sentencia en el tribunal superior valenciano

Condena de trece años a Correa por el amaño del pabellón valenciano en Fitur

El TSJ impone una pena de nueve años a la exconsellera de Francisco Camps, Milagrosa Martínez, y sentencia también a Álvaro Pérez (El Bigotes) y Pablo Crespo por asociación ilícita o cohecho

Foto: Francisco Correa cuando declaró ante el TSJCV por los contratos de Fitur. (Efe)
Francisco Correa cuando declaró ante el TSJCV por los contratos de Fitur. (Efe)

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha condenado a Francisco Correa, Álvaro Pérez y Pablo Crespo por el amaño de los contratos del pabellón valenciano en Fitur entre 2005 y 2009. La sentencia, que se ha conocido esta mañana, dicta pena de prisión de nueve años también para la exconsellera de Turismo, Milagrosa Martínez, persona de confianza de Francisco Camps. El líder de la trama, Francisco Correa, recibe una pena de trece años de cárcel en total por delitos como cohecho activo, asociación ilícita, tráfico de influencias para propiciar una prevaricación o malversación de caudales públicos. Se trata del primer fallo contra la red Gürtel que implica castigo de prisión. Crespo ha sido condenado a trece años y tres meses y Pérez, a doce años y tres meses a la sombra. Los tres cabecilas tendrá que desembolsar caso cuatro millones de euros de multa cada uno y han sido inhabilitados para el desempeño de cargo público o contratación con la Administración Pública durante al menos ocho años.

Condena de trece años a Correa por el amaño del pabellón valenciano en Fitur

En conjunto han sido condenados once de los y trece acusados. Ha quedado absuelta la también exconsellera, Angélica Such, y el técnico de turismo Juan Bover.

Pincha aquí para ver la condena a Francisco Correa.
Ampliar
Pincha aquí para ver la condena a Francisco Correa.

Según refleja el fallo, el grupo de empresas de Correa era una organización empresarial creada ex profeso para manipular concursos públicos y participar activamente en el cambio de las condiciones exigidas a los adjudicatarios. Las mercantiles de la trama carecían de medios personales y materiales para ejecutar esos trabajos, motivo por el que los subcontrataban con terceros. De esta forma obtenían un enriquecimiento irregular al lucrarse aplicando unos márgenes desproporcionados, duplicando partidas o facturando gastos inexistentes.

La sentencia se extiende sobre 558 páginas y concluye que Correa y sus compinches disfrutaron con sus empresas de información privilegiada: conocían por anticipado las condiciones de los contratos públicos, contratos que, en algunos casos, se modificaban a su conveniencia, señala el fallo del que ha sido ponente el magistrado Juan Climent.

El juicio celebrado en el TSJ valenciano se corresponde con una de las piezas sobre las actividades que desarrolló la trama Gürtel en la Comunidad Valenciana durante el mandato de Francisco Camps al frente de la Generalitat. Durante el juicio, la Fiscalía Anticorrupción consideró probado que la Agencia Valenciana de Turismo adjudicó de forma irregular entre 2005 y 2009 a Orange Market los contratos para la construcción, montaje y desmontaje de su expositor en Fitur, la feria de turismo que se celebra en Madrid.

Las ex consejeras de Turismo, Angélica Such y Milagrosa Martínez. (Efe)
Las ex consejeras de Turismo, Angélica Such y Milagrosa Martínez. (Efe)

La red de Francisco Correa facturó cinco millones de euros con estos contratos. Según la acusación, los obtuvo aprovechando sus relaciones con los responsables del Gobierno autonómico, pese a presentar las ofertas más caras, no tener experiencia y presentar facturas no justificadas o por tareas no realizadas. Los beneficios “ilícitos” derivados de esa facturación doble o por sobrecostes habría ascendido a casi 300.000 euros, una bola extra a los importes recibidos por los propios contratos bajo sospecha de amaño.

La causa sentó en el banquillo a las dos conselleras de Turismo de Francisco Camps, Milagrosa Martínez (que fue presidenta de las Cortes Valencianas) y Angélica Such. El fiscal pedía para ellas once años de cárcel e inhabilitación para el desempeño de cargo público. La primera estaba acusada de prevaricación, malversación, tráfico de influencias y cohecho, por haber recibido como regalo de la trama un reloj de lujo. También fueron procesados Rafael Betoret: ex jefe de gabinete de Turismo, el único que condenado en el conocido como "caso de los trajes”. por sentencia de conformidad; Ana Grau, coordinadora de ferias de la Agencia Valenciana de Turismo; Isaac Vidal, ex jefe del área de Mercados de la Agencia Valenciana de Turismo; Jorge Guarro, jefe del servicio de Promoción de la Agencia Valenciana de Turismo; y Juan Bover, jefe del servicio de infraestructuras turísticas.

Álvaro Pérez, El Bigotes, en una de las sesiones del juicio de Fitur. (Efe)
Álvaro Pérez, El Bigotes, en una de las sesiones del juicio de Fitur. (Efe)

La Fiscalía pedía las mayores penas (trece años) para Correa y sus compinches, Álvaro Pérez (El Bigotes) y Pablo Crespo por un delito continuado de malversación de caudales públicos, cohecho, falsedad documental y asociación ilícita. El tribunal ha compartido plenamente el criterio del Ministerio Público.

La sentencia del TSJ, de la que ha sido ponente el magistrado Juan Climent, llega casi ocho meses después de haberse celebrado el juicio. El tribunal lo conformaron también la presidenta de la máximo institución judicial valenciana, Pilar de la Oliva, y el juez Antonio Ferrer, ponente de la sentencia que envió a prisión al exconseller Rafael Blasco.

La de Fitur es la única pieza de la red Gürtel que se ha juzgado en Valencia, por la condición de aforadas autonómicas que tenían Milagrosa Martínez y Angélica Such. El resto de presuntas acciones criminales de Correa cometidas en tierras valencianas se han instruido en la Audiencia Nacional. Está pendiente de celebrarse juicio en la causa de la financiación ilegal del PP de Francisco Camps durantes las campañas autonómica y municipales de 2007 y las generales de 2008, en la que Mariano Rajoy fue candidato a la Moncloa por segunda vez. Los empresarios que hicieron las donaciones a las empresas de Gürtel para pagar los actos electorales están negociando un pacto de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción para atenuar sus penas y evitar la prisión.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios