Es noticia
Menú
Los inicios de la modernidad en España se citan en el Museo de Bellas Artes de Valencia
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
pintura valenciana, catalana y vasca

Los inicios de la modernidad en España se citan en el Museo de Bellas Artes de Valencia

Un total de nueve obras de maestros como Joaquín Sorolla, Ramón Casas, Joaquín Mir o Valentín de Zubiaurre se incorporan a los fondos de la entidad artística gracias a un depósito de tres años

Foto: Patio del Museo de Bellas Artes de València. (EFE/Kai Försterling)
Patio del Museo de Bellas Artes de València. (EFE/Kai Försterling)

Un total de nueve obras de maestros como Joaquín Sorolla, Ramón Casas, Joaquín Mir o Valentín de Zubiaurre se incorporan a los fondos del Museo de Bellas Artes de Valencia gracias a un depósito de tres años -renovables por períodos anuales- de la Colección de Arte Banco Sabadell. Esto permitirá a los visitantes contemplar obras de la pintura valenciana, catalana y vasca de entre siglos y de las primeras décadas del siglo XX, que proporcionan una "mejor visión" de los inicios de la modernidad en España.

Foto: Imagen de archivo de varios de los grabados que componen la serie 'Los Caprichos' de Goya. (EFE)

Así se ha puesto de relieve en la presentación de las piezas, que se ha llevado a cabo este jueves con la presencia del director del Museo de Bellas Artes de Valencia, Pablo González Tornel; el director territorial de Banco Sabadell, Juan-Fernando Canos, y la directora adjunta de la Colección de Arte Banco Sabadell, Montse Corominas.

Entre las obras que se incorporan al discurso del museo -que se podrán visitar en las salas de la colección permanente- figuran ejemplos de la pintura de paisaje, un género querido por la burguesía del momento, como es el caso de 'El bosque', un paisaje de Ramón Martí Alsina (1826-1894), artista considerado el introductor del Realismo en Cataluña, o dos paisajes de Enrique Galwey (1864-1931), formado en la escuela de Olot.

Foto: "Diseño, seda y flores" en el Museo de Bellas Artes de Valencia. (EFE/Manuel Bruque)

En 1892 irrumpe en el territorio peninsular el Modernismo, corriente que bebía del impresionismo francés, con autores pioneros como Ramón Casas (1866-1932), pintor célebre por sus retratos de la élite social e intelectual del momento, de quien se incluye el 'Retrato de Maria Caralt', realizado hacia 1907 o posteriormente Joaquín Mir Trinxet (1873-1940), del que se expone una pintura datada en 1916, 'El viejo Joy o Devoción', con un lenguaje más próximo al expresionismo.

También se incluyen en este depósito en el Museo de Bellas Artes un lienzo de José María Marqués y Puig (1891-1950), 'La higuera', datado en 1924, de un clasicismo arcaizante; una escena de 'Mendigos' de Valentín de Zubiaurre (1879-1963), ejemplo de su pintura costumbrista de temas vascos y castellanos, con sólidas figuras y un profundo sentido del colorismo; 'Dos mujeres de Lloret', óleo datado en 1943 por Josep de Togores Llach (1893-1970), y 'Cabeza de mujer de perfil', pintado en 1892 por el valenciano Joaquín Sorolla.

"Custodios de patrimonio"

Para González Tornel, el depósito de la colección del Banco Sabadell en el Museo de Bellas Artes de València es "una buena muestra de la colaboración del coleccionismo privado con las instituciones públicas, porque a todos nos une una misma voluntad, que es lo mejor para el arte y la cultura". En este sentido, ha manifestado que estas instituciones "son los custodios de gran parte del patrimonio cultural, y hay que estar agradecido".

placeholder El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, junto al director del Museo de Bellas Artes de Valencia, Pablo González, frente a la obra 'Retrato de la tiple Isabel Bru' de Joaquín Sorolla. (EFE/Ana Escobar)
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, junto al director del Museo de Bellas Artes de Valencia, Pablo González, frente a la obra 'Retrato de la tiple Isabel Bru' de Joaquín Sorolla. (EFE/Ana Escobar)

Asimismo, ha subrayado que, "gracias a la generosidad del Banco Sabadell, no solo el museo incrementa la colección de pintores valencianos, como Sorolla, sino que expande su discurso museográfico con la mejor pintura catalana de entre siglos, representada en el delicadísimo retrato femenino de Ramón Casas o los formidables paisajes de Martí Alsina y Galwey".

Igualmente, el director ha señalado la importancia de la entrada de obras de Valentín de Zubiaurre o Joaquín Mir, porque "su potente realismo social dialoga con pinturas ya presentes en el museo, como las del valenciano Antonio Fillol". Además, esto va a permitir a la pinacoteca "configurar un panorama de pintura social de las primeras décadas del siglo XX tremendamente completo".

"Este museo no tiene vocación de ser un museo local, tiene vocación de ser universal", dice el director

Además, ha incidido en las "limitaciones presupuestarias" a las que se enfrenta un museo público, y el hecho que se les permita crecer, ampliar perspectivas, y presentar un discurso "más poliédrico" es gracias a las acciones desinteresadas por parte de particulares y entidades. También ha señalado que "este museo no tiene vocación de ser un museo local, tiene vocación de ser universal. Un lugar en el que se plasme la idea de un centro capaz de aglutinar toda la historia y todas las historias del arte".

Foto: 'Los fusilamientos del 3 de mayo' en #INGOYA .(Antonio L. Juárez)

Juan-Fernando Canos ha incidido que la Colección de Arte Banco Sabadell está considerada como "una de las colecciones corporativas más importantes del país". Por otro lado, en palabras de Montse Corominas, "es un placer que estas obras estén expuestas al público", sin duda esta es "la mejor manera de mostrar la colección y disfrutar del arte".

Estrategia "clara"

Por otra parte, y preguntado por la necesidad de ampliación del museo tras haberse hecho pública la adquisición por parte de la Generalitat de la Colección Lladró para depositarla en la pinacoteca, Pablo González Tornel ha asegurado que, tras 20 meses en el cargo de director, tiene "clara la estrategia para el museo, pero hay que ir una cosa detrás de otra, y ya está".

"Las instituciones públicas nos construimos y creo que es la manera de construirse en los largos plazos; es importante tener un plan para el museo, tener una estrategia de museo y con paz, sin estridencias, con trabajo básicamente silencioso y siempre pensando en qué podemos hacer todo el personal que trabajamos dentro del museo para que cuando nosotros ya no estemos, a los que vengan después, les dejemos un museo mejor del que nos encontramos y estamos todos trabajando en ello", ha aseverado.

Un total de nueve obras de maestros como Joaquín Sorolla, Ramón Casas, Joaquín Mir o Valentín de Zubiaurre se incorporan a los fondos del Museo de Bellas Artes de Valencia gracias a un depósito de tres años -renovables por períodos anuales- de la Colección de Arte Banco Sabadell. Esto permitirá a los visitantes contemplar obras de la pintura valenciana, catalana y vasca de entre siglos y de las primeras décadas del siglo XX, que proporcionan una "mejor visión" de los inicios de la modernidad en España.

Museo Joaquín Sorolla Comunidad Valenciana