Operación Azud en Valencia

A prisión el cuñado de Rita Barberá por una trama de mordidas en los años del PP

La jueza atribuye a José María Corbín y sus cómplices delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental por cobrar sobornos a contratistas del Ayuntamiento de Valencia

Foto: El cuñado de Barberá, cuando fue detenido por agentes de la UCO en Valencia. (EFE)
El cuñado de Barberá, cuando fue detenido por agentes de la UCO en Valencia. (EFE)

La titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Valencia decretó este jueves por la tarde prisión provisional para José María Corbín, cuñado de la exalcaldesa de la ciudad Rita Barberá, por liderar, presuntamente, una trama de mordidas a contratistas durante los años en que estuvo al frente del ayuntamiento la fallecida política del Partido Popular. Tras una jornada de registros por parte de agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) y la Fiscalía Anticorrupción, el abogado pasó la noche en el calabozo junto a su socio, el también letrado, y su socio Diego Elum, que ha quedado libre. El auto de encarcelamiento se ha redactado tras la comparecencia ante la instancia judicial. La magistrada ha considerado riesgo de fuga, de destrucción de pruebas y de obstrucción a la instrucción.

Los investigadores lanzaron el martes la operación Azud, bautizada así como metáfora de un sistema de retención de fondos ligados a la evolución de contratos de obras y servicios en el consistorio. De las pesquisas se han derivado varias detenciones y registros en los que la UCO y Anticorrupción han reclamado facturas y contratos con empresas como Secopsa o Cleop. También se personaron en la Central Operativa de Saneamiento, el órgano municipal encargado de la gestión de las alcantarillas de la ciudad de Valencia, adjudicado a Acciona por 8,6 millones de euros. Este contrato está bajo la lupa de las actuaciones. El responsable de Cleop, Carlos Turro, y el expropietario de Secopsa, Vicente Prieto, también prestaron declaración este jueves.

El sumario, que sigue secreto, alude al cobro de ingentes cantidades de fondos por mordidas de contratos públicos durante los años en que Barberá estuvo al frente del consistorio. Entre los investigados, figuran la hermana de la exalcaldesa Asunción Barberá y sus tres hijas, entre ellas, Rita Corbín, cuyo nombre sonaba como posible candidata de Vox para el Ayuntamiento de Valencia. La familia se había distanciado del Partido Popular quejándose del trato que la formación dispensó a la exalcaldesa cuando fue imputada por el Tribunal Supremo tras estallar el caso Taula y las sospechas sobre la financiación de sus campañas. Barberá falleció en una habitación de hotel en Madrid en noviembre de 2016, un hecho que conmocionó al PP.

A la espera de conocer el contenido exacto de la acusación, lo cierto es que Corbín consolidó su despacho profesional a la sombra de su cuñada. Fue abandonar el poder en mayo de 2015 y caer el picado la facturación del bufete. En 2017, último ejercicio depositado, apenas tuvo una cifra de negocio de 25.000 euros. Ese año, cuando tanto la Agencia Tributaria como la Fiscalía habían comenzado a indagar en su situación económica, Corbín vació de efectivo sus cuentas, donde había llegado a acumular 1,3 millones en líquido, y deshizo inversiones financieras por valor de más de medio millón de euros que también salieron del balance, tal como avanzó El Confidencial.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios