asociado con un ex de don simón

De Torre Oria a Vintes: Juan Roig también tiene una bodega de vinos (y le va muy bien)

La alianza con un exdirector de exportación de García Carrión comienza a dar sus frutos. En 2012, se hizo con la explotación de Torre Oria, casi quebrada. Hoy exporta a 30 países

Foto: La bodega Torre Oria, en el Dominio del Derramador en Requena.
La bodega Torre Oria, en el Dominio del Derramador en Requena.

Frío, bastante frío estos días en la aldea del Dominio del Derramador. Sobre el altiplano de Requena, a 70 kilómetros de Valencia, y rodeado de campos de cepas peladas por el invierno, se alza un singular palacete de inspiración modernista construido a finales del siglo XIX que sirve de sede a una bodega centenaria. Fundada en 1897 por la familia Oria de Rueda, la Bodega Torre Oria ha cambiado de manos en varias ocasiones en su larga historia. Su noria, sus viviendas anejas, sus cavas y su torre estilo Gaudí figuran a día de hoy en el inmovilizado de Natra, la cotizada de origen valenciano especializada en la producción de chocolates y derivados del cacao. Pero desde 2012 es el dueño de Mercadona, Juan Roig, quien explota el negocio de la elaboración y comercialización de vinos a través de su firma de inversión Angels Capital.

El caso de Roig no es tan 'vinófilo' como el de otros grandes empresarios a los que les gusta sentarse en los restaurantes con sus propios caldos. Juan José Hidalgo (Globalia) se lanzó a explotar una bodega en Ourense (Pazo de Monterrey); Vicente Boluda presume de 'riojas' con su bodega FOS, y, algo más lejos, el chino Jack Ma (dueño de Alibaba) posee varias fincas de Burdeos. Angels actúa como firma de capital riesgo con el objetivo final de ceder el control total al emprendedor al que respalda.

Eloy Bautista, socio y director general de Torre Oria.
Eloy Bautista, socio y director general de Torre Oria.

En el caso de Torre Oria, es propietaria del 70% de las acciones de Vicayaria SL, una mercantil que creó en 2011 Víctor Llinares, un antiguo ejecutivo de Chocolates Valor, para tratar de resucitar la bodega, cuya explotación Natra no terminaba de enfocar. El emprendedor firmó un contrato de arrendamiento de la maquinaria y las instalaciones y embarcó a los Roig en el negocio dándoles una participación mayoritaria en su sociedad. A partir de 2013, hubo cambio de compañeros de viaje. Llinares salió y tomó sus acciones Eloy Bautista, un exdirector de exportación de García Carrión (Don Simón) con años de experiencia en el sector que había decidido emprender nuevas aventuras empresariales. El plan es que Bautista termine haciéndose con la mayoría de la sociedad y Angels vaya saliendo y cumpliendo así con su vocación de plataforma lanzadera de inversión.

Desde un primer momento la idea era orientar la acción comercial de la bodega hacia el mercado exterior. El año pasado, la empresa concentró el 75% de su negocio en la exportación de caldos a una treintena de países. Bajo las marcas Torre Oria, Marqués de Requena y Aviva (espumosos), la bodega vende varias referencias en tintos de tempranillo, cabernet y shiraz, además de cavas y blancos de variedades macabeo y chardonnay. Una de sus marcas, Torre Oria Niche, logró la Gran Medalla de Oro en el certamen Berliner.

Las bodegas de Torre Oria, en Requena.
Las bodegas de Torre Oria, en Requena.

En total, tanto Torre Oria como otra filial denominada Vintes (que vende vinos de terceros) sumaron una facturación de 12,7 millones de euros. No se trata de una cifra de ventas muy elevada en comparación con otras enseñas del sector, pero el crecimiento del negocio ha sido del 400% desde que Roig y Bautista tomaron las riendas en 2012. El resultado bruto es de 1,56 millones de euros.

Torre Oria comercializa caldos con denominación de origen Requena-Utiel, pero también aprovecha su red comercial para canalizar derivados como mostos o gasificados de otras compañías de la zona. Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Polonia, Rusia, China o Japón son algunos de sus clientes. “En realidad, vendemos en casi todos los países donde hay demanda de vinos españoles”, explica a El Confidencial el director general y accionista, Eloy Bautista.

La vocación exterior es marca de la casa, pero Torre Oria también ha puesto en el mercado la enseña Caperucita Tinta, un vino asequible que está teniendo mucho éxito en las estanterías de los supermercados de Roig. “Vendemos a todo el mundo que quiera comprar el producto. Estamos encantados de tener a Mercadona como gran cliente. Pero somos una empresa cuyo objetivo es vender vinos a todo el que podamos y estamos muy especializados en la exportación”, dice el accionista minoritario.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios