Es noticia
Menú
Guerra de la basura en Bétera (Valencia): un contrato de 25M rompe el Ayuntamiento
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
BATALLA POR LA BAREMACIÓN

Guerra de la basura en Bétera (Valencia): un contrato de 25M rompe el Ayuntamiento

El interventor municipal y el secretario se enfrentan por la baremación de ofertas y fuerzan a la alcaldesa (PP) a usar su voto de calidad. Un condenado del caso Blasco elaboró los pliegos

Foto: Sede del Ayuntamiento de Bétera.
Sede del Ayuntamiento de Bétera.

Un contrato millonario de recogida de basuras y limpieza viaria ha quebrado en dos la nomenclatura funcionarial del Ayuntamiento de Bétera, municipio del área metropolitana de Valencia de casi 25.000 habitantes. La alcaldesa de la localidad, la popular Elia Verdevio, se vio forzada el pasado 5 de mayo a aplicar su voto de calidad en una mesa de contratación para frenar el proceso de adjudicación a la empresa Técnicas y Tratamientos Medioambientales (Tetma) de un encargo con un presupuesto base de licitación de 24,7 millones de euros durante un período de ocho años.

La razón de que saliese adelante el desistimiento está en el choque de informes municipales. El interventor del Ayuntamiento, Enrique Salvador, emitió el 23 de abril un duro informe en el que cuestionaba la idoneidad de pliego de condiciones del expediente de contratación y la baremación de las ofertas presentadas al concurso, por el que pujaban también otras empresas del sector como FCC, Sociedad de Agricultores de la Vega (SAV), Ascán Servicios Urbanos, Actúa Servicios y Medio Ambiente y Garbialdi, la contratista que este año finaliza el servicio.

El interventor municipal concluye que, en su opinión, la licitación no se ajusta a los principios de transparencia, proporcionalidad, igualdad de trato y defensa de la competencia que rigen en la vigente legislación contractual, por lo que se propuso a la mesa no continuar con el procedimiento de contratación y desistirlo. Según las baremaciones, Tetma había logrado 48 puntos, por delante de SAV con 33,6 puntos y FCC, con 32,4 puntos. Pero en su argumentación, Salvador despliega toda una serie de referencia a las reservas en la lucha contra la corrupción y la prevención de los conflictos de intereses que recoge la Ley de Contratos del Estado.

Foto: Foto: EFE

Las advertencias del interventor no resultaban suficientes para el secretario municipal, Juan Ignacio Moreno García, que emitió un contrainforme jurídico en el que concluía que a su juicio no existe una causa legal para el desistimiento del procedimiento de adjudicación del contrato de basuras y proponía seguir adelante "validando el informe del técnico municipal sobre valoración de los criterios dependientes de juicio de valor de las ofertas presentadas y, tras ello, se proceda a la apertura de los terceros sobres que contienen las ofertas económicas y demás criterios objetivos", según recoge el acta de la mesa de contratación, a la que tuvo acceso El Confidencial.

El secretario recibió el respaldo a su propuesta del ingeniero municipal Miguel Ángel Carlavilla, pero el interventor contó con el apoyo de la alcaldesa, que terminó por aplicar su voto de calidad para deshacer el empate. La alcaldesa ha convocado para este viernes una sesión extraordinaria de la Comisión Informativa de Territorio para confirmar la decisión antes de remitirla al pleno municipal, probablemente la semana que viene.

Una de las razones que explican la posición de la primera edil, que es además secretaria de Transparencia en la ejecutiva regional del Partido Popular que encabeza Carlos Mazón en la Comunidad Valenciana, es la aparición en el expediente de un nombre ligado al llamado caso Blasco, Jesús Urkiza, un ingeniero responsable a través de un contrato menor de elaborar los pliegos del concurso

En virtud de un pacto de conformidad con la Fiscalía, Urkiza fue condenado por los delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental a un año y seis meses de cárcel y a devolver 35.000 euros en concepto de responsabilidad civil por fraude de los fondos destinados a la cooperación al desarrollo en el llamado 'caso Blasco', que llevó a prisión al exconsejero Rafael Blasco. Urkiza, que trabajaba como ingeniero de la consultora Caaz-Expande y está casado con Remedios Mazzolari, exconcejal de Urbanismo de Llíria por el Partido Popular.

Fuentes de Compromís, formación que está en la oposición en el municipio, apuntaron a una "guerra de sectores en el Partido Popular" y señalaron que tienen previsto reclamar explicaciones sobre las razones que han llevado a la suspensión de todo el proceso para adjudicar un contrato millonario de un servicio básico de Bétera como es la recogida de basuras.

Un contrato millonario de recogida de basuras y limpieza viaria ha quebrado en dos la nomenclatura funcionarial del Ayuntamiento de Bétera, municipio del área metropolitana de Valencia de casi 25.000 habitantes. La alcaldesa de la localidad, la popular Elia Verdevio, se vio forzada el pasado 5 de mayo a aplicar su voto de calidad en una mesa de contratación para frenar el proceso de adjudicación a la empresa Técnicas y Tratamientos Medioambientales (Tetma) de un encargo con un presupuesto base de licitación de 24,7 millones de euros durante un período de ocho años.

Noticias de Comunidad Valenciana