Es noticia
Menú
Pánico entre los pasajeros del tren envuelto en llamas de Bejís: "La maquinista perdió los papeles"
  1. España
Versiones distintas de pasajeros y Renfe

Pánico entre los pasajeros del tren envuelto en llamas de Bejís: "La maquinista perdió los papeles"

Según la versión de Renfe y Adif, nadie les avisó del incendio y por su parte se cumplieron los protocolos

Foto: Bejís, tras el incendio. (EFE/Biel Aliño)
Bejís, tras el incendio. (EFE/Biel Aliño)

Los testimonios de los pasajeros y las declaraciones de la compañía ferroviaria sobre lo ocurrido en el interior del tren que cubría el trayecto entre Valencia y Zaragoza y que se introdujo en la boca del incendio de Bejís no coinciden. Las cuestiones sobre por qué el tren salió hacia su destino cuando atravesaba la zona del incendio y si la maquinista instó a los pasajeros a salir o, por el contrario, a quedarse en el tren, siguen sin tener respuesta.

Una pasajera que viajaba en el tren cuya circulación quedó interrumpida por el incendio de Bejís (Castellón), en un suceso que ha dejado una decena de heridos, seis de ellos hospitalizados y cinco de estos con quemaduras de diversa consideración, ha presentado una denuncia ante lo que considera un delito de lesiones porque asegura que los pasajeros sintieron que sus vidas peligraban.

Virginia, de 30 años, cuenta en el diario 'El Mundo' cómo se vivió el incendio desde el interior del tren. "Allí estábamos 60 personas y nuestra vida corría peligro en todo momento. Lo que no entendemos es por qué ese tren salió de Valencia cuando el incendio estaba originado desde la noche anterior. Tenían constancia de lo que estaba pasando en todo momento".

Foto: Foto: EFE/Domenech Castelló.

La chica asegura que cuando llevaban unos 40 minutos de trayecto comenzaron a poder ver el incendio, por lo que se dirigió a la maquinista y le preguntó si se podía continuar la marcha. La conductora le dijo que sí, que no había problema, y ella dio por hecho que no se pasaba por el foco del fuego.

Sin embargo, al rato, notaron que subía la temperatura del vagón, que empezaba a entrar humo y que tenían las llamas "al lado, literalmente". En ese momento, le pidió a la maquinista que hiciera "algo" y les sacara de allí.

Según su versión, la maquinista detuvo la marcha e intentó accionar la palanca para volver en sentido contrario y retroceder y, al no poder, salió corriendo hacia la locomotora de atrás. Pero el tren se bloqueó dos veces y la conductora "perdió los papeles por completo" y comenzó a decir que no sabía qué hacer, que el vehículo estaba bloqueado y esperaba órdenes.

placeholder El incendio en Bejís (Castellón). (EFE/Biel Aliño)
El incendio en Bejís (Castellón). (EFE/Biel Aliño)

La mujer asegura que, por cuestiones profesionales, está acostumbrada a vivir situaciones de estrés, y decidió tomar la iniciativa y tranquilizar al pasaje, entre el que había niños y gente mayor, que estaban gritando y llorando mientras el humo llegaba al vagón.

De acuerdo con su relato, fue la maquinista la que accionó la palanca ante la petición de los viajeros "para poder escapar corriendo, al menos los que teníamos la posibilidad de salir". En ese momento, salió un grupo de personas, todas jóvenes, que saltaron a las vías y corrieron en dirección contraria al fuego.

En ese intervalo explica que trataba de llamar al 112, pero no había cobertura, y cuando lo consiguió, le preguntaron si estaban avanzando hacia un punto seguro. También afirma que habló con su padre, bombero en Zaragoza, para pedirle que avisara y se movilizaran los medios hacia donde se encontraban.

Birkutan López, otra testigo que viajaba en el tren, cuenta en Antena 3 que fue la propia maquinista la que, tras parar la circulación y llamar al control de Adif, abrió la puerta y pidió que huyesen. “La maquinista entró en pánico y decidió abrirnos la puerta. Nos dijo que saliésemos corriendo”, asegura. Su versión coincide con otra usuaria que, visiblemente afectada, cuenta cómo vivieron la situación. Destaca que la conductora del tren corría “de un lado a otro sin saber qué hacer”.

Algunos pasajeros afirman que ellos querían salir, pero que la maquinista no abría la puerta, hasta que, después de insistirle en reiteradas ocasiones, les abrió y consiguieron salir. La compañía ferroviaria asegura que en todo momento se pidió a los viajeros que no abandonan los vagones.

Por su parte, el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José Mª Ángel, ha asegurado este jueves que, "más allá de tecnicismos y de la información que en algún momento no llegó y que uno tenga, si hay llamas, si hay un centro de emergencia de Adif, creo que hay alguna capacidad de tomar una solución y una respuesta". El responsable autonómico ha garantizado que, como dijo el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este pasado miércoles, "habrá una investigación policial y un riguroso examen" sobre lo ocurrido en el tren, algo que corre a cargo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Borriana (Castellón).

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido este jueves explicaciones a Renfe, Adif y a la Comunidad Valenciana acerca de por qué un tren de media distancia se aproximó al incendio forestal, en lo que fue, a su juicio, "un fallo grave". "Es evidente que ha habido un fallo, y un fallo grave, que ha puesto en peligro vidas humanas", ha afirmado Feijóo.

La versión de Renfe

Como explica Víctor Romero en El Confidencial, fuentes de Renfe consultadas por este medio aseguran que no recibieron ningún aviso por parte de Protección Civil y la Agencia de Emergencias dependiente de la Generalitat y justificaron la conducta de la maquinista.

La compañía estatal ha trasladado a los representantes de los trabajadores que en el momento en que el convoy iba a atravesar la zona, la información de la que disponían Adif y Renfe era que el incendio se encontraba a cinco kilómetros de las vías, aunque la situación de los vientos era de mucha incertidumbre. Fuentes de la sección ferroviaria de CGT aseguraron que ni la maquinista ni el responsable de circulación tenían ninguna advertencia de que no se pudiera transitar por esas vías. Se trata de un tramo muy empinado, donde el tren circula despacio, a velocidades de entre 50 y 60 kilómetros por hora de media. Es una vía con muchos problemas en cuanto a prestaciones, cuya mejora ha sido históricamente reivindicada desde Aragón y Valencia. El Gobierno está en fase de adjudicación de obras para completar su electrificación.

"La primera comunicación que Adif recibe sobre complicaciones en la circulación por incendio viene de la maquinista, que primero detecta humo y cenizas en la zona y luego la cercanía del incendio", señalaron desde Renfe, e insistieron en que el protocolo establece que Adif procede a suspender la circulación a petición de los cuerpos de seguridad del Estado (bomberos, protección civil, guardia civil) o de la Administración al cargo de estas decisiones. "Son los que tienen conocimiento de incidentes en el entorno que afectan a la vía", dijeron.

La compañía de transporte defiende la decisión de la maquinista de detener el tren en Bejís tras encontrarse con las llamas, para dar marcha atrás e intentar regresar a Cudiel. Según esta versión, fue la trabajadora la que en todo momento alertó a los pasajeros del tren de media distancia de que mantuviesen la calma y no bajaran del tren. No obstante, algunos viajeros, presas del pánico ante la cercanía de las llamas, rompieron sin autorización las ventanillas y descendieron del convoy, resultando heridos.

Los testimonios de los pasajeros y las declaraciones de la compañía ferroviaria sobre lo ocurrido en el interior del tren que cubría el trayecto entre Valencia y Zaragoza y que se introdujo en la boca del incendio de Bejís no coinciden. Las cuestiones sobre por qué el tren salió hacia su destino cuando atravesaba la zona del incendio y si la maquinista instó a los pasajeros a salir o, por el contrario, a quedarse en el tren, siguen sin tener respuesta.

Incendios Tren Valencia Renfe Bomberos
El redactor recomienda