más de 400.000 euros para conquistar el mercado hip-hop

The Urban Roosters, los raperos de Juan Roig

Tras pasar por Lanzadera, la mayor plataforma de hip-hop española negocia cerrar una ronda de financiación de 300.000 euros para desarrollar su versión móvil y dar el salto a Latinoamérica

Foto: Captura del arranque de uno de los vídeos de The Urban Roosters.
Captura del arranque de uno de los vídeos de The Urban Roosters.

"Nosotros somos la ciudad respirando, el parque de tu barrio, un tema ‘old school’ en la radio, la esquina donde alguien firmó algo, el ritmo que se escapa de tus cascos, el vagón de un tren pintado".

La frase encabeza el manifiesto fundacional de The Urban Roosters. Así, a bote pronto, el nombre no le dirá nada. Pero si lo teclea en Google le saldrán más de 380.000 resultados; y si entra en su canal de YouTube, verá que tiene más de 170.000 suscriptores, más que los de algunos de los grandes medios de comunicación españoles, como 'El País', 'La Vanguardia' o El Confidencial. The Urban Roosters es la mayor plataforma de ‘hip-hop freestyle’ del país, una comunidad de 120.000 raperos 'amateurs' y semiprofesionales que el año pasado atrajo la atención de los seleccionadores de Lanzadera, la aceleradora de ‘startups’ de Juan Roig, el dueño de Mercadona.

Nos citamos con los fundadores de The Urban Roosters en la instalaciones de la Marina de Empresas en Valencia. Acaban de terminar el programa de aceleración, han recibido una inyección de casi 120.000 euros en créditos blandos y ultiman cerrar una ronda de financiación con inversores externos por valor de 300.000 más con la que quieren desarrollar la versión móvil de su plataforma y dar el salto definitivo a Latinoamérica, donde ya tienen un porcentaje importante de seguidores.

“Este un mercado de 18 millones de personas solamente en las zonas de habla hispana; un millón en España. La música más escuchada en Spotify es el hip-hop, con más de 100 millones de usuarios activos”, explica Asier Fernández, CEO de esta empresa que busca hacerse un hueco en este nicho del espectáculo. Se sabe los estudios de memoria: “Solo en Estados Unidos hay 25 millones de personas que consumen productos relacionados con el hip-hop cada año, con un poder adquisitivo de más de 500 millones de dólares. El mercado no solo se queda en Estados Unidos o Europa. En Corea están haciendo algo parecido a un 'Operación Triunfo' pero solo con raperas coreanas”.

"Este un mercado de 18 millones de personas solamente en las zonas de habla hispana; un millón en España", explica el CEO Asier Fernández

Natural de La Rioja, Fernández, junto con Arturo Sania y Pedro de Oliveira, fundó en Logroño la sociedad en 2015 con poco mas de 13.000 euros de capital tras haber ofrecido la idea a la compañía publicitaria para la que trabajaban, Publicis, que no vio su potencial. El plan era llevar la propuesta a Red Bull, que lleva años patrocinando lo que se conoce como Peleas de Gallos, duelos verbales improvisados de raperos ‘freestyle’, un fenómeno extendido entre centenares de miles de jóvenes de todo el mundo. La bebida energética tiene su herramienta en internet y patrocina su propio circuito de Batalla de los Gallos.

Los tres fundadores están convencidos de que la disciplina, aparentemente musical, es en realidad un deporte de agilidad mental, que requiere de entrenamiento, experiencia y un campo de juego en el que poder realizarse. Su plataforma busca ser el punto de encuentro de las muchas ‘batallas’ de rap que han ido extendiéndose por el país y también en la América de habla hispana. Para ello han impulsado la Federación Mundial de Freestyle, han contactado con los organizadores de muchas de estas competiciones y han creado un sistema de puntuaciones y clasificaciones que permite a los aficionados participar y escalar puestos a través de la web de The Urban Roosters para participar después en los eventos en vivo y en directo junto a la estrellas del momento: Arkano, Chuty, Skone, Zasko…

Arturo Sania, Asier Fernández y Pablo Huerta, en las instalaciones Lanzadera.
Arturo Sania, Asier Fernández y Pablo Huerta, en las instalaciones Lanzadera.

A estos tipos no los radian en M80 ni en Radio 3, pero sus batallas y sus temas circulan como la pólvora por las redes en el mundillo rapero y están comenzando a configurar un ‘star system’ al que han echado el ojo marcas de ropa. La camiseta Nike que vestía Arkano hace apenas dos semanas en la Jornada 3 del Freestyle Master Series de Málaga no fue casual. No solamente porque iba dirigida al público presente en el evento; en cuanto se publicó el vídeo de la batalla de ripios se coló entre las tendencias mundiales del día en YouTube. Ya casi suma 800.000 visualizaciones.

El negocio no está controlado por grandes multinacionales ni por distribuidoras o productoras musicales. La monetización no llega por la vía de contratos discrográficos, sino por la capacidad de generar audiencias propias en redes sociales. The Urban Roosters busca ejercer de catalizador de esos impactos, concentrarlos y obtener ingresos publicitarios de las marcas que quieran asociarse a un movimiento que no tiene más reglas que las que ellos mismos se ponen y donde el hip-hop y las letras están asociados a las calles, a la cultura urbana y al tratar de ser más ingenioso que el contrincante. “Las competiciones nacieron del panorama ‘underground’. La plataforma sirve de pegamento y hemos facilitado la consolidación de un circutio ‘freestyle", señala Pablo Huerta, el ‘comunity manager’.

La inversión para desarrollar una versión móvil de su plataforma es el siguiente paso para catapultar el proyecto de The Urban Roosters, porque abre el campo a que cualquier chaval pueda grabar una batalla o un entrenamiento con la cámara del ‘smartphone’ para subirlo o compartirlo desde su calle o su parque. Con su herramienta y la cámara del ordenador, Asier, Arturo y Pablo grabaron este rap improvisado para El Confidencial.

The Urban Roosters

Bleessai, Neumo, Eli T o ApoKlypto son otros nombres que, seguramente, también le sonarán extrañísimos. Los cuatro lideran actualmente el ‘ranking’ no profesional de The Urban Roosters. Ascender en esa clasificación no solo permite acceder a las ‘master series’, también que te hagan un vídeo profesional para su difusión en los canales de la plataforma. Desde ahí empezaron Force, un gallego adolescente, o Calero, ya consolidados en este microcosmos. Hay verdaderos hallazgos, como el tango-hop de Trueno desde las profundidades del barrio de La Boca en Buenos Aires (Argentina), o el rap latino-callejero del chileno Stigma. En México, suma seguidores y ejerce de estrella Aczino, que también ha grabado vídeos para la plataforma.

El contacto físico con el rival está prohibido en cualquiera de las disciplinas, aunque en las batallas existe también la versión ‘harcore’, donde no hay límites cuando se trata de ‘humillar’ verbalmente al otro. Pero ya lo rapea Nasher con su ‘flow’ desde las calles de Torrent: “No hago hip-hop perfecto; solo demuestro que creo al 100% en lo que estoy haciendo. Si en algo soy distinto solo es en clavar un rap. No soy palabras zafias que no pueden explicar”.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios