de mano si veía "algo" que afectase a la vía, incluso una chispa hasta que llegase a Caudiel.

"El regional que bajó hace una hora y media o así me dijo que no había nada, solo humo"

Al no informarles de ningún peligro, el tren de Media Distancia 18506 salió de Valencia a las 16:23 con destino Zaragoza, según la versión de Renfe. A las 17:54 la operaria contactó con el CTC, situado en la estación de Valencia-Fuente San Luis. Es la misma hora en que la maquinista detuvo el vehículo, con 49 viajeros a bordo, porque observa una intensa lluvia de cenizas. Este es uno de los extremos que traslada al punto de control, aunque no influye en las indicaciones.

Desde el puesto de mando le comunican que habían oído de un incendio por Bejís, pero nada más. "El regional que bajó hace una hora y media o así me dijo que no había nada, solo humo", indicó. La versión dada por Renfe es que la maquinista preguntó si había algún incendio en las proximidades.

Desde Valencia, sin embargo, negaron cualquier peligro e incluso incidieron en que no tenían ninguna comunicación de que la vía estuviera afectada por el fuego y pudiera comprometer la seguridad del tren. "Tú, de todas formas, cualquier cosa, pues me llamas, te pones en contacto, te paras o lo que sea. En principio a nosotros no nos ha avisado ni Protección Civil, ni nadie de Bomberos, ni nadie de que [el incendio] afecte a la vía". Tras dos minutos de llamada con problemas de cobertura, el controlador del tráfico ferroviario pide que la llame al número del CTC.

Foto: Un camión de bomberos calcinado por las llamas del incendio de Bejís. (Cedida: A Punt)

La conversación analizada por este diario confirma la versión de Renfe y Adif de que no recibieron ningún aviso por parte de Protección Civil y la Agencia de Emergencias, dependiente de la Generalitat. Tanto es así, que el diálogo se desarrolla bajo la premisa de que no existe riesgo alguno. Incluso le insta a detenerse en el caso de que se encuentre súbitamente con las llamas. Eran completamente ajenos a la situación en Bejís.

Dos minutos después, a las 17:58, el puesto de mando llamó a la maquinista sin lograr establecer la comunicación. Los problemas empiezan a sucederse. Al minuto se produce otra llamada fallida. A las 18:00:34 se lanza una nueva comunicación de emergencia de cuatro segundos, sin voz, que pudo ser enviada por ese tren, otro o incluso el propio puesto de mando. La última desde Adif, a la que ha accedido El Confidencial, ocurrió a las 18:02. También fue infructuosa.

Foto: El fuego avanza en la localidad de Castell de Castells, Alicante. (EFE/Natxo Frances)

Finalmente, se logra la comunicación de la maquinista con Valencia, quien le autoriza a regresar hasta Caudiel. En el proceso de cambiar de cabina para iniciar la marcha atrás, varios pasajeros salieron del tren. Aunque algunos viajeros afirmaron públicamente que fue la maquinista quien abrió las puertas, la investigación judicial de la Guardia Civil rechaza que la trabajadora fuera quien les dejó exponerse a las llamas, ralentizando en el proceso la maniobra de huida de la máquina.

A las 18:20 la maquinista logra mover el convoy y va recogiendo en el camino, aparte de las personas que huyeron a pie, algunas heridas, indica la versión de Renfe y Adif. La trabajadora también sufrió quemaduras. El relato de los viajeros presentes durante el suceso explican que la maquinista puso en marcha el tren y cuando se dio cuenta de que algunos pasajeros habían abandonado el convoy, se detenía para recogerlos.

Un juzgado de Burriana investiga el incidente y la Generalitat valenciana ha pedido ya un informe al puesto de mando avanzado responsable de la toma de decisiones en el incendio forestal para saber las causas por las que un tren fue directo a las llamas sin que nadie le advirtiera del peligro.

La maquinista del tren Valencia-Zaragoza, afectado por el incendio de Bejís (Castellón), desconocía que hubiese un fuego en su trayecto. El puesto de mando de Adif tampoco sabía de la cercanía de las llamas y eso precipitó que expusiera al peligro a las decenas de personas a bordo. Así lo confirma una conversación entre la chófer del convoy y el controlador ferroviario previa al suceso, a la que ha tenido acceso en exclusiva El Confidencial. "Me dijo que no había nada, solo humo", llega a señalar en un momento del diálogo. Nada ni nadie evitó que se acercara a la boca del infierno.

Renfe Adif
El redactor recomienda