DE PERE FUSET A RUBéN TRENZANO

Compromís se atraganta con su línea roja y mantiene a dos cargos al borde del banquillo

El director de Política Lingüística tratará de probar que no mintió en su escrito oficial. El concejal de Valencia procesado por homicidio imprudente mantiene el acta, pero no las competencias

Foto: El concejal de Valencia Pere Fuset, cuando anunció la renuncia a sus competencias tras el procesamiento. (EFE)
El concejal de Valencia Pere Fuset, cuando anunció la renuncia a sus competencias tras el procesamiento. (EFE)

A Compromís se le ha atragantado su línea roja. El partido que hizo bandera contra la corrupción del Partido Popular en la Comunidad Valenciana y reclamaba dimisiones ante la apertura de procedimientos judiciales a cargos públicos ha visto cómo los tribunales han puesto en aprietos a dos cargos a los que mantiene en el puesto y no ha forzado a dimitir. Este jueves, se conoció la propuesta de procesamiento del actual director de Política Lingüística de la Conselleria de Educación, Rubén Trenzano, a través de un auto judicial en el que se señalan indicios de posible falsedad documental por haber dirigido un escrito a la secretaria regional del PP, Eva Ortiz, en el que afirmaba que los expedientes de ayudas al valenciano de la empresas del hermano del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, habían superado los controles.

Trenzano sostiene y tratará de demostrar que no mintió porque en su escrito se refería a los controles de justificación que marcaban las órdenes internas en el momento en que firmó ese escrito, el 8 de abril de 2018. Tras un primer archivo de su causa anulado por la Audiencia Provincial de Valencia, el instructor tomó declaración a su subordinado, el jefe de Promoción Lingüística, Vicent Tortosa, quien explicó que fue en julio del mismo año, tras recibir las quejas y denuncias del PP, cuando se optó por realizar un control específico a Comunicació dels Ports y Mas Mut Producciones, las empresas de Francis Puig, que resultó positivo y sin incidencias.

Tortosa trató de exculpar a su superior, pero el juez ha entendido que el hecho de que la evaluación en profundidad de los expedientes se produjera después del escrito de Trenzano dirigido a Ortiz es un indicio de falsedad documental y ha pedido a las partes, Fiscalía, acusación del PP y defensa, que se pronuncien y fijen posición para solicitar la apertura de juicio oral o el sobreseimiento.

El funcionario que testificó en la causa de Trenzano ha abandonado el puesto en Promoción Lingüística y ha vuelto al instituto en el que daba clases

Tras estos meses de idas y venidas judiciales, revisión de expedientes y titulares en los medios de comunicación, el funcionario Vicent Tortosa ha decidido renunciar a su puesto de jefe de departamento y regresar al instituto en el que ejerce de profesor. Algunas fuentes señalan que ese regreso obedece a un hartazgo por la situación que se ha generado en el seno de su área con el conflicto político por los expedientes de ayudas al valenciano. El que de momento permanece en el puesto es Trenzano, sin que haya expresado intención de abandonar, pese a que se enfrenta a un procedimiento penal que está cerca de sentarle en el banquillo.

Quien ya tiene claro que tendrá que enfrentarse a un tribunal es el concejal del Ayuntamiento de Valencia Pere Fuset. El edil de Compromís abandonó el pasado mes de febrero sus competencias en el consistorio, aunque no el acta de regidor, después de haber sido procesado por homicidio imprudente por la muerte en 2017 del trabajador de una empresa subcontratista tras sufrir un accidente en las obras de montaje de unas gradas en los jardines de Viveros para la Feria de Julio. En este caso, ha sido la familia del fallecido quien ha sostenido la denuncia contra el concejal, sin respaldo de la Fiscalía, por entender que se produjeron irregularidades en el proceso de contratación y no se habilitaron los planes de seguridad laboral que marca la legislación.

Fuset, que ejercía de delegado de Fiestas en el ayuntamiento que dirige Joan Ribó, se ha defendido asegurando que los hechos que se imputan formaban parte de sus responsabilidades y ha aguantado durante toda la instrucción en el puesto hasta que la confirmación del juicio ha hecho insostenible políticamente su posición. Ribó le ha dado su apoyo desde el principio, pero finalmente miembros de la cúpula de Compromís le presionaron para dar un paso al lado. No obstante, ha conservado su acta de concejal (y el salario) con la intención de recuperar sus competencias si resulta absuelto. Es la nueva línea roja de Compromís.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios