AL MENOS HASTA JULIO

Valencia salva la falla con mascarilla como símbolo de lucha contra el coronavirus

El ayuntamiento no quemará hasta julio el busto del artista Escif al que se le añadió una mascarilla cuando estalló la crisis sanitaria. La parte de abajo ardió en la madrugada del martes

Foto: La meditadora diseñada por Escif, a la que colocaron una mascarilla. (EFE)
La meditadora diseñada por Escif, a la que colocaron una mascarilla. (EFE)

El busto de cartón piedra de una mujer con una mascarilla se salvó de la 'cremà' clandestina que preveía el Ayuntamiento de Valencia tras la suspensión de las Fallas como consecuencia del coronavirus. La pieza, diseñada por el artista callejero Escif, al que se conoce como el Banksy valenciano, y facturada en el taller de los artistas falleros Manolo Martín y José Ramón Espuig, aguantará en pie al menos hasta el mes de julio, cuando está previsto que se celebren las fiestas si la transmisión de la enfermedad no lo impide.

El anuncio lo realizó el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, que justificó la decisión en el carácter simbólico de la figura, a la que se añadió la mascarilla a posteriori, cuando estalló la crisis sanitaria. "Se ha convertido en todo un símbolo y en julio desaparecerá entre las llamas como manda la tradición para todas aquellas cosas que no nos gustan. Es la esencia de las Fallas, su idiosincrasia", afirmó el edil.

El artista Escif había solicitado el indulto, que habrá que ver si no es definitivo por aclamación, a la vista de la profundidad histórica que ha adquirido el contagio. También la vicealcaldesa, Sandra Gómez, destacó: "Hemos decidido salvar este símbolo de esperanza. Esta falla es ya un símbolo para la historia. Valencia va a salir de esta, volveremos a celebrar y volveremos a las calles. 'Açò també passarà'".

La 'cremà' del resto de la falla se produjo en la madrugada de este martes sin ninguna publicidad, para secundar el objetivo máximo de todas las medidas tomadas por las autoridades sanitarias: evitar aglomeraciones y contribuir así a la contención del virus COVID-19, indicó el consistorio. Galiana explicó que una vez pasen estos días será tiempo para pensar cómo se tiene que replantar la falla municipal e hizo un llamamiento a "la responsabilidad ya demostrada por el mundo fallero y por el resto de la ciudadanía de València para asumir que la 'cremà' de estos días tendrá que ser sin público y que la que disfrutaremos será la que en julio muestre al mundo cómo renace una fiesta y una ciudad después de ganarle la batalla a una pandemia".

Comunidad Valenciana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios