POR ACEPTAR RELOJES DE LUJO

Cuatro años por blanqueo y cohecho para Alfonso Grau, hombre fuerte de Rita Barberá

La Audiencia de Valencia considera probado que recibió relojes de lujo de hasta 13.000 euros de una empresa contratista del Ayuntamiento de Valencia cuando era vicealcalde

Foto: Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia. (EFE)
Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia. (EFE)

Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia y antiguo hombre fuerte de la fallecida Rita Barberá en el ayuntamiento, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Valencia a cuatro años de cárcel por blanqueo de capitales y cohecho. El tribunal lo considera culpable de haber aceptado relojes de lujo del empresario Urbano Catalán, condenado también a nueve meses, dueño de la empresa Transvía, contratista del consistorio valenciano. El fallo sostiene que el expolítico intercambió las piezas regaladas en una joyería por otras de mayor valor aportando además dinero en efectivo, lo que probaría el blanqueo.

La condena es inferior a los seis años que reclamaba la Fiscalía Anticorrupción. La acusación sostuvo que en el año 2010 Alfonso Grau recibió del empresario un reloj Breguet Classique de 13.000 euros que cambió por un Lanje de oro de 25.000 euros, aportando la diferencia en dinero líquido. La misma operación se realizó con un Piaget Polo que cambió por un Vachever Patrimony de mayor valor. La sentencia considera que, con estos intercambios, Grau trató de dar verosimilitud de legalidad (blanqueo) a lo que en realidad eran regalos que obtuvo por su posición de poder en el Ayuntamiento de Valencia.

Durante el juicio celebrado en Valencia, Grau declaró en su defensa que los dos relojes objeto del juicio fueron regalos familiares que devolvió porque no le gustaban y que los cambió personalmente porque "no tenía nada que ocultar". "Vengo siendo víctima de una persecución mediática y social inmisericorde y las entidades bancarias me han echado por riesgo reputacional, y yo no voy a hacer a nadie de mi familia que sea víctima a la misma persecución", señaló en la sala para justificar su negativa a revelar el nombre del familiar que le regaló los relojes. Grau aseguró entonces que había visto alguna vez en "algún sitio" a Catalán pero que no tenía con él "ninguna relación en absoluto". También justificó los pagos en efectivo en que tanto él como su exmujer guardaban dinero en casa procedente de las consultas médicas que realizaban.

Sin embargo, el tribunal no ha creído su versión y ha cifrado en 25.095 euros el lucro obtenido con ambas operaciones por el antiguo concejal y le impone una multa por igual cuantía, aunque Fiscalía pedía 75.000 euros. Por el delito continuado de cohecho, los magistrados le condenan a nueve meses y un día de prisión, así como a dos años y un día de suspensión de empleo y cargo público. Por el delito de blanqueo de capitales, le imponen tres años, tres meses y un día de cárcel, según han detallado fuentes del TSJ valenciano.

También el empresario Urbano Catalán declaró que jamás regaló ningún reloj a ningún político, ni a Grau "ni a nadie del ayuntamiento". La clave de la prueba ha sido la documentación hallada en la joyería Rabat, en la que el propio Catalán solía realizar compras, y las conclusiones de los informes periciales presentados por la Agencia Tributaria. Catalán llegó a suscribir hasta 16 contratos con el Ayuntamiento de Valencia entre 2006 y 2015 a través de sus empresas de transporte.

Alfonso Grau fue absuelto en el caso Noos y la causa contra Iñaki Urdangarin, pero sigue investigado en la pieza del caso Taula relativa a la financiación ilegal del PP de la ciudad de Valencia.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios