Es noticia
Menú
Combatir el fracaso escolar con perros: la terapia que ayuda a los chavales de L’Alfàs del Pi
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
La clave es la motivación

Combatir el fracaso escolar con perros: la terapia que ayuda a los chavales de L’Alfàs del Pi

El Ayuntamiento implantó el programa hace cinco años y ha conseguido que muchos de aquellos alumnos con problemas sean ahora monitores. Cada año el perfil de los estudiantes es diferente

Foto: Una de las sesiones. (Eduka-Dogs)
Una de las sesiones. (Eduka-Dogs)

Que el perro es el mejor amigo del hombre es algo que no por muy manido es menos cierto. En L’Alfàs del Pi (Alicante) lo han puesto en práctica con adolescentes para mejorar su conducta y su rendimiento académico. El programa Eduka-Dogs fue pionero en la localidad y ahora muchos otros ayuntamientos se han interesado por el proyecto gracias a los buenos resultados obtenidos en sus cinco años de actividad.

La terapia con perros para estudiantes con problemas sociales o de aprendizaje funciona, según cuenta Natalia Pérez, la coordinadora de Eduka-Dogs y directora de Humanymal, asociación que presta el programa, simplemente “por motivación”.

placeholder Cada año cambia el perfil de los adolescentes que participan en el programa. (Eduka-Dogs)
Cada año cambia el perfil de los adolescentes que participan en el programa. (Eduka-Dogs)

El programa consiste en capacitar a los chavales como guías caninos de perros de intervención, así tienen "una misión real que cumplir porque, si no, con los adolescentes todo se torna menos motivador y más complicado”. Que la terapia se realice con perros responde además a otras razones, la "atracción" que sienten por ellos los niños, la facilidad de crear vínculos y el hecho de que "tienen un entrenamiento muy alto y son capaces de insuflar autoestima”, enumera Pérez.

Las clases de Eduka-Dogs combinan conceptos teóricos con lecciones prácticas con perros de intervención. A cada alumno se le asigna un animal bajo la supervisión de un experto. Los adolescentes trabajan a lo largo de todas las sesiones con el mismo perro y aprenden a manejarlo en un contexto terapéutico, fundamentalmente intervenciones con personas de la tercera edad, con las que luego hacen prácticas.

Foto: Una mujer acaricia a su gato (PxHere)

El resultado es que “los chavales se involucran” y esto deriva en un mayor rendimiento académico porque también se abordan cuestiones como la atención, la comunicación o la memoria. “Con el pretexto de la preparación como guías caninos trabajamos lo mismo que se hace a nivel docente en el instituto, pero con un elemento motivador extra que son los perros y también con una misión que el adolescente ve cercana, su preparación como guía”, precisa la directora de Humanymal.

Iniciativa pionera

La iniciativa partió del Ayuntamiento de L’Alfàs del Pi cuando hace cinco años se puso en contacto con la asociación para informarse sobre las terapias con perros y si estas podían beneficiar al alumnado del IES L’Arabí, el principal centro de secundaria de la localidad.

Foto: Varios jóvenes asisten a una clase de boxeo gracias a la iniciativa Guantes Manchados. (C. V.)

A partir de ahí el colectivo hizo una evaluación del alumnado, se entrevistó con el profesorado y detectó qué necesidades debían cubrirse. Así se diseñó un programa con actividades concretas con las que fortalecer aquellas áreas donde los adolescentes presentaban más problemas. El objetivo es que el programa se termine convirtiendo en una referencia a la que el adolescente recurra cuando tenga que afrontar otros retos a nivel académico o laboral.

Es el propio centro quien determina qué alumnos van a ser derivados al programa y cada año el grupo participante tiene un perfil distinto. “Hemos tenido años con un perfil de alumnado más disruptivo, con más problemas en el cumplimiento de las normas y otros, como el actual, en el que los chavales tienen problemas de falta de seguridad en sí mismos, de adaptación al centro educativo y a los compañeros. Con ellos hemos trabajado la autoestima y la confianza en las propias capacidades a partir del trabajo con perros”, explica Pérez.

La edil de Bienestar Social, Marisa Cortés, da fe de los éxitos cosechados con el programa. “Vemos el resultado en los chavales, tanto los profesores del instituto que nos dicen que se nota un cambio en ellos desde el primer mes, como en el cambio que se aprecia en las notas y el que nosotros mismos vemos en su forma de actuar en la calle y en la atención que ponen en las clases”, asegura.

placeholder Cada alumno trabaja con el mismo perro durante todo el curso. (Eduka-Dogs)
Cada alumno trabaja con el mismo perro durante todo el curso. (Eduka-Dogs)

Cortés explica que otros ayuntamientos han pedido información sobre el funcionamiento del programa. “Siempre les decimos que para nosotros ha sido un descubrimiento buenísimo. Lo vamos a seguir apoyando y recomendamos que lo incluyan”.

Desde hace dos años, la Conselleria de Políticas Inclusivas apoya el programa con una subvención variable que ronda los 4.000 euros a los que se suman los alrededor de 8.000 que aporta el Ayuntamiento. Son 12.000 euros de inversión que a cambio aportan un retorno mucho más valioso porque muchos de los chavales continúan en el programa en los años siguientes como monitores de los nuevos alumnos. “Merece la pena la inversión”, señala la edil.

La terapia

La terapia se presta en el Centro +Social y este año ha contado con la participación de 15 alumnos, 10 de ellos nuevos y los otros son de años anteriores que actúan ahora como tutores por el alto nivel de conocimiento, madurez y responsabilidad demostrado.

Foto: La comunidad Noruega L'Alfàs del Pi celebra el Día de su Constitución. (EFE/Morell)

Las sesiones se realizan en periodo escolar de octubre a junio y este año ya han finalizado. La semana que viene Eduka-Dogs celebrará, el jueves, el acto de clausura que servirá para entregar los diplomas acreditativos como guía canino. También se explicará a los padres el rendimiento del programa. “Los chavales tienen exámenes teóricos y prácticos y el grupo completo tiene una nota media de 8,7 y eso que algunos tienen problemas de rendimiento académico, pero cuando hay perros y una misión que motiva, vemos que esas capacidades que no se ven claramente en la formación reglada aparecen”, insiste su coordinadora.

Durante el programa, los adolescentes también se involucran en campañas de protección animal. Este año han realizado un estudio en el IES L’Arabí con el que, a través de encuestas entre el alumnado, han podido determinar el grado de conocimiento sobre la problemática del abandono de perros y gatos en verano. El resultado del estudio se presentará en el acto de clausura.

Perros que unen a adolescentes y ancianos

Este año, como novedad, Eduka-Dogs se ha trasladado durante una jornada al Hogar del Jubilado. Los adolescentes y los ancianos rompieron la brecha generacional durante un día con la ayuda de los perros para participar en actividades, juegos y compartir risas. La acogida fue tan buena que los mayores pidieron repetir la actividad con más asiduidad y el Ayuntamiento se comprometió a realizarla una vez al mes a partir de septiembre.

placeholder Terapia con mayores. (Eduka-Dogs)
Terapia con mayores. (Eduka-Dogs)

Al tratarse de una actividad puntual los objetivos no eran terapéuticos sino emocionales, lúdicos y sociales. Natalia Pérez relata que el objetivo era “romper la rutina de los mayores y también la empatía de los adolescentes para que sepan ponerse en su lugar, sobre todo después de la pandemia. Es un colectivo que ha sufrido mucho”.

La asociación Humanymal acaba de lanzar esta semana el programa 'Huellas son amores', dirigido precisamente al colectivo de la tercera edad. Para ello se ha dirigido a residencias de toda la provincia de Alicante para desarrollar actividades con los ancianos. Ya hay cinco centros que han solicitado actividades con perros y que, incluso, las han desarrollado. “Se trata de un programa de rehabilitación y recuperación de la población anciana para paliar los efectos de la pandemia. Queremos devolverles un poco de lo que perdieron, sobre todo, en términos afectivos”.

Foto: Carmen Martínez, en el portal de su vivienda en Fuenlabrada, lleva un año casi sin salir. (David Brunat)

Humanymal trabaja con distintos tipos de colectivos como personas mayores, alumnado con necesidades especiales o dificultades, población reclusa o personas con enfermedades mentales. “Intentamos siempre que aunque haya un grupo de beneficiarios directo, como en el caso de L’Alfàs del Pi los estudiantes con dificultades, los programas terminen beneficiando a la comunidad”, concluye Natalia Pérez.

Que el perro es el mejor amigo del hombre es algo que no por muy manido es menos cierto. En L’Alfàs del Pi (Alicante) lo han puesto en práctica con adolescentes para mejorar su conducta y su rendimiento académico. El programa Eduka-Dogs fue pionero en la localidad y ahora muchos otros ayuntamientos se han interesado por el proyecto gracias a los buenos resultados obtenidos en sus cinco años de actividad.

Alumnos Tercera Edad Alicante Noticias de Comunidad Valenciana