LA INTERVENCIÓN DE SANIDAD NO FRENÓ MUERTES

"Deshidratados" y sin personal: las denuncias precovid en la residencia de Alcoy

La pandemia arrasa el centro y provoca la muerte de 73 de sus 140 residentes. Las familias denunciaron irregularidades en febrero, antes del covid, y la Generalitat abrió una investigación

Foto: La residencia de mayores de Alcoy que gestiona DomusVi.
La residencia de mayores de Alcoy que gestiona DomusVi.

Los familiares de los residentes del centro geriátrico de Alcoy denunciaron en febrero de este año, antes de que se detectase en España el brote de coronavirus, la existencia de irregularidades en una instalación en la que han fallecido 73 de los 140 residentes desde que estalló la pandemia. La residencia, gestionada por la compañía privada DomusVi y que cuenta con plazas públicas concertadas con la Generalitat valenciana, fue intervenida el 18 de marzo por la Conselleria de Sanidad cuando se habían contabilizado al menos tres fallecimientos con covid-19. La medicalización no parece haber sido suficiente, pues desde aquel día no dejaron de producirse óbitos para desesperación de los familiares, que llevan semanas quejándose de la ausencia de comunicación e información por parte de la empresa y de la Administración autonómica.

Un grupo de parientes de residentes decidió en noviembre del año pasado organizarse en una plataforma para coordinar su interlocución tras acumular malestar por el trato que estaban recibiendo los mayores ingresados en el geriátrico. El 6 de febrero de este año, mantuvieron un encuentro con el director general de Infraestructuras de Servicios Sociales de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, Enric Juan. En ese encuentro le comunicaron y le hicieron entrega de un escrito en el que recogían las irregularidades que, a su juicio, se estaban produciendo en el centro.

El relato es sobrecogedor sobre el funcionamiento interno y genera dudas sobre si estas circunstancias han podido acelerar o acrecentar la letalidad del mortal brote de covid que se ha llevado por delante la vida de más de 70 personas. El documento, al que tuvo acceso El Confidencial, habla de "nutrición inadecuada" de los residentes, con el consiguiente recurso a laxantes y enemas; problemas de deshidratación "que se hacen evidentes cuando ingresan en el hospital; sobrecarga del servicio de enfermería, con una enfermera y una auxiliar para atender a 140 residentes; falta de asistencia médica durante la mayor parte del día y ausencia total por las noches y los fines de semana; atención insuficiente para el servicio de paliativos, con solo dos camas y profesionales que deben estar atendiendo a la vez a todos; mala praxis farmacológica; o ausencia de movilizaciones, con ancianos todo el día inactivos en sillones o sillas de ruedas. Además, los familiares señalaron que la residencia de DomusVi había sufrido "reiterados brotes de gastroenteritis" desde octubre de 2018, hasta tres, sin recibir información sobre su posible origen.

Puerta principal de la residencia. (EFE)
Puerta principal de la residencia. (EFE)

Las familias están convencidas de que gran parte de los problemas estaban relacionados con una carencia de recursos habilitados por la empresa gestora. "Lo primero y más importante es falta de personal que viene sufriendo la residencia desde hace años, lo que provoca que haya una desatención directa de los residentes por parte de gerocultores, ya que no pueden abastecer sus necesidades por exceso de trabajo y falta de tiempo. Por no hablar también de los salarios que cobran, los contratos precarios que tienen y los turnos partidos que han de soportar para un oficio que requiere esfuerzo físico y mucha dedicación, ocasionando que cuando encuentran oportunidades laborales abandonen por sobrecargar que soportan, perdiendo en algunos casos excelentes profesionales y gente con verdadera vocación", se quejaban.

En el mismo escrito sostienen que la gestora se ha escudado siempre en que cumple con los ratios de personal establecidos por el número de internos. En sus comunicaciones con las familias, la multinacional francesa DomusVi ha señalado que cumple con la legislación, según explica el portavoz de la plataforma de parientes de los residentes, José Luis García.

Fuentes de la Conselleria de Políticas Inclusivas aseguraron a preguntas de El Confidencial que tras la queja de los familiares se puso en marcha un procedimiento de inspección y se inició un expediente sancionador que está todavía por resolver por parte de los técnicos. Manifestaron que DomusVi ha presentado alegaciones en ese procedimiento, todavía inconcluso. La empresa, participada por fondos de inversión a través de la matriz gala Homevi, ni confirmó ni desmintió que esté siendo investigada por la Generalitat valenciana.

Lo que muchos familiares se preguntan es en qué medida esas deficiencias previas influyeron en la dramática expansión del coronavirus dentro del centro. Como muchas personas en España tratan de buscar responsables de una tragedia que se ha cebado sobre los más mayores. Además, han descubierto tras reclamar las historias clínicas que algunos internos, una en concreto, falleció por covid si ni siquiera haber sido atendida por la unidad de hospitalización domiciliaria, el equipo que tras la intervención de Sanidad debería haberse encargado de la medicalización del centro y de atender a los enfermos 'in situ'.

"Hemos echado en falta durante esta crisis la coordinación entre administraciones sobre todo entre las 'conselleries' y el ayuntamiento, al que pedimos que ejerciese de mediador para tener conocimiento de lo que estaba pasando en el geriátrico. La respuesta siempre fue que el control lo había tomado la 'conselleria'. No encontramos la atención y el interés que necesitábamos en momentos duros", señala un comunicado difundido por la plataforma de familiares. "El trato de la empresa y de las administraciones ha sido inhumano. Nos hemos sentido absolutamente desamparados", insisten.

"El 8 de marzo había 139 residentes en el geriátrico DomusVi Alcoy. Hoy quedan 66. En menos de dos meses fallecieron más de la mitad de los ancianos. ¿Por qué? ¿Qué ha fallado? ¿Qué errores han provocado este drama? Desgraciadamente, de poco sirvieron las denuncias que hicimos un grupo de familiares, en las que ya manifestamos las carencias que veníamos observando en la atención y cuidados a nuestros mayores", recoge el escrito. Las familias se han puesto en manos de un despacho de abogados y estudian emprender acciones legales para exigir responsabilidades.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios