ANTE EL TRIBUNAL SUPERIOR DE KALSRUHE

Lidl recurre el fallo por copiar la batidora vegana y la prensa alemana se le echa encima

El gigante germano de la distribución apela ante el Tribunal Regional Superior de Karlsruhe para intentar no indemnizar al empresario Andoni Monforte (Chufamix) por vulnerar su patente

Foto: Un supermercado de Lidl en Zurich. (Reuters)
Un supermercado de Lidl en Zurich. (Reuters)

'Lidl viola la ley de patentes'. Así titulaba el pasado 26 de junio el corresponsal en España del diario berlinés TAZ, una de las referencias informativas de los sectores progresistas y ecologistas en Alemania, la historia de la sentencia que obliga al gigante germano de los supermercados a indemnizar a un empresario valenciano por copiarle la patente de la Vegan Milker, una suerte de batidora para fabricar leche vegana a partir de semillas. Desde que Andoni Monforte, inventor del utensilio, hizo público el fallo de la Audiencia de Mannheim que rechaza la demanda de la cadena de distribución, considera probado que copió hasta el manual de instrucciones y se benefició de la venta de un producto sin respetar la patente original, han sido muchos los medios de comunicación que se han hecho eco de la decisión judicial censurando su actitud.

El 'Badische Zeitung', con sede en Friburgo, recordaba esta semana que Lidl ya no puede comercializar en Alemania su versión, bautizada como Ernesto Veggie Drink Maker; mientras que el Frankfurter Allgemeine Zeitung informaba de que la compañía fundada por Josef Schwarz y ahora comandada por su hijo Dieter "debe pagar daños y perjuicios".

La respuesta de Lidl, lejos de asumir el golpe judicial tras perder la demanda de infracción de patente presentada por ella misma, ha sido seguir combatiendo legalmente a Monforte. La semana pasada presentó un escrito de apelación ante el Tribunal Regional Superior de Karlsruhe para intentar tumbar el fallo de la primera instancia y no tener que pagarle la compensación por las unidades vendidas sin autorización.

No es el único proceso que sigue vivo. Lidl también pretende anular en Alemania la patente de Monforte, CEO de la pequeña empresa que lanzó su invento, Chufamix. Para ello ha iniciado un procedimiento mercantil similar al que abrió además en España. Todo ese ataque con el emprendedor español se produjo después de que este denunciase a Lidl por un delito contra la propiedad industrial e intelectual tras recibir un portazo cuando trató de acercarse a la cadena de distribución tras descubrir el plagio. Lidl no está escatimando recursos en la batalla legal. Se ha asesorado con bufetes especializados en patentes y ha contratado al despacho Molins Defensa Penal para defenderse de la denuncia de Monforte. Es el despacho que representó a la Infanta Cristina en el caso Noos o al expresidente del Barcelona, Sandro Rosell.

Las similitudes entre los dos utensilios de cocina, la Veggie Drink Maker y la Vegan Milker de Chufamix.
Las similitudes entre los dos utensilios de cocina, la Veggie Drink Maker y la Vegan Milker de Chufamix.

"Cuatro juicios a la vez desgastan mucho económica y emocionalmente. No sé si ha habido mala fe, pero lo que quiero es que me den una explicación, se disculpen y me compensen por las unidades que han vendido sin mi autorización", señala Monforte.

El empresario solo podrá ser compensado si gana en España y Alemania, donde hay litigios. La patente es de ámbito europeo, pero las reclamaciones por infracción han de realizarse país por país. Aunque el tribunal alemán le vuelva a dar la razón, Monforte no podrá exigir por las ventas de su elaborador de leche vegetal en Dinamarca o en Francia, por ejemplo, donde Lidl lanzó su Drink Maker por primera vez. "Lo que ganamos con la Vegan Milker lo destinamos a los procesos, pero mi foco y mi energía debería estar en vender mi producto, no en los cuatro tribunales a la vez. Nos están demandando una versión de la Vegan sin plástico y tengo que hacer una inversión en innovación para diseñar el vaso de acero inoxidable y el mortero de madera de pinos sostenibles de Galicia, para el que ya tengo una empresa en Alcàsser (Valencia) que lo fabricaría", dice.

Con cinco empleados, Chufamix es una pequeña empresa que comercializa su producto principalmente por Internet. El año pasado facturó poco más de 305.000 euros. Monforte también tiene un negocio de venta de horchata artesana con carritos por las calles del centro de Valencia que en 2018 facturó algo más de 1,2 millones de euros.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios