asarta era uno de los preferidos de chacón

El general que Vox presenta por Castellón firmó el manifiesto en defensa de Franco

Asarta fue uno de los preferidos de Carme Chacón y es el segungo general que apoyó el texto fraquista que se incopora a Vox. El valenciano Gil Lázaro exploró también unirse a Ciudadanos

Foto: Alberto Asarta, con la exministra de Defensa, la fallecida Carme Chacón. (EFE)
Alberto Asarta, con la exministra de Defensa, la fallecida Carme Chacón. (EFE)

Alberto Asarta, el general retirado del Ejercito de Tierra que Vox ha anunciado como cabeza de lista por la provincia de Castellón, ha engordado la lista de exmilitares que se han subido al carro de la formación ultraderechista que lidera Santiago Abascal. Todo ellos presumen de currículo y hoja de servicios en la élite de las Fuerzas Armadas españolas. Asarta fue jefe de la misión de la ONU en Líbano en 2009. Antes, como coronel, tuvo a su mando el Regimiento de Infantería Mecanizada Castilla 16, desde donde participó en misión militar en Irak, lo que valió la Cruz al Mérito Militar con Distintivo Rojo.

También formaron parte del Estado Mayor de las FFAA otros carteles de Vox como el general de Brigada de Infantería de Marina, Agustín Rosety Fernández de Castro (Cádiz), igualmente retirado; Fulgencio Coll (Palma), Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME) entre los años 2008 y 2012; y el general Manuel Mestre (Alicante), quien estuvo al frente del Mando de las Fuerzas Conjuntas de la OTAN en Lisboa.

El manifiesto en favor de Francisco Franco alababa la "conducta de un militar ejemplar para todos los soldados"

Pese a su compromiso con el cuerpo militar, dos de ellos, Asarta y Rosety Fernández de Castro, estamparon su firma en el manifiesto de apoyo al dictador Francisco Franco que un grupo de casi dos centenares de altos mandos del Ejército promovió en agosto del año pasado a raíz del debate sobre la exhumación del cadáver y su salida del Valle de los Caídos. En aquel texto, los firmantes criticaban los "ataques a la persona del General Franco desde su muerte, borrando sin prisa pero sin pausa todo vestigio de su quehacer por España en los momentos históricos que le tocó vivir". El manifiesto alababa la "conducta de un militar ejemplar para todos los soldados" y reivindicaba la "verdad histórica" frente a quienes pretenden "vilipendiar" la figura del dictador.

Ignacio Gil Lázaro con la exvicepresidenta, Sorayá Sáenz de Santamaría. (EFE)
Ignacio Gil Lázaro con la exvicepresidenta, Sorayá Sáenz de Santamaría. (EFE)

"Defendemos la imagen militar del General Franco, claramente definida en su hoja de servicios y dada la personalidad en ella reflejada, desaprobamos muchas de las acusaciones que se vierten en estos momentos contra él con el único fin de que las nuevas y futuras generaciones ignoren y si es posible desprecien un periodo importante de nuestra propia Historia tratando de justificar con ello un falso progreso que oculta la realidad del actual desmoronamiento territorial de la Nación y la manifiesta desigualdad entre los españoles", se escribe en el documento suscrito, entre otros, por los dos candidatos de Vox.

Gil Lázaro abandonó el PP tras ser excluido de las listas después de treinta años. Mantuvo encuentros con Ciudadanos antes de sumarse a Vox

El manifiesto desató una tormenta en las altas instancias de Defensa. Los firmantes esgrimieron su condición de mandos retirados para justificar su opinión, favorable a la figura de una persona que ejerció con mano dura como dictador e cercenó las libertades durante 40 años en España, pese a que el régimen castrense impide a los militares expresar públicamente opiniones políticas. En el caso de Asarta, su participación sorprendió sobre todo en las filas del PSOE porque fue uno de los generales en los que se apoyó la fallecida exministra de Defensa Carme Chacón, que incluso lo promovió para liderar la misión de Naciones Unidas en Líbano en 2009.

Gil Lázaro, distanciado de Génova y Bonig

Asarta compartirá cabeza de lista en la Comunidad Valenciana con Manuel Mestre, que liderará la candidatura de Vox por Alicante. En la provincia de Valencia, el partido de Abascal ha recurrido a Ignacio Gil Lázaro, histórico parlamentario del Partido Popular que el año pasado abandonó la formación conservadora porque dijo no sentirse identificado con las siglas de su partido. El abandono coincidió con su salida de las listas a las Cortes Generales tras más de treinta años como diputado o senador y con su distanciamiento tanto de Génova como de la dirección regional de Isabel Bonig en el PP valenciano.

Que la decisión del veterano político tenía más que ver con su ruptura con su partido que con un deseo de alejarse de la vida pública lo demuestra que ahora haya aceptado la propuesta de Vox, pero también las reuniones que mantuvo con dirigentes de Ciudadanos para explorar su incorporación a sus candidaturas, algo que finalmente no ocurrió.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
66 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios